El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Aprende <Atrás
Recurso didáctico

Juegos sonoros en casa

El Museo está cerrado pero el Prado sigue contigo. Queremos que sigáis disfrutando de la colección del Museo del Prado y con ese objetivo os proponemos un recorrido online, en familia

Esta propuesta se presenta como una alternativa al proyecto Juegos Sonoros en el que nos acercamos a la colección desde una perspectiva sonora y contemporánea. Para ello hemos mantenido las obras del recorrido presencial así como la metodología de juego y experimentación. Pero, en esta ocasión, os proponemos actividades diferentes que podréis llevar a cabo en vuestra casa, de manera colaborativa.

Programas públicos
El Prado contigo
Con la colaboración de:
El Corte Inglés

Juegos sonoros en casa

Parada 1: serie de los sentidos

Parada 1: serie de los sentidos
Haz clic en la imagen para ir a la ficha de obra.

Tomamos como punto de partida la serie de Los Sentidos que pintaron en colaboración Rubens y Brueghel, dos de los pintores flamencos más importantes del siglo XVII. ¿Cuáles son los 5 sentidos? Vista, olfato, oído, gusto y tacto. 

¿Puede una pintura hacernos escuchar sonidos, oler las flores o sentir el frío tacto de una armadura? Apreciamos cómo a través de la pintura y su observación, es decir, con el sentido de la vista, viajamos con nuestra imaginación al resto de los sentidos.

Además de todos los recursos que puedes encontrar en la web del Prado, en el siguiente enlace podrás jugar con los sonidos del cuadro dedicado al oído de la serie de Los Sentidos de Rubens y Brueghel.

Ir al juego

Actividad 1: salones con sentido

Actividad 1: salones con sentido
Ejemplo de tabla para jugar.

Estar en casa no solo significa recurrir a las nuevas tecnologías, también es una oportunidad de volver a lo sencillo y agudizar nuestro ingenio. A través de la siguiente actividad, os invitamos a que juguéis con vuestros sentidos partiendo de la observación de los objetos cotidianos que se encuentran en vuestro salón.

  • Os proponemos un juego tipo “Scattergories”, que reforzará nuestro autoconocimiento a través de los sentidos y las sensaciones. Primero se marcan en un folio cinco columnas, y en la primera fila, a modo de título, se dedica cada columna a uno de los sentidos. Sentados en el centro del salón, lo primero que hay que hacer es observar a nuestro alrededor. Tras habernos fijado atentamente en todos los objetos que nos rodean, se van escribiendo uno a uno, debajo de las diferentes columnas asociándolos a un sentido. Si cada miembro de la familia hace su propio cuadro y luego lo ponen en común, se podrá apreciar que un mismo objeto puede variar de columna. Eso nos dirá a qué sentido le damos más importancia cada uno de nosotros

¿A qué sentido pertenece tu salón?

Compártelo

Parada 2: Concierto de aves

Parada 2: Concierto de aves
Haz clic en la imagen para ir a la ficha de obra.

En esta obra de Jan Fyt, pintor flamenco del siglo XVII, todas las aves cantan en un árbol en torno a un arrendajo, que aparece representado a la izquierda y bajo cuyas patas se aprecia una partitura. En los conciertos la música es interpretada por varios músicos que se escuchan y se ponen de acuerdo para crear una pieza conjunta. 

Esto lo sabía muy bien la compositora (acordeonista), intérprete y profesora estadounidense Pauline Oliveros (1932 – 2016), reconocida a nivel mundial como pionera de la música electrónica (realizada con máquinas), que desarrolló y enseñó la práctica conocida como “Escucha Profunda”, en la que proponía: Escucha todo el rato y se consciente cuando no estés escuchando.

¿Os parece que es lo mismo oír que escuchar? Cuando no queremos ver, tapamos nuestros ojos; cuando no queremos oír… ¿Podemos tapar nuestras orejas? Aunque las tapemos seguimos oyendo. Dejamos de escuchar cuando no prestamos atención.

Actividad 2: ¿A qué suena tu casa?

Actividad 2: ¿A qué suena tu casa?
Ilustración sobre la escucha profunda. Olaya Carcela.
  • Proponemos una experiencia sensorial de “escucha profunda” en distintas estancias de la casa. Al igual que se hacía en el Museo, se trata de hacer un ejercicio de concentración, tratando de escuchar el sonido más lejano que podamos y, pasados unos minutos, el más cercano. Terminamos este ejercicio tratando de escuchar todos los sonidos (sin prestar más atención a uno u otro) e imaginarlos como la banda sonora de nuestra casa

  • Una vez que hemos activado el sentido del oído, proponemos a continuación un juego para trabajar con la imaginación y lo emocional. Por turnos, cada miembro de la familia busca un objeto de la casa con el que hacer sonidos. Los demás, con los ojos cerrados, escuchan y tratan de imaginar la forma, el color, el material, etc. de ese objeto. Yendo más allá pueden decir qué sensación o emoción les sugiere ese sonido: áspero, agradable, suave, amable, etc. 

  • Para terminar, podéis organizar un concierto con los objetos que cada uno ha elegido y lo compartís con nosotros en las redes sociales: #PradoContigo #PradoEducación @museodelprado.

Parada 3: Las Hilanderas

Parada 3: Las Hilanderas
Haz clic en la imagen para ir a la ficha de obra.

En este cuadro del siglo XVII, Diego Velázquez representó en primer plano a unas hilanderas que están trabajando en el hilado y devanado de la lana para coser un tapiz (tejido realizado con lana, donde se representan cuadros, para colgar en la pared). Al fondo, delante de ese tapiz, aparece un personaje con casco ¿de quién se trata? A Velázquez le gustaban mucho las historias de la mitología clásica, y en este cuadro escondió una.

Para saber más

Actividad 3: Sonidos disfrazados

Actividad 3: Sonidos disfrazados
Hilando sonidos. Olaya Carcela.

Las hilanderas del cuadro de Velázquez trabajaban con máquinas del siglo XVII, las ruecas, que transformaban la lana en hilos para crear tapices. 

¿En nuestra época podemos transformar los sonidos con máquinas para crear música? 

A través de la tecnología lo podemos conseguir, y como ejemplo, os queremos presentar a otra pionera de la música electrónica, la compositora británica Delia Derbyshire (1937 – 2001). Es famosa por crear el primer tema de televisión compuesto exclusivamente por sonidos electrónicos, para la serie de ciencia ficción Dr Who, donde le pidieron que creara sonidos abstractos como por ejemplo “burbujas de viento” o “sonido de las nubes”. ¡Escuchadlo, os sorprenderá! 

¿Cómo creaba Delia Derbyshire el sonido electrónico? 

En su estudio de producción musical de la BBC en Inglaterra creaba música con un magnetófono, un aparato para grabar y reproducir sonidos por medio de una cinta magnética. En esta cinta, previamente grababa sonidos de la naturaleza, creados a propósito, o instrumentales; que posteriormente combinaba, modificaba, y convertía esos sonidos en desconocidos, jugando de esa manera con miles de variantes musicales y ritmos. 

¿Os gustaría realizar este tipo de experimento? 

Os proponemos ahora una actividad de ritmo y unión de sonidos extraídos del entorno auditivo. Para ello necesitáis una grabadora y una aplicación de edición de audio. En tu propio estudio de grabación, es decir, tu casa, grabarás sonidos del entorno: el grifo, la cafetera, la calle, los aplausos de las 20 h, incluso el silencio, etc. y con la aplicación para edición de audio los mezclarás después, consiguiendo un collage musical original. 

¿Te atreves a crear tu propio universo sonoro y sorprender a tu familia?

Os proponemos además experimentar con las siguientes aplicaciones donde podréis grabar vuestros sonidos para luego transformarlos: LoopimalToc and RollAAS Objeq, Mp3cutter o Audacity.

Parada 4: Pintura mural de la Ermita de la vera Cruz de Maderuelo

Parada 4: Pintura mural de la Ermita de la vera Cruz de Maderuelo
Haz clic en la imagen para ver la ficha de obra.

¿Conocéis este lugar tan especial del Museo Nacional del Prado? Se trata de unas pinturas que estuvieron en una ermita (edificio de la religión cristiana) de época románica, ¡nada menos que del siglo XII! No sabemos su autor, por lo que son anónimas. 

¿Por qué representaron escenas de la religión cristiana en la capilla de la ermita? En el arte románico las pinturas estaban pensadas para enseñar a la gente temas de la religión cristiana mediante las imágenes, y aunque los personajes no están copiados de la realidad, y sean esquemáticos, reconocemos las escenas del Antiguo y Nuevo Testamento. 

En la capilla románica la voz, la palabra y el canto fueron tres elementos importantes para transmitir las ideas religiosas e imprimir magia y emoción al rito que allí se celebraba, la misa. Queremos que experimentéis cada uno de estos elementos y veáis de qué manera se expresan. 

En este sentido, os queremos presentar a Cheikha Rimitti (1923, Tessala, Argelia – 2006 París, Francia), que también utilizó la música electrónica, y que fue pionera en cantar raï argelino moderno (género musical) mezclando instrumentos tradicionales, sintetizadores, batería electrónica y bajo. Con su voz canta a los placeres de la vida, al amor, donde además reivindica la dignidad de las mujeres, la libertad y el optimismo.

Actividad 4: Voces que abrazan

La música ha servido como elemento de unión en todas las épocas, en la capilla de Maderuelo, se cantaban himnos cristianos de alabanza, Cheikha Rimitti transmite su mensaje optimista a través de las letras de sus canciones. Actualmente, cantamos una canción Resistiré (popularizada en los años 80), que se ha convertido en un himno que ha unido a la sociedad con un mismo propósito, la esperanza, el optimismo y la alegría.

  • ¿Tenéis una canción favorita? 

Os proponemos que cada miembro de la familia elija su canción favorita, la que más le haga sentir, emocionarse, etc., y que se disfrute en familia explicando el por qué nos gusta. ¡Compártela como quieras!, explicando verbalmente a los demás el por qué de tu elección, cántala, cámbiale la letra, báilala… Esta canción que elijas se podrá usar como un himno familiar propio (alternando el de cada miembro de la familia).

Os dejamos como ejemplo un proyecto del Museo Nacional del Prado en colaboración con Sheila Blanco, que nos invita a disfrutar de la música compartiendo su voz. ¡Pincha y descubre esta original colaboración!

Parada 5. Las Musas de la Villa Adriana

Parada 5. Las Musas de la Villa Adriana
Haz clic en la imagen para ir a la ficha de obra.

Las Musas, diosas de las artes y la inspiración, según la mitología clásica, están muy presentes en el museo, pero también en nuestro vocabulario. De la palabra musa obtenemos la palabra museo, pero también la palabra música. A través de las Musas, unas de las esculturas más antiguas del museo, apreciamos la importancia de la música ya en tiempos de la antigua Grecia y Roma. También hoy, en nuestra situación actual, hemos podido observar como la música se ha convertido en algo esencial en nuestro día a día.

La mitología nos hace ver el instrumento musical como la mezcla perfecta entre imaginación, emoción y técnica. Cuentan algunas leyendas que el primer instrumento creado salió de la imaginación de Hermes (o Mercurio), quien estando cerca de un río vio bajar por sus aguas un caparazón de tortuga. Lo hizo sonar entre sus manos y sorprendido por su sonoridad decidió sacarle partido añadiéndole unas cuerdas. ¿Pero quién no ha discutido alguna vez con su hermano? Este peculiar instrumento terminaría en manos de su hermano Apolo para calmar las aguas tras un terrible enfado.

Actividad 5. Sonidos translúcidos

Emulando el ingenio, técnica y creatividad que mostró Hermes para crear la lira, proponemos una actividad experimental en la que crearemos un instrumento musical utilizando copas o vasos llenos de agua en diferentes niveles. Seguro que lo habéis visto en alguna ocasión ¿pero lo habéis intentado? 

  • Si en nuestra casa tenemos varias copas, las pondremos en fila y las llenaremos de agua en diferentes cantidades de menor a mayor. Al mojarnos un dedo con agua y pasarlo por el borde de la copa comprobaremos como suena cada una de ellas. Para que no se muevan con la otra mano sujetaremos el pie de la copa. Una vez hayamos probado los diferentes sonidos, es el momento de crear una melodía. Podéis intentar recrear una conocida o si os sentís inspirados por las musas… ¡a inventar!

  • Si en vuestra casa no hubiera copas, otra opción es utilizar vasos, pero en este caso sacar un sonido frotando el borde es más difícil, así que el método cambiaría. Colocamos en fila los vasos seleccionados con sus diferentes alturas de agua, pero esta vez los haremos sonar mediante un suave golpe con una cucharilla. De nuevo toca inspirarse y estamos deseando que compartáis en redes vuestras experiencias bajo el hashtag #PradoContigo.

Arriba