El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás

González, Bartolomé

Valladolid, 1564 - Madrid, 1627

Pintor español, discípulo de Patricio Cajés en Valladolid, también lo fue de Juan Pantoja de la Cruz, de quien fue sucesor como retratista regio, junto a Rodrigo de Villandrando, Pedro ­Antonio Vidal, Santiago Morán y Andrés López. Tras el traslado de la corte desde su ciudad natal hasta Madrid, en 1617 se convirtió en pintor del rey, ocupando la plaza de Fabricio Castello. Fechó su testamento el 8 de octubre de 1627, en el que firmó como testigo el arquero-pintor Felipe Diericksen y como albacea Pedro de Salazar. Casado en segundas nupcias con Ana de Nava, tuvo con ella dos hijas a las que nombró sus herederas. Fue enterrado el 1 de noviembre de 1627 en la iglesia de San Ginés de Madrid. Su plaza vacante como pintor del rey fue ocupada por Antonio de Lanchares. Su producción se limitó prácticamente a los numerosos retratos regios realizados con el fin de intercambiarlos con otras cortes europeas. Su estilo se caracteriza por un tipo de pintura más rígida y seca que la de su maestro, cuyos modelos reproduce de ­forma estereotipada. Parte de estos retratos estuvieron destinados a la reposición de los originales perdidos en la galería de retratos del palacio de El Pardo durante el incendio de 1604. El Museo del Prado conserva una amplia representación de la obra de este autor. La mayor parte de las obras son retratos de personas de la familia del rey Felipe III. Entre éstos destaca la galería de retratos de la familia imperial austriaca. A través del memorial presentado a Felipe III, en el que se encontraban las obras realizadas por este artista entre 1608 y 1617, se sabe que la reina Margarita tenía una colección de retratos en miniatura de todos sus hermanos, los archiduques de Austria. A partir de estos «retratitos» fueron encargadas a Bartolomé González unas copias a tamaño natural, probablemente las guardadas por el Prado. De los inventarios de su taller, a su muerte, se deduce su actividad como copista de obras de la colección real, donde pudo copiar obras de Tiziano, de Rafael o de Caravaggio, así como de contemporáneos suyos, como Ribera, Pedro Orrente, Blas de Prado y Bartolomé Carducho. Hay que tener en cuenta que realizó muchas de estas copias sin variar los formatos de las obras originales, lo cual, en ocasiones, ha dado lugar a confusión con la obra original que le sirvió de modelo. De esta misma fuente documental se deduce su dedicación a otros géneros pictóricos, como el paisaje y el bodegón, aunque de esta labor no nos ha llegado testimonio artístico, por lo que se desconocen pormenores de esta faceta del artista. Entre sus obras de carácter religioso destaca San Juan Bautista (Szépmûvészeti Múzeum, Budapest), firmado en 1621, que posee un rotundo aire caravaggiesco (Sánchez del Peral, J. R. en E.M.N.P., Madrid, 2006, tomo IV, pp. 1177-1178).

Obras (9)

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba