El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás

Martí Alsina, Ramón

Barcelona, 10.8.1826 - Barcelona, 22.12.1894

Formado en la Escuela de la Lonja de Barcelona, alternó sus estudios artísticos con los de Filosofía, aunque finalmente abandonaría la enseñanza reglada para perfeccionarse como autodidacta. Viajó a París por primera vez en 1848 y en 1852 y, de nuevo en Barcelona, ocupó el puesto de profesor de Dibujo lineal en la Lonja. Dos años más tarde consiguió la cátedra de Dibujo de figuras de esa escuela. Además de París, donde regresaría en otras ocasiones, Martí Alsina conoció Bélgica y Holanda, donde quedó impresionado por la obra de Rembrandt.
Participó continuamente en certámenes y exposiciones de Barcelona y París. A diferencia de muchos de sus paisanos, frecuentó además las Exposiciones Nacionales de Bellas Artes de Madrid, donde cosechó diferentes éxitos, como la tercera medalla en 1858, o la segunda obtenida por "Paisaje de Cataluña" (P6973), que perteneció al infante don Sebastián Gabriel (1811-1875).
Una azarosa vida personal, llena de vicisitudes y estragos, le llevó a endeudarse hasta declararse en la ruina. Esas difíciles circunstancias provocaron que el artista desplegara una desbordada actividad profesional, pintando sin descanso para poder vivir. Ayudado por numerosos ayudantes y discípulos, Martí Alsina mantuvo abiertos hasta siete talleres distintos en Barcelona, que produjeron obras que muchas veces sólo tenían de su mano algunos retoques finales y su firma.
La caudalosa producción de Martí Alsina abarca casi todos los géneros académicos del siglo XIX, aunque su mayor consideración artística la alcanzó como pintor de paisajes y de vistas urbanas. Interesado muy especialmente por la pintura del natural desde el comienzo de su carrera, fue maestro de toda una destacada generación de paisajistas catalanes, instruidos en la pintura al aire libre. Realizó además numerosas escenas costumbristas, a veces inspiradas en la vida cotidiana, tipos y bodegones, pero prefirió, por delante de estos asuntos menores, la pintura de desnudo, en la que dio rienda suelta a una abierta sensualidad corpórea hasta entonces inusual, como en el "Desnudo femenino" (P6710). También se dedicó con interés a la pintura de historia, ocupándose de asuntos como el "Último día de Numancia" (P5530) o una ambiciosa pintura en la que volcaría su empeño desde 1865 y que finalmente dejó inconclusa a su muerte, "El gran día de Gerona" (Barcelona, MNAC). Practicó el retrato y llegó a obsesionarse con el suyo propio pues se conocen numerosos autorretratos pintados y dibujados del artista. Sin embargo sobre el papel prefirió dar rienda suelta a su atracción por el paisaje, con el que llenó numerosos cuadernos de apuntes (G. Navarro, C. en: El siglo XIX en el Prado, Museo Nacional del Prado, 2007, pp. 479-480).

Obras (5)

El pintor Francesc Torrescassana
Óleo sobre lienzo, Hacia 1858
Martí Alsina, Ramón
Último día de Numancia
Óleo sobre lienzo, 1858
Martí Alsina, Ramón
Paisaje de Cataluña
Óleo sobre lienzo, 1860
Martí Alsina, Ramón
Desnudo femenino
Óleo sobre lienzo, 1865 - 1870
Martí Alsina, Ramón
Paisaje con un rebaño
Óleo sobre lienzo, 1870 - 1878
Martí Alsina, Ramón

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba