El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás

Bril, Paul

Amberes, Hacia 1554 - Roma, 1626

Pintor, dibujante y grabador flamenco perteneciente a una familia de artistas. Su padre, Matthijs Bril el Viejo, era pintor al igual que su hermano, también llamado Matthijs. De acuerdo con el biógrafo Karel van Mander, se formó en Amberes con Damiaan Wortelmans y después, en algún momento entre 1574 y 1581, se trasladó a Roma, donde colaboraría junto a su hermano en algunos proyectos. En sus primeros trabajos, el estilo de Bril deja ver la influencia del paisajismo flamenco inaugurado por Pieter Brueghel y Joachim Patinir. Se trata de obras que denotan un sentido de la naturaleza exuberante, dramático y abigarrado, construidas mediante horizontes altos y franjas de luz y sombra muy contrastadas para crear sensación de profundidad. Al contacto con la tradición paisajista italiana de Carracci, la pintura de Bril se hará más equilibrada y serena, con transiciones más suaves entre los primeros y los segundos planos, iluminaciones más uniformes y ocasionales referencias a la mitología. Su primera obra documentada en la Ciudad Eterna es una serie de frescos para la Scala Santa, en el Vaticano, entre los que se incluye "Jonás y la ballena" (1588) basado en un dibujo de su hermano. En estas primeras obras, entre las que también se encuentran los paisajes al fresco de los lunetos del Palacio Laterano, se aprecia la influencia de Girolamo Muziano en el interés por conseguir un efecto decorativo. Ejemplo de la evolución sufrida en su estilo debido a la influencia italiana son los frescos de las Cuatro estaciones pintados para el cardenal Scipione Borghese en el Casino de la Aurora (1611, Palazzo Rospigliosi-Pallavicini, Roma). Otros proyectos a destacar son el ciclo de frescos para decorar la iglesia romana de Santa Cecilia in Trastevere (h. 1599), o la gran marina "El martirio de San Clemente" para la Sala Clementina del Palacio Vaticano. Sin embargo, más que por su labor como fresquista, el artista de Amberes se daría a conocer por sus pequeños paisajes sobre tabla o cobre, representando temas diversos: peregrinos, ermitaños orando en enclaves boscosos, marinas tempestuosas, pescadores faenando, mendigos caminando entre ruinas, cuadros que serían codiciados por mecenas como el cardenal Francisco Borromeo en Milán o el duque Fernando Gonzaga en Mantua. Desde la década de 1590, Bril mantuvo un activo taller en Roma por el que pasaron numerosos pintores flamencos en sus viajes a Italia, como es el caso de sus inmediatos seguidores Willen van Nieulandt o Cornelis Vroom. La presencia de Bril en Roma fue también un foco de atracción para otros pintores como Sebastian Vrancx o Peeter Stevens, cuyas primeras pinturas manifiestan su influencia. Finalmente, hay que situar a Paul Bril a la altura de Carracci o Elsheimer, entre los iniciadores del paisaje italiano moderno que tan relevante papel desempeñó en el posterior desarrollo del género en el siglo XVII. Influyó especialmente entre los artistas holandeses que se instalaron en la capital italiana, como Cornelis van Poelenburgh o Bartholomeus Breenbergh. El estilo de Bril impregnaría a artistas muy posteriores, como Claudio de Lorena, quien recibió su influencia a través de Agostino Tassi, que fue a su vez discípulo de Bril en Roma. Su obra fue muy apreciada en los Países Bajos, donde se grabaron sus paisajes italianos que contribuyeron a su difusión e influencia posterior. (González Escribano, R., E.M.N.P., 2006, T. II, págs. 559-561)

Obras (2)

Puerto con castillo
Óleo sobre lámina de cobre, Hacia 1601
Bril, Paul
Paisaje con Psique y Júpiter
Óleo sobre lienzo, Hacia 1610
Bril, Paul; Rubens, Pedro Pablo

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba