El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás
Salvilla de cristal con borde lobulado
Metellino, Giovanni Battista (Taller de)
Cerrar Continuar a ficha de la obra

Salvilla de cristal con borde lobulado

1670 - 1689. Cristal de roca / cuarzo hialino, 7 x 29,4 cm.

Esta pieza ha recuperado su aspecto original al identificarse recientemente entre los fragmentos sueltos conservados en el Museo del Prado su pie y su vástago, por lo que se expone integra por vez primera desde el siglo XIX. Consiste en un cuerpo oval, de poca profundidad, con perfil en forma de arco rebajado y con diez lóbulos en la falda, de grueso reborde, en cuya parte más ancha están labradas ocho muescas, posiblemente para incorporar asas dobles. En el centro, moldura oval y encaje para el vástago, de balaustre, que apoya sobre un pie oval, liso. Por su labor lisa, de formas sencillas y ciertos elementos decorativos de pequeño tamaño, tales como pájaros que devoran insectos, o insectos solos, o ramas, que, salpicados sobre la superficie, buscan disimular las impurezas del cristal, es adscribible al círculo del artista milanés Giovanni Battista Metellino, a finales del siglo XVII.

En el inventario de la colección del Delfín redactado en Versalles en 1689 fue valorado en una cifra muy alta, probablemente debido a que el cristal es de muy buena calidad y la bandeja superior tiene grandes dimensiones, lo que también elevaba el precio.

Tanto Luis XIV como el Delfín poseyeron un buen número de objetos del taller de Metellino. Además de la presencia de insectos y avecillas en fondos lisos, o con algún motivo vegetal, otras características de este taller son el hecho de que los diseños llegan hasta los mismos bordes de los vasos, quedando como interrumpidos en su desarrollo, y el uso de motivos de ramos ondulantes, lo que a veces hace sospechar un reaprovechamiento de vasos partidos durante su elaboración. En algunas ocasiones también aparecen figuras humanas o de animales, con cánones achatados, toscamente labradas, lo que las dota de cierto carácter grotesco. Paisajes esquemáticos, hojas de parra, racimos y vides son otros motivos frecuentes en este tipo de obras, que se complementan con guarniciones de bajo precio, por lo común en plata dorada, con labores de filigrana o de estampados, recorridas por bordes sogueados, con adición ocasional de alguna gema. Participan de estas características los vasos del Prado O99, O106, O107 y O113. Asimismo, la colección de Luis XIV tenía un gran número de vasos de estas características, de los que algunos se conservan en el Louvre y otros han desaparecido, aunque puede deducirse su semejanza a partir de las descripciones de los inventarios. La mayor parte de los vasos de estas características fueron adquiridos entre 1684 y 1701, y el resto, ocasionalmente, según se deduce de los trabajos de control de las colecciones reales. Entre 1685 y 1687, el Rey adquirió numerosas piezas directamente a Milán, entre ellas unas cubetas con asas que posiblemente se conservan en el Louvre. En Múnich y Viena se encuentran ejemplares que pueden relacionarse con este grupo, y son similares los vasos conservados en Dresde, que el rey de Polonia Augusto II adquirió en Milán entre 1724 y 1725 a los herederos del artífice Giovanni Battista Metellino (Arbeteta tiene presentado un texto sobre la revisión de la catalogación para su publicación).

Es una de las piezas pertenecientes al Tesoro del Delfín, el conjunto de vasos preciosos que, procedentes de la riquísima colección de Luis, gran Delfín de Francia, vinieron a España como herencia de su hijo Felipe V, primer rey de la rama borbónica española. Luis de Francia (1661-1711), hijo de Luis XIV y María Teresa de Austria, comenzó su colección tempranamente influenciado por su padre. La adquisición de obras se producía por diversas vías, desde regalos hasta su compra en subastas y almonedas. Al morir el Delfín, Felipe V (1683-1746) recibe en herencia un conjunto de vasos con sus respectivos estuches, que fueron enviados a España. En 1716 estaban en el Alcázar de Madrid, desde donde se trasladaron, en fecha posterior, a La Granja de San Ildefonso, lugar donde se citan a la muerte de Felipe V, conservados en la llamada Casa de las Alhajas. En 1776 se depositaron, por real orden de Carlos III, en el Real Gabinete de Historia Natural y continuaron en la institución hasta el saqueo de las tropas francesas en 1813. La devolución de las piezas se produjo dos años más tarde y con algunas pérdidas. Fue en 1839 cuando la colección llega al Real Museo, donde sufrió en 1918 un robo. Con ocasión de la Guerra Civil española fueron enviadas a Suiza regresando en 1939, con la pérdida de un vaso, desde entonces se encuentran expuestas en el edificio Villanueva.

Ficha técnica

Obras relacionadas

Estuche para salvilla de cristal con borde lobulado
Cuero, Madera, Metal, Seda, 1670 - 1689
Número de catálogo
O000108
Autor
Metellino, Giovanni Battista (Taller de)
Título
Salvilla de cristal con borde lobulado
Fecha
1670 - 1689
Técnica
Tallado; Grabado; Esmerilado
Materia
Cristal de roca / cuarzo hialino
Dimensión
Alto: 7 cm.; Ancho: 29,4 cm.; Fondo: 23 cm.; Peso: 896 g.
Serie
Tesoro del Delfín
Procedencia
Colección Real

Bibliografía +

Angulo Íñiguez, Diego, Catálogo de las Alhajas del Delfín, Museo del Prado, Madrid, 1989 (ed.rev), pp. 172.

Arbeteta Mira, Letizia, El tesoro del Delfín: alhajas de Felipe V recibidas por herencia de su padre Luis, Gran Delfín de Francia, Museo Nacional del Prado, Madrid, 2001, pp. 206-207.

Otros inventarios +

Inv. Gabinete Historia Natural, 1776. Núm. 90.
Un genero de vandeja consu vasa y pie...

La obra no tiene exposiciones relacionadas

Ubicación +

Sala 079B (Expuesto)

Fecha de actualización: 29-09-2018 | Registro creado el 02-12-2015

Más obras de Metellino, Giovanni Battista

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba