El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás
Tríptico de la Piedad, san Juan y santa María Magdalena
Morales, Luis de (y taller)
Cerrar Continuar a ficha de la obra

Morales, Luis de (y taller)

Tríptico de la Piedad, san Juan y santa María Magdalena

Hacia 1570. Óleo sobre tabla, 84 x 131 cm.

Versiones de gran formato de la Virgen sosteniendo a Cristo muerto, como las de la catedral de Badajoz y de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, dieron paso en la obra de Morales a otras de ese mismo asunto, en composiciones de menor tamaño y con figuras de medio cuerpo ante un fondo impactante rigurosamente negro, sobre el que contrastan por su fuerte iluminación las dos figuras y el madero de la cruz. Los arrepentimientos revelados por los estudios técnicos de las numerosas versiones en ese formato nuevo, con cambios en las figuras, en sus detalles anatómicos y en los paños del manto o de la toca de la Virgen, indican el interés obsesivo de Morales por esta composición, en la que recurre además a sutiles variaciones en la fisonomía de la madre y del hijo, o en la expresión del dolor y de la muerte.

El tema de Cristo muerto en brazos de la Virgen, iconografía conocida como la Piedad o la Quinta Angustia, había tenido un largo recorrido anterior cuando, entrado ya el siglo XVI, lo retomó Morales por influjo de obras de los primitivos flamencos del siglo XV, como Rogier van der Weyde n (h. 1399-1464) y Hans Memling (h. 1440-1494), o de los italianos de ese mismo período, sobre todo de los maestros de Venecia. Al realismo del gótico flamenco, con su especial expresividad para el dolor y la sangre derramada de las heridas de la flagelación o de la corona de espinas, se unía ahora en las obras del artista extremeño un sentido del orden y de la dignidad en que resuenan los planteamientos de los artistas italianos. Se evidencia no tanto el clasicismo renacentista de Miguel Ángel (1475-1564) en su Piedad del Vaticano, que Morales seguramente no conoció, sino la expresividad más cercana y moderna de las figuras de Cristo de Sebastiano del Piombo (h. 1485-1547), cuyas obras se conocían en España, y alguna figuraba ya a mediados del siglo XVI en la Colección Real.

La interpretación de Morales del Cristo muerto sostenido por su madre, que se establece en su pintura como contrapunto a la Virgen con el Niño en brazos, destaca sobre todo por la delicadeza de los modelos, de apariencia incorpórea y casi quebradiza, a cuya expresividad latente y silenciosa favorece la gama restringida del color, que va desde la palidez transparente de la carne hasta el azul y el blanco luminoso del manto y de la toca de la Virgen. El artista utilizó además una técnica de rigurosa y geométrica precisión en las telas o en la madera de la cruz, que destaca al mismo tiempo contra la suavidad del sfumato de los rostros y las manos de las figuras. Morales consiguió así la que podría ser una de las imágenes más perfectas de la Piedad en esa Europa del siglo XVI, dividida ya en el norte protestante y el sur católico. Planteó un perfecto equilibrio entre el dolor extremo y la serenidad, entre el realismo de la materia y lo puramente espiritual, a través de tipos humanos de belleza meditada y exquisita, que se reconocen como exclusivamente suyos por un estilo personal que no creó escuela, pero sí un modo de pintar solo suyo.

El tríptico del Prado presenta una variación decisiva en la escena central descubierta por los documentos técnicos obtenidos recientemente, como la reflectografía de rayos infrarrojos, que revelan la decisiva alteración de la escena central bajo la imagen visible. En la actualidad, la Virgen está situada a la izquierda y Cristo a la derecha, con su cabeza sostenida por la mano izquierda de su madre, mientras en la composición subyacente, el cuerpo de la Virgen, asimismo frontal, inclinaba su cabeza hacia la izquierda, sosteniendo con la mano derecha la de su hijo, situado en ese primer planteamiento en la parte izquierda de la tabla. Esa idea inicial del tríptico se conoce por numerosas versiones de taller, aunque una tabla del maestro, de menor tamaño que la central del tríptico y de gran calidad e intensidad expresiva, presenta las figuras de ese modo, aunque estrechamente unidas y sin dejar el espacio entre sus cabezas que aparecía en esa versión subyacente del Prado. En esta delicada obra, que se ha fechado acertadamente entre 1562 y 1565, la Virgen, muy joven y cercana al modelo de La Piedad de Polán, apoya su mano izquierda sobre la parte superior del pecho de su hijo, como en uno de los tanteos subyacentes del tríptico del Prado, aunque evidencia una fecha más temprana por el gusto en la representación de la materia y el esmero en los detalles de las figuras, con una técnica rica en el uso de los pigmentos, que produce los matices del bello colorido y los contrastes luminosos (Texto extractado de Mena Marqués, M. en: El Divino Morales, Museo Nacional del Prado, 2015, pp. 160-168).

Multimedia

Ficha técnica

Número de catálogo
P07714
Autor
Morales, Luis de (y taller)
Título
Tríptico de la Piedad, san Juan y santa María Magdalena
Fecha
Hacia 1570
Técnica
Óleo
Soporte
Tabla
Dimensión
Alto: 84 cm.; Ancho: 131 cm.
Procedencia
Jaime Lameyer, Madrid, 1917; Gomensoro e Hijos, Montevideo (Uruguay), 1996; adquirido por el Estado con destino al Museo del Prado, 1996.

Bibliografía +

Lázaro Galdiano, José, Exposición de obras del Divino Morales, Casa Lacoste, Madrid, 1917, pp. 9, n. 1.

Trapier, Elizabeth du Gué, Luis de Morales and leonardesque influences in Spain, The Trustees, Nueva York, 1953.

Gaya Nuño, Juan Antonio, Luis de Morales, C.S.I.C. Instituto Diego Velázquez, Madrid, 1961.

Backsbacka, Ingjald, Luis de Morales, Helsingfors, Helsinki, 1962, pp. 187, n. A 12.

Martínez-Burgos García, Las tierras y los hombres del rey: Felipe II, un monarca y su época, Sociedad Estatal Commemoracion de Los Centenarios de Felipe II y Carlos V, Valladolid, 1998, pp. 460-61, n. 278.

Solis Rodriguez, Carmelo, Luis de Morales, Fundacion Caja de Badajoz, Badajoz, 1999, pp. 200-1, n. 22.

Portmann, Maria, L' image du corps dans l' art espagnol aux XVIe et XVIIe siècles, 2014, pp. 57,61 f.24.

Mena, Manuela, 'Luis de Morales. Tríptico de la Piedad, San Juan y Santa Maria Magdalena' En:, El Divino Morales, Museo Nacional del Prado, Madrid, 2015, pp. 160-168 n.43.

Otros inventarios +

Inv. Nuevas Adquisiciones (desde 1856). Núm. 2392.

Exposiciones +

El Divino Morales
Barcelona
16.06.2016 - 25.09.2016

El Divino Morales
Bilbao
09.02.2016 - 16.05.2016

Las tierras y los hombres del rey
Valladolid
22.10.1998 - 10.01.1999

Ubicación +

Bilbao - Museo de Bellas Artes de Bilbao (Exposición Temporal)

Fecha de actualización: 15-04-2016 | Registro creado el 28-04-2015

Más obras de Morales, Luis de

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba