El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás
La Adoración de los Magos
Núñez del Valle, Pedro
Cerrar Continuar a ficha de la obra

Núñez del Valle, Pedro

Madrid?, 1590 - Madrid, 1649

Pedro Núñez del Valle (h.1590/1594-1649)PIntor español. Considerado por Lázaro Díaz del Valle como discípulo de Vicente Carducho, Pérez Sánchez lo engloba entre los caravaggistas españoles. Viajó a Italia, pues consta documentalmente su presencia en Roma entre 1613 y 1614, al ser admitido en al Acad ...

Ver ficha de autor

La Adoración de los Magos

1631. Óleo sobre lienzo, 272,5 x 170,6 cm.

Por sí sola esta pintura justifica sobradamente los elogios que dedicaron al artista escritores como Lázaro Díaz del Valle, que habló de las excelencias de sus pinceles, o Lope de Vega, que le incluyó en su Laurel de Apolo estimando que juntos llegaron a la cumbre hermosa,/ surcando varios mares,/ Vicencio (Carducho), Eugenio (Cajés), Núñez y Lanchares. Asimismo sus colegas Carducho y Cajés afirmaron en 1627 que Núñez era artista de muy buenas esperanzas y Palomino, años más tarde, subrayó su excelente habilidad.

Su estancia en Roma, al menos durante los años 1613 y 1614, le permitió conocer en directo el desarrollo de la polémica entre los partidarios de la pintura tenebrista y aquellos artistas que defendían con su arte el ideal académico boloñés, tomando partido como hicieron otros pintores por una fórmula intermedia de compromiso que resulta patente en esta Adoración de los Reyes. Tuvo que estudiar allí al tiempo que Reni y Domenichino pintaban algunas de sus más famosas composiciones y los experimentos tenebristas de los discípulos de Caravaggio los pudo asimilar suavizando el dramático sentido de la luz que aquellos defendían.

Además de repetir en alguna ocasión, muy literalmente, algún modelo humano -especialmente los infantiles- de Reni o, en sentido más amplio, de tradición boloñesa, se ha señalado que sus figuras corpulentas, anchas de formas y envueltas con telas resueltas con pliegues muy menudos, evocan las pintadas por Artemisia Gentileschi (1593-1653) en cuya obra, al igual que en la de su padre Orazio, se funden el caravaggismo con la tradición boloñesa. Asimismo existen grandes coincidencias con la obra de Bartolomeo Cavarozzi (1590-1625) que, como es sabido, trabajó en España en años próximos a los del regreso de Italia de Núñez, de donde éste volvió con la condición de académico romano de San Lucas, así como con la de Cecco de Caravaggio.

Utilizó una gama de colorido intenso y brillante, pero en esta ocasión prefirió una paleta de matiz sombrío, empleando varios tonos de un mismo color, sobre todo del verde que yuxtapone con otras tonalidades próximas como el azul claro turquesa. Su sentimiento cromático no difiere demasiado del de Maíno, que tuvo también una formación romana próxima a los medios estéticos que frecuentó Núñez después. El apretado y repleto esquema compositivo demuestran su capacidad de invención, aunque el punto de arranque sea todavía para las figuras principales un conocido grabado de A. Schongauer. La riqueza de los atuendos de los Magos y su fantasía están mirando a modelos rubenianos, al igual que los modelos de sus infantiles pajes, careciendo en cambio de la vibrante alegría y fastuosidad pictórica flamenca. La gesticulación de sus figuras, incluida la bellísima del San José, matizadas de decoro y contención, se acompaña con elementos tan exquisitamente romanos como el grupo de ángeles cantores o el espléndido basamento o altorrelieve, repleto de roleos de acanto, sobre el que a manera de trono se sienta la Virgen con el Niño, demostrando su ruinoso estado la superación conceptual de la edad pagana al tiempo que confirma la asimilación del gusto por los modelos clásicos por parte del artista.

Conserva un marco original, de espléndida calidad, con decoración de gallones en su parte exterior, dorado, similar a los que se incluían en los retablos madrileños de la primera mitad del siglo XVII, siendo su molduración idéntica a las peanas de esculturas realizadas por Manuel Pereira (Texto extractado de Urrea, J. en: Un mecenas póstumo. El Legado Villaescusa. Adquisiciones 1992-93, Museo del Prado, 1993, pp. 62-65).

Multimedia

Ficha técnica

Número de catálogo
P07623
Autor
Núñez del Valle, Pedro
Título
La Adoración de los Magos
Fecha
1631
Técnica
Óleo
Soporte
Lienzo
Dimensión
Alto: 272,5 cm.; Ancho: 170,6 cm.
Procedencia
José Bardolet, Barcelona, 1971; Andrés Colomer Munmany, 1971-1992; Adquirido por el Museo del Prado con fondos del Legado Villaescusa, 1992.

Bibliografía +

Mayer, August L.1885-1944, Geschichte Der Spanischen Malerei, Klinkhardt & Bierman, Leipzig, 1922, pp. 914.

Angulo Íñiguez, Diego, El pintor Pedro Núñez. Un contemporaneo castellano de Zurbarán, Archivo español de arte y arqueología, 37, 1964, pp. 179-184.

Papi, Gianni, Pedro Núñez del Valle e Cecco del Caravaggio (e una postilla per Francesco Buoneri), Arte cristiana, 1991, pp. 39-50.

Pérez Sánchez, Alfonso E., De pintura y pintores: la configuración de los modelos visua, Alianza, Madrid, 1993, pp. lám. 156.

Museo Nacional del Prado, Un mecenas póstumo: el legado Villaescusa : adquisiciones 1992-1993, Museo del Prado, Madrid, 1993, pp. 62-65.

Últimas adquisiciones: 1982-1995, Museo del Prado, Madrid, 1995.

Museo Nacional del Prado, Museo del Prado: inventario general de pinturas, III, Museo del Prado, Espasa Calpe, Madrid, 1996.

Portús, Javier, La Coleccion de Pintura Española en el Museo del Prado, Edilupa, Madrid, 2003, pp. 93.

Gayo, Mª Dolores; Jover de Celis, Maite, Evolución de las preparaciones en la pintura sobre lienzo de los siglos XVII y XVIII en España., Boletín del Museo del Prado, XXVIII, 2010, pp. 39-59.

Otros inventarios +

Inv. Nuevas Adquisiciones (iniciado en 1856). Núm. 2278.
Autor: Pedro Núñez del Valle / 2278 / Titulo: La Adoración de los Reyes / Tipo de obra: pintura / Técnica/soporte: óleo sobre lienzo (forrado) / Medidas: 2,725 x 1,706 m. / Nº de catalogo: p-07623 / Observaciones: firmado y fechado: 'Pº Nuñez fat. Año 1631' en el borde inferior derecho. / Adquirido por el Museo (acuerdo del Real Patronato de 20-II-1992) a d. Andrés Colomer Munmany en 23.000.000 pts. / Ingreso en el museo el 22-IV-1992 / Fondos de la herencia Villaescusa.

Exposiciones +

Juan Bautista Maíno (1581-1649)
Madrid
20.10.2009 - 31.01.2010

Objetos presentados +

Copa

Laúd: El ángel de la izquierda tañe un laúd del que se puede identificar el diapasón de color negro y la caja pequeña, de contorno ovalado y fondo abombado. No se distingue el número de cuerdas ni de clavijas. La posición del tañedor es correcta, aunque la mano derecha está quizás demasiado cerca del puente. El laúd evoluciona a partir de su ancestro directo, el “ud”, original de Medio Oriente que aparece en Occidente en los siglos IX y X a través de la cultura andalusí en la Península Ibérica. Floreció en toda Europa desde el medioevo al siglo XVIII (Proyecto Iconografía Musical, U.C.M.).
En el siglo XVII el laúd era uno de los instrumentos más apreciados en Europa para el acompañamiento de voces y de conjuntos instrumentales, formando parte del bajo continuo. Tuvo también un extenso repertorio como instrumento solista.

Música ilegible: Dos ángeles niños cantan en el registro superior del cuadro. Uno de ellos sostiene una partitura en la que ambos están leyendo. El tipo de partitura parece un cuaderno apaisado con varios folios, como era habitual en la época. No se ven detalles de la escritura. Los ángeles músicos, tanto cantores como instrumentistas, son seres espirituales benéficos, intermediarios entre Dios y los hombres, que actúan como mensajeros y mediadores entre la armonía divina y terrenal. Ocupan el tercer puesto y último en la jerarquía evangélica y suelen estar representados en edad infantil o juvenil (Proyecto Iconografía Musical, U.C.M.).
El cántico alude a la predicación del Antiguo y Nuevo Testamento; a las alabanzas y glorificaciones hechas a Dios.

Fecha de actualización: 03-12-2016 | Registro creado el 28-04-2015

Más obras de Núñez del Valle, Pedro

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba