El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás
La Piedad
Weyden, Rogier van der (Taller de)
Cerrar Continuar a ficha de la obra

La Piedad

1440 - 1450. Óleo sobre tabla, 46,8 x 34,5 cm.

La pintura del Prado forma parte de un conjunto de obras (Berlín, Bruselas, Londres) que son derivaciones de la Piedad del Tríptico de Miraflores de Rogier van der Weyden (Berlin, Staatliche Museen, Gemäldegalerie, inv. 534A). En todos estos cuadros las figuras de la Virgen y Cristo son adaptaciones -invertidas- de las de la tabla central del Tríptico de Miraflores. En esta, la Virgen adopta una postura más creíble pero también más compleja. Apoyándose solo en una rodilla, y con las manos enlazadas, sujeta con mucha más firmeza el cuerpo muerto de Cristo. Este tiene los pies juntos, como habrían estado en la cruz, y la cabeza se ve desplazada hacia un lado por la fuerza del abrazo de su madre. El cuerpo está rígido y su eje forma un ángulo de 45 grados con la horizontal, mientras que en las demás versiones el eje del cuerpo no está recto y la geometría de la composición es menos estricta. En la tabla de Miraflores, las manos y los pies están en escorzo, pero en las otras versiones su posición es menos complicada. Parece que Van der Weyden adaptó la Piedad de Miraflores para obtener una composición más sencilla, omitiendo las complejidades iconográficas -con lo que se evitaban escorzos difíciles- y simplificando la vestimenta de la Virgen, haciendo visible el velo. En su conjunto, el resultado de tal adaptación es menos creíble; pero, a diferencia de la composición de Miraflores, se prestaba mejor a ser reproducido por ayudantes peor dotados para el dibujo o con menos experiencia.

San Juan, que no se copió en la Piedad londinense, figura en las versiones del Prado, Bruselas y Mangoni. No está tomado del Tríptico de Miraflores, pero se corresponde, invertido, con el san Juan de la Virgen con el Niño y seis santos que pintó Van der Weyden, cuadro que hoy solo conocemos por fragmentos y copias. Ha sobrevivido algo de ese san Juan -incluidos, incompletos, los dos pies- en la parte izquierda de la Magdalena leyendo, que es uno de esos fragmentos. La figura entera la conocemos por copias dibujadas en San Petersburgo y Estocolmo en las que Juan sujeta el libro en el que escribe el Niño, y en ambos casos se le ven los pies. Esta figura se invirtió y modificó ligeramente para que sirviera de apoyo al grupo de la Virgen y Cristo muerto. Es probable que la figura original estuviera destinada a la Virgen con el Niño y seis santos y luego se adaptara a las otras composiciones de la Piedad. En las versiones del Prado y Mangoni, el santo está cortado por la izquierda, lo que impide que se vea el pie de ese lado. En la versión de Bruselas está más o menos completo, pero al pintarse se movió la cabeza y se modificaron las manos y los paños. Solo en esta última el velo de la Virgen está oculto bajo el manto, como sucede en el Tríptico de Miraflores.

El Tríptico de Miraflores se pintó antes de 1445; la Virgen con el Niño y seis santos se pintó probablemente hacia 1438. En las versiones del Prado y Bruselas, el grupo de la Virgen, Cristo y san Juan procede de esas dos fuentes, por lo que es plausible que ambas se realizaran en la década de 1440. El donante final de la Piedad del Prado está vestido como hemos dicho a la moda que imperaba hacia 1440, lo que puede ser un problema para aceptar esta datación, aunque es posible que fuera una persona de gustos conservadores o que la túnica fuera distintiva de la pertenencia a algún tipo de corporación. En efecto, la ropa corporativa y los uniformes tienden a ir por detrás de las modas. Tal vez el donante original era un clérigo con tonsura que vestía un hábito suelto, sin cinturón; pero no podemos sugerir una fecha sobre la base de su atuendo. No hay motivos para pensar que pasó mucho tiempo hasta que fue sustituido por el donante que vemos hoy. Lo más probable es que el cambio se produjera antes de que la tabla se ampliara a finales del siglo XV o principios del XVI. La corona de espinas pudo añadirse en ese mismo momento: la técnica es en ella menos refinada que en las figuras, y guarda semejanza con la de las nubes que se pintaron en el añadido. La versión de Berlín puede fecharse, sobre la base del análisis dendrocronológico, en torno a 1510 o después. Al comparar la Piedad del Prado con la tabla central del Tríptico de Miraflores se comprueba la destreza con la que Van der Weyden simplificaba una composición -tanto en iconografía como en dibujo- para facilitar su reproducción en formatos pequeños. Las imágenes podían adaptarse en cada caso según el deseo del cliente. Es frecuente que las figuras añadidas parezcan integradas con cierta torpeza, y ligeramente fuera de escala, como el donante en el cuadro del Prado o el dominico en la copia de Londres. Todas las versiones que se conservan parecen realizadas por ayudantes distintos que trabajaban por separado y que tenían gustos muy diferentes en materia de color. En todas ellas, no obstante, el estilo es claramente el de Van der Weyden. Como ha tenido que perderse una gran cantidad de cuadros como este, es imposible estimar cuántos de ellos habrían salido del taller del maestro, tanto antes como después de su muerte.

La Piedad del Prado es un ejemplo excelente de obra de gran calidad realizada sin duda por miembros del taller de Van der Weyden. Como conservaban la inconfundible personalidad artística del maestro, las piezas de ese tipo debieron de contribuir no poco a difundir su fama y a establecer su papel como el mejor y más importante pintor de temas religiosos de su tiempo (Texto extractado de Campbell, L.; Pérez Preciado, J. J. en: Rogier van der Weyden, Museo Nacional del Prado, 2015, pp. 115-119).

Multimedia

Ficha técnica

Número de catálogo
P02540
Autor
Weyden, Rogier van der (Taller de)
Título
La Piedad
Fecha
1440 - 1450
Técnica
Óleo
Soporte
Tabla
Dimensión
Alto: 46,8 cm.; Ancho: 34,5 cm.
Procedencia
Adquisición a la testamentaría de Fermín Lasala y Collado, duque viudo de Mandas y Villanueva, 1925.

Bibliografía +

Friedländer, Max J., Die altniederlandische malerei, Paul Cassirer, Berlín, 1924, pp. 64/ láms.40-41.

Adquisiciones, donativos y obras temporalmente expuestas en museos del Estado y galerías particulares durante el año 1925, Arte español, 8, 1926, pp. 34.

Alvarez Cabanas, A., Roger Van Der Weyden en el Museo del Prado, Imp.Helenica, Madrid, 1927, pp. 91.

Carpenter, William Hookham, Mémoires et documents inédits sur Antoine Van Dyck, P. P. Ru, I, imprimerie de J.-E. Buschmann, éditeurchez K. Fuhr, Paris. Bruselas, 1930, pp. 147.

Noul, M., Sotomayor, F., Muguruza, P., Les chefs-d'oeuvre du Musée du Prado, Musée d'Art et d'Histoire, Ginebra, 1939, pp. 30.

Faure, Élie, Historia del arte, Editorial Poseidon, Buenos Aires, 1944, pp. 231.

Michel, Edouard, Roger van der Weyden, Plon, Paris, 1945, pp. 8.

Stoute, Ph, Bourgondische Pracht, Riksmuseum, Amsterdam, 1951.

Museo Nacional del Prado, Museo del Prado: catálogo de las pinturas, Museo del Prado, Madrid, 1972.

Davies, Martin, Rogier Van Der Weyden: an essay, with critical catalogue of paintings assigned to him and to Robert Campin, Phaidon, Londres, 1972, pp. 221.

Roberts-Jones, Ph., La Piétà de Van der Weyden, Musées Royaux des Beaux-Arts de Belgique. koninklijke Musea voor schone kunsten van Belgie, 1975, pp. 338-350.

Dhanens, Elisabeth, Hubert et Jean Van Eyck, Fonds Mercator, Amberes, 1980, pp. 244,266,335.

Cabrera, José Mª, La Piedad de Roger Van der Weyden. Análisis de laboratorio, Boletín del Museo del Prado, I, 1980, pp. 39-49.

Bermejo, Elisa, La pintura de los primitivos flamencos en España, I, C.S.I.C., Instituto Diego Velázquez, Madrid, 1980, pp. 111-112.

Museo Nacional del Prado, Museo del Prado: catálogo de las pinturas, Museo del Prado, Madrid, 1985, pp. 774.

Delenda, Odile, Rogier van der Weyden. Roger de la Pasture, Editions du cerf tricorne, Paris, 1987, pp. 49.

Museo Nacional del Prado, La pintura flamenca en el Prado, IbercajaFonds Mercator, Amberes, 1989, pp. 36.

Bermejo, Elisa, Influencia de Van Eyck en la pintura española, Archivo español de arte, 64, 1990, pp. 567/ lám.18.

Dijkstra, Jeltje, Origineel en kopie. Een onderzoek naar de navolging van de Meester van Flémalle en Rogier van der Weyden, Universiteit van Amsterdam, 1990, pp. 134-137,139-140, 143-145, 153-155,.

Alberti, R., Mirar Un Cuadro en el Museo del Prado., R.T.V.E. y Lunwerg Editores, Madrid, 1991, pp. 15,16.

Klein, Dan, The History of Glass, Orbis, Waanders Uitgevers, 1992, pp. 269-270.

Buendía, José Rogelio1928-, El Prado. Colecciones de Pintura, Lunwerg Editores, Barcelona, 1994, pp. 364.

Museo Nacional del Prado, Museo del Prado: inventario general de pinturas, Museo del Prado, Espasa Calpe, Madrid, 1996, pp. n.1495.

Verougstraete, H. Schoute, van R., Les petites Pietàs du groupe van der Weyden: mécanismes d' une production en série., Techne, 5, 1997, pp. 21-27 [22-24].

Campbell, Lorne, The Fifteenth Century Netherlandish Schols. National Gallery of Art, National Gallery Publications.Yale, 1998, pp. 392-406.

Dhanens, E. Dijkstra, J., Rogier de Le Pasture van der Weyden. Introduction a l' oeuvre. Relecture des sources, La Renaissance du livre, Tournai (Belgique), 1999, pp. 23 lám.8.

Vos, Dirk de, Rogier Van Der Weyden: the complete works, Harry N.Abrams, New York, 1999, pp. 370.

Museo Nacional del Prado, Pintura flamenca de los siglos XV y XVI: guía, Museo del PradoAldeasa, Madrid, 2001, pp. 84.

Campbell, Lorne, Rogier van der Weyden 1400-1464 : master of passions, Waanders Uitgeverij: Davidsfonds, 2009, pp. 504-507.

Larionov, Alexey, From Gothic to Mannerism. Early Netherlandisch drawing from the 15th and 16th centuries in the State Hermitage, The State Hermitage publishers, 2010, pp. 86-89.

El Prado en el Hermitage, Museo Estatal del Hermitage: Mus, 2011, pp. 66-67.

Kemperdick, Stephan, 'Rogier van der Weyden's workshop around 1440' En:, 'Rogier van der Weyden in context. Papers presented at the 7th.Symposium for the study of Underdrawing and technology in painting Leuven 2009, Paris, Lovaina Walpole Ma., 2012, pp. 57-77.

Maurer, G., Goya: lo bello y lo recóndito. En: La belleza encerrada: de Fra Angelico a Fortuny, Museo Nacional del Prado, Madrid, 2013, pp. 76.

Mena Marqués, M.; Albarrán, V., La belleza encerrada: de Fra Angelico a Fortuny, folleto, Museo Nacional del Prado, Madrid, 2013, pp. 11 n.27.

Bücken, Véronique, 'Rogier van der Weyden. Pietá (MRBAB)' En:, L'héritage de Rogier van der Weyden La peinture à Bruxelles 1450-1520, Lannoo. Musées Royaux des Beaux Arts de Belgique, 2013, pp. 104-105.

Grappasonni, Marie, Les modèles de Joseph van der Veken dans le triptyque de la Déposition Gulbenkian, Annales d'histoire de l'art et d'archéologie, XXXVI, 2014, pp. 111-126 [115 f.6].

Campbell, L. Pérez, J.J., 'Taller de Rogier van der Weyden. La Piedad' En:, Rogier van der Weyden y los reinos de la Península Ibérica, Museo Nacional del Prado, Madrid, 2015, pp. 115-119 n.8.

Otros inventarios +

Inv. Nuevas Adquisiciones (iniciado en 1856). Núm. 1495.
Autor: Roger van der Weyden. / 1495. Asunto: Cristo muerto al pie de la cruz, llorado por la Virgen y san Juan, y en primer término orando de rodillas el donante. / Alto 0,47; ancho 0,34 = tabla. / Comprado con fondos del patronato a la testamentaria del Excmo. Sr. duque de Mandas, en 28 abril de 1925, aprobada la adquisi.on por R.O. de 27 de mayo del mismo'

Exposiciones +

Rogier van der Weyden (h. 1399-1464)
Madrid
24.03.2015 - 28.06.2015

La belleza encerrada. De Fra Angelico a Fortuny
Madrid
21.05.2013 - 10.11.2013

El Prado en el Hermitage
San Petersburgo
25.02.2011 - 29.05.2011

Patinir
Madrid
03.07.2007 - 07.10.2007

Ubicación +

Sala 058A (Expuesto)

Expuesto

Objetos presentados +

Cruz

Fecha de actualización: 03-12-2016 | Registro creado el 28-04-2015

Más obras de Weyden, Rogier van der

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba