El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás

Rizi, Fray Juan Andrés

Madrid, 1600 - Montecassino (Italia), 1681

Fray Juan Andrés Rizi (Madrid 1600-Montecassino (Italia) 1681).
Pintor y teórico español, perteneciente a una familia de artistas, hijo del también pintor Antonio Ricci de Ancona, que vino a España para trabajar en El Escorial junto a Federico Zuccaro y que se quedó definitivamente en Madrid, y hermano de Francisco, pintor del Rey en 1656. Debió de educarse junto a su padre aunque, además, Palomino le hace discípulo de Maíno. Este tratadista nos habla asimismo del éxito de sus pinturas en la corte. Sin embargo, Ricci abandona ésta para ingresar en 1627 en el monasterio benedictino de Montserrat. A partir de su entrada en la orden benedictina comienza su instrucción intelectual, obligatoria para los seguidores de Benito de Nursia. De este modo cursará estudios de Teología en Irache y de Derecho en Salamanca. Todo ello le dotará de un auténtico conocimiento erudito que explotará en sus escritos sobre arte. Conocedor de varias lenguas antiguas y modernas, reclamará, muy en la línea de la época, la liberalidad de la pintura, sobre todo en su tratado de "La pintura sabia" (1660-1662), dedicado a la duquesa de Béjar. Este texto sigue la tradición albertiana al requerir para el pintor el estudio de la geometría, la perspectiva y la anatomía, a la que suma el papel esencial de la pintura como divulgadora de la imagen religiosa, convirtiendo al pintor en un emulador del "Deus pictor". Todo ello se acompaña de hermosos dibujos en los que hace patente, además, su conocimiento de la arquitectura. En 1641 ya se encuentra fuera de Montserrat y, tras ser nombrado profesor de dibujo del príncipe Baltasar Carlos, se le aparta por motivos políticos. Desde entonces realizará varios periplos por monasterios castellanos de la orden, que combinará con estancias en Madrid. No deja de trabajar como pintor en todos ellos. Los mejores conjuntos conservados del artista son los de San Millán de la Cogolla y el trascoro de la catedral de Burgos. En 1662 pasa a Roma, donde permanece varios años entrando en contacto con el papa Alejandro VII y Cristina de Suecia, a los que dedica un nuevo escrito arquitectónico. En 1667 ya se encuentra en el célebre monasterio de Montecassino, donde seguirá trabajando tanto en la pintura como en la escritura. Su pintura evoluciona muy poco, permaneciendo alejada de las novedades que se imponen en la corte o las que conocerá posteriormente en Italia. Aunque su pincelada es suelta y refleja una gran libertad de toque, lo más acertado de su obra es la gran severidad de los personajes de sus ciclos monásticos. A ello hay que añadir el excepcional retrato de "fray Alonso de San Vítores" del Museo de Burgos.
(García López, D. En:E.M.N.P, 2006, Tomo V, p.1868-1869).

Obras (5)

La cena de San Benito
Óleo sobre lienzo, Siglo XVII
Rizi, Fray Juan Andrés
San Benito destruyendo los ídolos
Óleo sobre lienzo, Siglo XVII
Rizi, Fray Juan Andrés
Don Tiburcio de Redín
Óleo sobre lienzo, Hacia 1635
Rizi, Fray Juan Andrés
San Gregorio Magno
Óleo sobre lienzo, 1645 - 1655
Rizi, Fray Juan Andrés
San Benito bendiciendo el pan
Óleo sobre lienzo, Hacia 1655
Rizi, Fray Juan Andrés

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba