El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás

Zurbarán, Francisco de

Fuente de Cantos (Badajoz), 1598 - Madrid, 1664

Se educó artísticamente en Sevilla, con Pedro Díaz de Villanueva (1614), pero sin duda mantuvo con Pacheco y Velázquez relaciones amistosas. Será para la historia el pintor monástico por excelencia, absolutamente identificado con la pasión devota y el prodigio milagroso, siempre visto desde un ángulo sencillo, directo, severo y cotidiano. A partir de 1628 se establece en Sevilla donde pinta numerosísimas obras; entre ellas, las más famosas son sus grandes ciclos religiosos para los conventos. Habitualmente fue ayudado por un gran taller para atender la demanda de toda Andalucía e incluso América. En 1634 hizo un viaje a Madrid, invitado probablemente por Velázquez, para trabajar en las decoraciones del Palacio del Buen Retiro. De vuelta a Sevilla, enriquecido su estilo por todo lo que ha visto en Madrid, es especial las Colecciones Reales, y el trato con otros artistas, inicia las grandes series monásticas para la cartuja de Jerez y para el monasterio de Guadalupe, lo que configura su momento de apogeo. Desde 1645, cuando la fama de Murillo comienza a extenderse y las modas artísticas van variando, el prestigio de Zurbarán decae, recibe cada vez menos encargos y se dedica a pintar más para América, industrializando su producción, a la vez que intenta transformar su ejecutoria. En 1658 vuelve a Madrid y vive en precarias condiciones materiales hasta su muerte.
Zurbarán fue un artista, en cierto modo algo limitado; sus composiciones son algo torpes y a veces sus perspectivas caen en errores estructurales. A menudo recurrió a estampas y motivos ajenos a fin de lograr ciertos agrupamientos o fondos, pero en general yuxtapone las figuras. En cambio es un fiel intérprete del sentimiento monástico y refleja la realidad de la naturaleza con asombrosa verdad y convincente simplicidad, gustando siempre de los efectos luminosos de origen caravaggiesco –intensos pero nunca excesivamente violentos- con objeto de obtener los valores escultóricos de cada forma. Se mantuvo siempre dentro de la corriente tenebrista de comienzos del XVII, ignorando la evolución decorativa barroca según avanzaba el siglo; tan sólo en los últimos años de su vida procuró dulcificar sus fórmulas a fin de ponerse al paso de Murillo, sin llegar a conseguirlo. A lo largo de su obra se ve que acierta decididamente al pintar figuras individuales, sin referencias espaciales, lo que explica también la perfección de sus bodegones, compuestos sin complicación, con un severo rigor geométrico. Es típico de Zurbarán, como resultado de esos principios, la curiosa manera de presentar cada motivo, ya sean figuras u objetos, con un aislamiento peculiar de las escenas, a veces incoherente, aunque ejecutado con la misma minuciosidad, precisión y cariño, tanto las partes fundamentales como los modestos detalles de naturaleza muerta (Luna, J. J.: El bodegón español en el Prado. De Van der Hamen a Goya, Museo Nacional del Prado, 2008, p. 167).

Obras (31)

Fray Diego de Deza y Tavera, arzobispo de Sevilla
Óleo sobre lienzo, Hacia 1631
Zurbarán, Francisco de
La Inmaculada Concepción
Óleo sobre lienzo, 1628 - 1630
Zurbarán, Francisco de
Aparición de san Pedro a san Pedro Nolasco
Óleo sobre lienzo, 1629
Zurbarán, Francisco de
Visión de san Pedro Nolasco
Óleo sobre lienzo, 1629
Zurbarán, Francisco de
Santa Isabel de Portugal
Óleo sobre lienzo, Hacia 1635
Zurbarán, Francisco de
Inmaculada Concepción
Óleo sobre lienzo, Hacia 1635
Zurbarán, Francisco de
Hércules vence al rey Gerión
Óleo sobre lienzo, 1634
Zurbarán, Francisco de
Muerte de Hércules
Óleo sobre lienzo, 1634
Zurbarán, Francisco de
Hércules y el jabalí de Erimanto
Óleo sobre lienzo, 1634
Zurbarán, Francisco de

Multimedia

Tienda Prado

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba