El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás
Tablero de Felipe II
Taller romano
Cerrar Continuar a ficha de la obra

Taller romano

Tablero de Felipe II

Antes de 1587. Ágata, Jaspe, Lapislázuli, Mármol africano, Mármol blanco, 7 x 260 cm.

En la parte central, tres óvalos de ágata con marcos enriquecidos de rectángulos, cuadrados, polígonos y círculos de varias piedras duras; todo sobre un fondo compuesto de riquísimos motivos abstractos, geométricos y florales, sobre campo negro. En los cuatro ángulos se disponen corolas de lapislázuli. El borde perimetral, siempre sobre fondo negro y dividido al igual que el resto del tablero por fajas blancas, está compuesto de una serie de figuras geométricas de varios tipos de piedras duras con collares que hacen de marcos. La moldura de bronce dorado con las iniciales Y C se añadió con posterioridad.

El tablero fue enviado por el cardenal Alessandrini (Michele Bonelli, 1541-1598), sobrino de Pío V, desde Roma a España en 1587, como regalo para Felipe II. El tamaño de esta pieza supera el de cualquiera de las mesas realizadas exclusivamente con piedras duras que se conocen. La excepcional importancia de la misma reside en su composición, en la que solamente se incluyen piedras silíceas, con las que resulta más difícil trabajar (González-Palacios, A.: Las colecciones reales españolas de mosaicos y piedras duras, 2001, pp. 59-64).

Existe una descripción latina de las virtudes de las piedras que componían la mesa, escrito por el anticuario y marchante Vincenzio Stampa, Alexandrinae mensae descriptio (British Library, Furlotti: 2010, nota 33). Pérez de Tudela ha publicado ampliamente la documentación sobre el traslado del tablero, que permaneció abandonado en Alicante algunos meses hasta que fue llevado a Madrid. El cardenal, sobrino de Pío V, temía que las piezas unidas con betún se hubiesen desprendido y contemplaba la posibilidad de enviar desde Roma a un maestro especializado para repararla. Aunque el embajador español en Génova, Pedro de Mendoza, pensaba que iría destinada al Escorial, y el conde de Olivares, embajador de Roma, interpretaba la salida casi furtiva de este tablero como ornato del palacio de Aranjuez, Felipe II la destinó al Alcázar, espacio donde tenían cabida obras más lujosas. En la carta del conde de Olivares de 1584 se precisa que la mesa la compró el cardenal Alessandrino de la almoneda del cardenal Delfino, fallecido a finales de 1584, y que además de costar solo cinco mil escudos, su ejecución llevó más de 20 años, adjuntando una memoria para que el traslado se realizase con gran cuidado, siendo como es de mucho valor (Pérez de Tudela: 2009, p. 48 y nota 9). La licencia para el traslado fue ya publicada a finales del siglo XIX: Una tavola lunga palmi tredici e larga palmi sei e mezzo in circa, con fondo e profilo di marmo statuario, cornice e compartimento di marmo africano e mischio adornato di gioie, lapislazuli, agate, corgniole, diaspri el altre pietre preziose quali manda cardenal Alessandrino da Roma in Spagna (1587) (Bosh: 2012, p. 16). En 1587 estaba ya en el Alcázar, en la galería nueva. En 1590 se pagó a Pedro de Valencia un pie de nogal labrado de talla por 1300 reales para la mesa de talla de jaspe rica (A.G.P., Administraciones patrimoniales, El Pardo 9382, exp. 2 y 9383, exp. 2).

Al conocimiento sobre los artífices en la aún no esclarecida cuestión entre Roma y Florencia, estudiada desde hace tiempo por González Palacios, Giusti o Jestaz, hay que añadir la aportación de este último sobre el tablero de mármol hallado en la Casa de Pilatos en Sevilla, junto con la documentación sobre la presencia del artífice marmolista Minardi en Sevilla (Jestaz: 2012, pp. 1-22). A los nombres de il Franciosino, Ludovico y Francesco di Bastiano de’ Rossi, Francesco di Beronio o Ludovico delle Tavole -artífices florentinos que trabajan en Roma a partir de 1567, denominados entonces como commettitori, que fueron reunidos por González Palacios en 2001- podría añadirse el de los también florentinos, el escarpelito Bartolomé de Carli y su hermano Doménico, según los contratos localizados en notarías romanas por el profesor Bosch (2012, pp. 11-12) en relación con los encargos de lápidas que Juan Fernández Pacheco, marqués de Villena y embajador de Roma quería enviar a España y que resultan esenciales para el conocimiento del sistema de elaboración de los tableros de marmi coméis, además de ilustrar el modo de contratación de estas labores en Roma (Texto extractado de Aguiló Alonso, M. P.: "Tablero de mármoles y piedras duras italianos en España. Nuevas aportaciones", Ars & Renovatio, número 4, 2016, pp. 22-27).

Se apoya sobre cuatro de los doce leones que el pintor Velázquez, en su segundo viaje a Roma (1649-1651), encargó a Matteo Bonuccelli y que se colocaron por parejas sosteniendo seis bufetes de pórfido en el Salón de Espejos del Alcázar.

Multimedia

Ficha técnica

Obras relacionadas

León
Bronce dorado, 1651
León
Bronce dorado, 1651
León
Bronce dorado, 1651
León
Bronce dorado, 1651
Número de catálogo
O00452
Autor
Taller romano
Título
Tablero de Felipe II
Fecha
Antes de 1587
Técnica
Taracea
Materia
Ágata; Jaspe; Lapislázuli; Mármol africano; Mármol blanco
Dimensión
Alto: 7 cm.; Ancho: 260 cm.; Fondo: 136 cm.; Peso: 800 Kg.
Procedencia
Colección Real (Real Alcázar, Madrid, 1636; Real Alcázar, en las bóvedas de la Priora, 1686; Real Alcázar, Alajas del Quarto de Su Magestad, en la quinta pieza de las Bóvedas, 1702).

Bibliografía +

González-Palacios, Alvar, Il Gusto Dei Principi. Arte Di Corte del XVII e del XVIII Seculo, Longanesi & C, Milano, 1993, pp. 704.

"Mesas de piedras duras en el Museo del Prado", Galeria Antiquaria, 1996, pp. 28-34.

González-Palacios, Alvar, Las colecciones reales españolas de mosaicos y piedras duras, Museo Nacional del Prado, Madrid, 2001, pp. 59-64, nº 2.

Aguiló Alonso, María Paz, "Mosaicos y Piedras duras del Prado", Galeria Antiquaria, 2001, pp. 62.

Gisbert, María Isabel, Vocabulario de mármoles arqueológicos en las mesas de piedras duras del Museo del Prado, Boletín del Museo del Prado, XX, 2002, pp. 118.

García Guinea, J. Correcher, V. Sánchez Muñoz, L. Cárdenes vanden Eynde, V, Mosaicos de piedras de tipo séctile: historia, técnicas, diseños, análisis y valoración, Seminario de la Revista Española de Mineralogía, 2, 2005, pp. 217-246.

Museo Nacional del Prado, El Museo del Prado: la colección de escultura, artes decorativas y dibujos, Museo Nacional del Prado, 2009.

Pérez de Tudela, Almudena, "Los muebles de la colección de Felipe II y de su hija la infanta Isabel Clara Eugenia" en El culto al objeto: de la vida cotidiana a la colección, Disseny Hub Barcelona-Museu de les Artes Decorativas, Barcelona, 2010, pp. 47-61.

Bosch Ballbona, Joan, La circulación europea del arte y los artistas desde algunas tipologías documentales, El moble del segle XVI: moble per a l'Edat moderna, Barcelona, 2012, pp. 9-18 [11-12, 16].

Aguiló Alonso, María Paz, Tablero de mármoles y piedras duras italianos en España. Nuevas aportaciones, Ars & renovatio: Revista del centro de estudios de arte del renacimiento, 4, Zaragoza, 2016, pp. 22-52 [22-27].

Otros inventarios +

Inv. Real Museo, Escultura, 1857. Núm. 517.
"517. Una mesa de mosaico con varios/ arabescos, flores, piedras preciosas/ y duras. En el centro una ágata gran/de obalada…, con su moldura/ de bronce dorada a molido; sostenida/ por cuatro leones de bronce dorados q.e/ tienen cada uno apoyada una garra sobre/ una bola de jaspe morado./ Con la moldura, largo 9 pies, 5 pulg; ancho 5 pies/." Anotación margen derecho: "Faltan 39 piedras de distintas clases".

La obra no tiene exposiciones relacionadas

Ubicación +

Sala 029 (Expuesto)

Expuesto
Fecha de actualización: 19-09-2016 | Registro creado el 02-12-2015

Más obras de Taller romano

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba