El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Aprende <Atrás
Panini, Giovanni Paolo

Ruinas con la pirámide de Cayo Cestio

Ver ficha de autor de la colección
Enciclopedia > Voz

Panini, Giovanni Paolo

A. R.

(Piacenza, 1691-Roma, 1765). Pintor y escenógrafo italiano. En su ciudad natal recibió su primera formación como escenógrafo y pintor de perspectivas fingidas en el entorno de Francesco Galli da Bibiena, Giuseppe Natali o Giovanni Ghisolfi. En 1711 se mudó a Roma, donde entró en el taller de Benedetto Luti, interesado en la pintura figurativa y de historia. Siete años más tarde se le encomendó el proyecto de decoración de Villa Patrizi en Porta Pia, desgraciadamente destruido en 1849. Fue admitido como miembro de la Academia de San Lucas en 1719, y de la Academia de Francia en Roma en 1732, culminando su carrera docente como presidente de la primera entre 1754 y 1755. Durante la década de 1720 trabajó principalmente como pintor de frescos en los palacios romanos. Compaginó esos proyectos con sus encargos para las fastuosas escenografías. Sin embargo, debe su reputación y reconocimiento en Europa a su rica producción de pintura de caballete, donde retrató de forma ingeniosa y original la vida cotidiana de Roma y los acontecimientos festivos y religiosos. Influido por el paisajismo ­romano -mezcla de realismo y género y de la tradición clasicista del seiscientos-, creó, como en los ejemplos del Museo del Prado, amables vistas, vedute idea­te, donde sintetizó lo inventado con lo real. Al contrario de Caspar van ­Wittel o Bernardo Bellotto, Panini no buscaba el fiel reflejo topográfico, ­sino que recreaba vistas un tanto románticas y arcádicas, con ecos de la pintura de Salvator Rosa y de las vistas arquitectónicas fantasiosas de Giovanni Ghisolfi. En sus paisajes de ruinas clásicas y en los interiores de sus monumentos antiguos acumulaba vestigios arqueológicos en un conjunto pintoresco, visitados y poblados por una multitud de figuras populares contemporáneas. El resultado es menos verosímil que el de otros vedutistas, pero evoca el idilio de los fastos de la Antigüedad clásica. Apreciado por sus comitentes, en su mayoría los turistas que pasaban por Italia, también lo fue por el príncipe de Asturias, el futuro Carlos IV. Al final de su vida tuvo un taller floreciente, formándose en él Hubert Robert y Francesco Panini, hijo del pintor.

Obras

Bibliografía

  • Sestieri, Giancarlo, La pittura del settecento, Turín, Utet, 1988, pp. 44-45.
  • Arisi, Ferdinando, Gian Paolo Panini e i fasti della Roma del `700, Roma, Ugo Bozzi, 1986.
  • Briganti, Giuliano (ed.), La pittura in Italia, Milán, Electa, 1989, t. II, pp. 818-819.
  • Delfini Filippi, G., «Committenze Albani: Il Palazzo alle Quattro Fontane e Giovan Paolo Panini», ­Ville e palazzi: Illusione scenica e miti archeologici, Roma, Multigrafica, 1987, pp. 13-30.
  • Arisi, Ferdinando, Gian Paolo Panini, Milán, ­Cassa di Risparmio di Piacenza, 1961.
  • Giovanni Paolo Panini, 1691-1765, cat. exp., Milán, Electa, 1993.
Ver ficha de autor de la colección
Arriba