El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Actualidad <Atrás

Pintura de los reinos. Identidades compartidas en el mundo hispánico

Museo Nacional del Prado y Palacio Real 26.10.2010 - 30.01.2011

La exposición incluye obras realizadas en España con destino al mercado americano, pinturas de artistas europeos que trabajaron en Nueva España o Perú, cuadros de pintores nacidos en Iberoamérica y piezas realizadas en Europa y para un público europeo pero que sirven para definir el marco de referencia en el que hay que incluir la actividad de los artistas que trabajaron para los virreinatos.

El discurso expositivo, que permite un mejor conocimiento de la pintura novohispana y del virreinato del Perú, se organiza mediante secciones en las que se analiza el marco profesional, el desarrollo estilístico y los intereses iconográficos, para, entre todos, ofrecer una visión completa del origen, los estímulos a los que respondió y las cotas de calidad y originalidad que alcanzó este capítulo de la historia de la pintura occidental.

La exposición persigue facilitar el contacto al público europeo con una parcela del desarrollo de la pintura de los siglos XVI y XVII hasta ahora generalmente excluida de las historias de la pintura, y que demuestra hasta qué punto la Monarquía Hispánica fue un factor catalizador de estímulos artísticos e intelectuales. Además, facilita el acercamiento a la pintura americana de ámbito hispánico, abriendo nuevos caminos a la investigación y ayudando a comprender el papel de España como una entidad capaz de crear procesos culturales en el ámbito de sus dominios.

Los contenidos mostrados a continuación (Secciones, Relación de obras, Actividades...) corresponden a la exposición en su sede del Museo del Prado. La información de la exposición en su sede principal se puede consultar en la página del Palacio Real.

Comisario:
Jonathan Brown

Acceso

Sala de las Musas.. Edificio Jerónimos

Horario

De martes a domingo de 9 a 20h

Patrocinada por:
Citibank
Banamex. Fomento cultural
Ministerio de Cultura, Gobierno de España
Consejo Nacional para la Cultura y las Artes
Organizada por:
Museo Nacional del Prado
Patrimonio Nacional
Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales
Fomento Cultural Banamex
Con la colaboración de:
Fundación Roberto Hernández Ramírez
Secretaría de Relaciones Externas de México – Embajada de México en España
Aeroméxico
Fundación Alfredo Harp Helú

Multimedia

Exposición

La exposición

La exposición
Santa Teresa recibe el collar y el velo
Cristóbal de Villalpando
Óleo sobre lienzo, 205 x 134 cm.
ca. 1680 - 1690
Ciudad de México, Templo San Felipe Neri. La Profesa

La muestra en el Museo del Prado es complementaria a la del Palacio Real enfatizando aún más el objetivo de la misma: identificar un lenguaje común y al mismo tiempo las particularidades locales.

En el Museo del Prado, la exposición, cuyo coordinador científico es Javier Portús, Jefe de Conservación de Pintura Española, consta de varias secciones: un apartado introductorio en el que se exhiben sendas estampas basadas en composiciones de Martin de Vos y Rubens junto con cuadros españoles novohispanos y peruanos inspirados en ellas; una sección que muestra las grandes líneas del desarrollo estilístico de la pintura occidental durante los siglos XVI y XVII, a través de obras españolas e iberoamericanas; y un último grupo en el que se muestra la manera como se abordó en Iberoamérica y España la representación de varios temas religiosos muy frecuentados por los pintores, como son la Inmaculada Concepción y la santidad femenina.

En esta sede se exhiben 36 obras de pintores europeos y americanos como Bernardo Bitti, Sebastián López de Arteaga, Claudio Coello, Francisco de Zurbarán, Nicolás Rodríguez Juárez o Cristóbal de Villalpando, y dos estampas, una de ellas procedente de la Albertina de Viena. El montaje de la exposición permite contemplar algunas de estas obras de gran formato con una perspectiva amplia, de manera que el público podrá apreciar la originalidad y ambición de la pintura iberoamericana.

Los modelos

Los modelos
Comunión de Santa Teresa
Juan Martín Cabezalero
Óleo sobre lienzo, 248 x 222 cm. ca. 1670
Madrid, Fundación Lázaro Galdiano

La historia de la pintura durante la Edad Moderna puede explicarse como el resultado de un complejo proceso de intercambios y de transmisión de modelos. Dos ejemplos relacionados con los siglos XVI y XVII, respectivamente, nos introducen en estos mecanismos. En 1581 el pintor flamenco Martín de Vos firmó el San Miguel Arcángel de la catedral de Cuautitlán, en México. La presencia de esta obra en Nueva España y su difusión a través de una estampa de Hieronymus Wierix permitió que la composición se propagara por todos los territorios hispánicos, como muestran los ejemplos de Perú y España que figuran en esta sección.

Las estampas, los cuadros originales o las copias sirvieron para extender lenguajes artísticos y fórmulas compositivas por Europa y América. Uno de los casos más importantes durante el siglo XVII fue el de Rubens, que surtió de modelos a artistas americanos, españoles, italianos o flamencos y fue decisivo para la creación de un estilo internacional. Obras como La Asunción de Villalpando derivan directamente de una estampa basada en una composición del flamenco, y es sólo un ejemplo entre docenas de la profunda huella que dejó en el arte español y novohispano.

Pintores del Siglo XVI

Pintores del Siglo XVI
San Juan escribiendo el Apocalipsis
Martín de Vos
Óleo sobre tabla, 240 x 170 cm.
Segunda mitad s. XVI
Tepotzotlán, Estado de México, Museo Nacional del Virreinato, INAH

Tras el primer contacto con América a finales del XV, el siglo XVI es el momento álgido de la expansión territorial española y portuguesa por el continente.Se creó una compleja estructura administrativa, se fundaron nuevas ciudades, y llegó una abundante población procedente de la Península Ibérica y otras zonas europeas. Entre los nuevos pobladores había numerosos artistas, que trajeron técnicas, estilos y fórmulas compositivas aprendidas en Europa, y pondrían las bases para el desarrollo de las artes plásticas y la arquitectura en Iberoamérica. Fue un proceso lento, que se consolidó durante las últimas décadas del siglo, y en el que participaron artistas de Italia, Flandes y España.

Esa variedad permitió que el arranque de la historia de la pintura en Iberoamérica fuese muy rico, y reflejara las principales tendencias del arte europeo. Así lo atestiguan las obras de esta sección, realizadas por pintores nacidos en Europa, como el jesuita italiano Bernardo Bitti, que en 1575 se estableció en Cuzco; el español Alonso Vázquez, que después de contribuir al desarrollo del manierismo en Andalucía se trasladó a México en 1603; o el también italiano Mateo Pérez de Alesio, que trabajó en Lima desde 1588. Otros pintores enviaron sus obras, como Martín de Vos.

Naturalismo

Naturalismo
Incredulidad de santo Tomás
Sebastián López de Arteaga
Óleo sobre lienzo, 226 x 156,5 cm.
ca. 1643
Ciudad de México, Museo Nacional de Arte, INBA

En las primeras décadas del siglo XVII, e impulsado por artistas como Caravaggio, se extendió por Europa un movimiento pictórico que reivindicaba la realidad como materia fundamental de la pintura, y utilizaba la técnica claroscurista como instrumento principal para describir esa “realidad”. Es el Naturalismo, una de las corrientes pictóricas que tuvieron un carácter más internacional. El lenguaje naturalista se extendió por Iberoamérica durante las décadas centrales del siglo e interesó a la mayor parte de los pintores activos entonces.

En esta sección se muestran dos facetas de ese fenómeno. La incredulidad de Santo Tomás se organiza mediante una composición cercana a modelos queridos por los caravaggistas activos en Roma en la segunda década de siglo, como Ribera. Es obra realizada en 1643 por Sebastián López de Arteaga, un sevillano discípulo de Zurbarán que se estableció en México en 1640. Su maestro fue uno de los más importantes difusores del lenguaje naturalista en Iberoamérica, a través de pinturas que realizaba expresamente para instituciones religiosas, como el apostolado destinado al convento de San Francisco de Lima, al que pertenece Santiago el Mayor.

El Barroco

El Barroco
La aparición de la Virgen y el Niño a san Francisco
José Juárez
Óleo sobre lienzo, 264 x 286 cm.
Siglo XVII
Ciudad de México, Museo Nacional de Arte, INBA

Desde mediados del siglo XVII los pintores activos en Iberoamérica y sus patronos se fueron haciendo cada vez más ambiciosos en lo que se refiere a formatos, soluciones compositivas y lenguajes pictóricos, y se desarrolló un estilo expansivo y vibrante que constituye una de las cimas de la historia de la pintura en América. Cuatro ejemplos ayudan a entender el fenómeno. Todos ellos son cuadros cuyas grandes dimensiones sugieren la extraordinaria ambición y seguridad artísticas de ese momento. La Lactación de santo Domingo muestra el personalísimo estilo de Cristóbal de Villalpando y su técnica tan eficaz para mover grupos humanos muy numerosos y para describir una realidad brillante y sobrenatural. Su comparación con La muerte de santo Domingo del “murillesco” andaluz Juan Simón Gutiérrez nos enseña notables semejanzas compositivas, resueltas con una vocación cromática mucho más exaltada en el caso del mexicano. Ese énfasis en el color ha hecho que con frecuencia se le compare con Valdés Leal, y fue compartido por muchos otros pintores españoles, como Claudio Coello. Los puntos de partida de Villapando fueron obras como la del mexicano José Juárez, más contenida de color, pero igualmente ambiciosa de composición.

Identidades compartidas y variedades locales

Identidades compartidas y variedades locales
Inmaculada Concepción
José Antolínez
Óleo sobre lienzo, 207 x 167 cm.
1666
Madrid, Fundación Lázaro Galdiano

La última sección de la exposición es la más fascinante y significativa. Como su propio título indica, muestra la gama de respuestas de los pintores hispanoamericanos a las diversas fuentes que tenían a su alcance. Dispuestas en comparaciones temáticas, estas pinturas funcionan en varios niveles. El más evidente es la relación con la pintura española, en especial la andaluza y, en menor medida, la madrileña. Sin embargo, como hemos visto en la sección anterior, los pintores americanos tuvieron acceso a las imágenes de otros territorios de la Corona, en particular de Flandes, y fueron capaces de interpretar por sí mismos esas otras fuentes. De forma gradual, desarrollaron lo que se conoce como una tradición local o una adaptación de las convenciones artísticas españolas, que reconfiguraron de acuerdo con las necesidades y exigencias de sus sociedades.

Este proceso se presenta mediante la agrupación de las pinturas en conjuntos temáticos que ilustran esas “identidades compartidas y variedades locales” de la pintura hispánica de 1550 a 1720.

En las obras dedicadas a la Inmaculada, uno de los objetos devocionales más característicos del mundo español, se observa tanto la plataforma común que comparten los artistas a uno y otro lado del océano, como los rasgos que caracterizan la producción de los distintos centros, y las variantes que se fueron dando a lo largo del tiempo respecto a los símbolos que acompañan a la imagen, su postura o el color de su vestimenta.

Obras

1

La Asunción

Schelte Adams Bolswert, a partir de Peter Paul Rubens
Grabado en buril, 61.5 x 43.9 cm
Siglo XVII
Madrid, Biblioteca Nacional

2

Asunción

Cristóbal de Villalpando
Óleo sobre lienzo, 225 x 178 cm
ca. 1680 - 1690
Guadalajara, Jalisco, Museo Regional de Guadalajara, INAH

3

San Miguel Arcángel

Hieronymus Wierix, a partir de Martín de Vos
Grabado, 57.2 x 43.2 cm
1581
Viena, Graphische Sammulung Albertina

4

San Miguel Arcángel

Cristóbal Vela Cobo
Óleo sobre lienzo, 177 x 117 cm
Siglo XVII
Córdoba, Museo de Bellas Artes de Córdoba

5

San Miguel Arcángel

Anónimo limeño
Óleo sobre lienzo, 209 x 143.5 cm
ca. 1635 - 1640
Lima, Parroquia de San Pedro

6

Cristo resucitado

Bernardo Bitti
Óleo sobre lienzo, 213 x 117.5 cm
ca. 1603
Arequipa, Compañía de Jesús-Residencia del Sagrado Corazón

7

Virgen de Belén

Mateo Pérez de Alesio
Óleo sobre lámina cobre, 49.5 x 40 cm
ca. 1604
Lima, Particular

8

San Juan escribiendo el Apocalipsis

Martín de Vos
Óleo sobre tabla, 240 x 170 cm
Segunda mitad s. XVI
Tepotzotlán, Estado de México, Museo Nacional del Virreinato, INAH

9

Inmaculada

Alonso Vázquez
Óleo sobre lienzo, 283.6 x 206 cm
ca. 1590
Sevilla, Museo de Bellas Artes de Sevilla

11

Incredulidad de santo Tomás

Sebastián López de Arteaga
Óleo sobre lienzo, 226 x 156.5 cm
ca.1643
Ciudad de México, Museo Nacional de Arte, INBA

12

Santiago El Mayor. Serie El Apostolado

Francisco de Zurbarán
Óleo sobre lienzo, 199 x 115 cm
ca. 1637 - 1638
Lima, Orden Franciscana Seglar. Fraternidad de los XII Apóstoles de Lima

13

La lactación de santo Domingo

Cristóbal de Villalpando
Óleo sobre lienzo, 361 x 481 cm
1684 - 1695
Ciudad de México, Iglesia de Santo Domingo

14

Muerte de santo Domingo

Juan Simón Gutiérrez
Óleo sobre lienzo, 166.5 x 383.5 cm
1710
Sevilla, Museo de Bellas Artes de Sevilla

16

La aparición de la Virgen y el Niño a san Francisco

José Juárez
Óleo sobre lienzo, 264 x 286 cm
Siglo XVII
Ciudad de México, Museo Nacional de Arte, INBA

17

Inmaculada Concepción

José Antolínez
Óleo sobre lienzo, 207 x 167 cm
1666
Madrid, Fundación Lázaro Galdiano

18

Exaltación franciscana de la Inmaculada Concepción

Basilio de Salazar
Óleo sobre lienzo, 123 x 104 cm
1637
Querétaro, Museo Regional de Querétaro, INAH

19

Tota Pulchra

Maestro de San Ildefonso
Óleo sobre lienzo, 241 x 170 cm
Primer tercio siglo XVII
Ciudad de México, Particular

20

Purísima Concepción

Cristóbal de Villalpando
Óleo sobre lienzo, 206 x 142 cm
ca. 1680
Puebla, Catedral de Puebla

21

La Virgen de la Inmaculada Concepción

Juan Carreño de Miranda
Óleo sobre lienzo, 211 x 145 cm
1670
Nueva York, The Hispanic Society of America

22

Inmaculada Concepción

Anónimo limeño
Óleo sobre lienzo, 207 x 145.3 cm
Último cuarto siglo XVII
Lima, Orden Franciscana Seglar. Fraternidad de los XII Apóstoles de Lima

23

Tota Pulchra

Baltasar de Echave Ibía
Óleo sobre lienzo, 191 x 121.5 cm
Siglo XVII
Ciudad de México, Museo Nacional de Arte, INBA

24

Virgen del Apocalipsis

Juan Correa
Óleo sobre lienzo, 234 x 124 cm
ca. 1689
Tepotzotlán, Estado de México, Museo Nacional del Virreinato, INAH

25

Virgen de Guadalupe

Antonio Rodríguez
Óleo sobre lienzo, 187 x 107.5 cm
Fines del siglo XVII
Ciudad de México, Particular

26

Transverberación de santa Teresa

Nicolás Rodríguez Juárez
Óleo sobre lienzo, 217 x 144 cm
1692
Tepotzotlán, Estado de México, Museo Nacional del Virreinato, INAH

27

Santa Teresa recibe el collar y el velo

Cristóbal de Villalpando
Óleo sobre lienzo, 205 x 134 cm
ca. 1680 - 1690
Ciudad de México, Templo San Felipe Neri. La Profesa

28

Santa Teresa

Francisco de Zurbarán
Óleo sobre lienzo, 276 x 196 cm
ca. 1650
Sevilla, Catedral de Sevilla

29

Comunión de Santa Teresa

Juan Martín Cabezalero
Óleo sobre lienzo, 248 x 222 cm
ca. 1670
Madrid, Fundación Lázaro Galdiano

30

Transverberación de Santa Teresa

Anónimo
Óleo sobre lienzo, 240 x 182 cm
Siglo XVIII
Arequipa, Monasterio de Carmelitas Descalzas de San José y Santa Teresa

31

Santa Úrsula

Francisco de Zurbarán
Óleo sobre lienzo, 171.5 x 104.8 cm
Génova, Musei di Strada Nuova - Palazzo Bianco

32

Santa Catalina de Alejandría

Diego de Borgraf
Óleo sobre lienzo, 167 x 116.2 cm
1656
Denver, Colorado, Frederick and Jan Mayer

33

Santa Úrsula

Anónimo
Óleo sobre lienzo, 177 x 150 cm
Segunda mitad s. XVII
Ciudad de México, Particular

34

Santa Bárbara

Anónimo
Óleo sobre lienzo, 162 x 110.5 cm
Siglo XVII
Lima, Barbosa-Stern

35

Santa Agueda

Anónimo
Óleo sobre lienzo, 215 x 147 cm
Siglo XVII
Lima, Parroquia de San Pedro

36

Los cuatro elementos (anverso) / Las artes liberales (reverso)

Juan Correa
Óleo sobre lienzo montado en marcos de madera con hoja de oro en bordes
Biombo de seis hojas, 242 x 324 cm
ca. 1670
Ciudad de México, Museo Franz Mayer

Actividades

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba