El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás
La gloria del pueblo
Fillol Granell, Antonio
Cerrar Continuar a ficha de la obra

Fillol Granell, Antonio

Valencia, 1870 - Castellnovo, Castellón, 1930

Miniatura autor

Se formó en la Escuela de Bellas Artes de San Carlos de Valencia, con Ignacio Pinazo. Ferviente admirador de Joaquín Sorolla, es conocido por su vertiente costumbrista y regionalista, con una amplia galería de tipos y escenas folclóricas. Al Prado pertenece "La gloria del pueblo", que fue segunda me ...

Ver ficha de autor

La gloria del pueblo

1895. Óleo sobre lienzo, 144,7 x 189,5 cm.

Lienzo galardonado con medalla de segunda en la Exposición Nacional de 1895, año de realización del cuadro. A sus veinticinco años, era la primera vez que concurría a este certamen, lo mismo que otros artistas más o menos de su generación como Manuel Benedito, José Pinazo Martínez, Julio Romero de Torres, Isidro Nonell y Ricardo Baroja, entre otros. Sorprende un poco que no hubiese sido antes, pero en su proyección primera había acudido a probar fortuna en la capital catalana. No era desde luego despreciable el galardón de Fillol si pensamos que ese mismo reconocimiento de segunda clase habían tenido Pinazo Camarlench que llevó un retrato de un militar, que la crítica más avanzada consideró como una pieza maestra y el mejor lienzo de la exposición; Cecilio Pla con su obra Lazo de unión, que era una de sus más ambiciosas obras, y Santiago Rusiñol con Santo Sepulcro. Así pues, el joven Fillol quedaba en segunda línea junto a artistas mayores que ya tenían un labrado prestigio.

El naturalismo de Fillol y su fidelidad a la representación del mundo exterior triunfan de pleno en esta obra. El asunto del lienzo es el recibimiento o despedida dispensado en una pequeña localidad a un paisano, que se ha convertido en un personaje célebre, quizás un triunfador en el terreno político, que acaba de llegar en un carruaje negro parado delante de la comitiva que lo aguarda. El homenajeado va vestido elegantemente de negro, la cabeza cubierta con una brillante chistera, símbolo de su transformación como hombre de ciudad. El sombrero refuerza su diferencia con los lugareños, y su pertenencia a un mundo reservado a unos pocos privilegiados. El hombre abraza a sus emocionados padres que mantienen sus usos habituales. La ascensión del hijo apenas ha supuesto cambio alguno en sus vidas y vestimentas. El pantalón del padre, ancho y un tanto desaliñado, así como su pañuelo anudado a la cabeza, subrayan su pertenencia al mundo rural. La madre lleva mantón negro con flecos y bordado con flores, que en este caso sí se diferencia de las pañoletas de las restantes mujeres, mucho más simples y económicas. La mujer que hay detrás, es posible que se trate de la hermana o un familiar que va a enseñar su hijo al recién llegado. A la izquierda se agrupan las que deben ser las autoridades del pueblo o personalidades más representativas. Van cubiertos con capa, excepto el anciano de la izquierda que va con gabardina y bastón. Tras ellos se sitúa la banda de música con trajes de gala, sus gorras van enriquecidas con penachos. En el extremo izquierdo dos jóvenes huertanos subidos a los peldaños de la cruz visualizan desde un punto más alto el recibimiento, mientras uno de ellos parece aclamar. Al igual que en el lienzo ¡A ese!, el artista se coloca en un plano distante para captar la imagen en perspectiva. Entre el espectador y el grupo principal se sitúan personajes aislados, como el hombre que aparece de espaldas con el cuerpo cortado en la composición. Delante dos mujeres de espaldas, una de ellas con un cesto o pequeño fardo de cebollas. Los niños curiosean y observan, destacando entre ellos el que hay en primer plano con una niña a sus espaldas. De nuevo, como sucede en el lienzo ¡A ese!, Fillol otorga más importancia y presencia al público secundario que al protagonista, pues éste para él es un elemento más que sólo tiene valor como aglutinante de la escena que le interesa realmente, que no es otra que la movilización oficial y popular ante un recibimiento y el espacio en el que el acto trascurre.

El lugar de la escena es la entrada del pueblo, como puede apreciarse en la fusión con el paisaje que se hace más patente en la vegetación de la derecha. Las ramas peladas, sin apenas hojas, reflejan una estación otoñal o invernal. El huertano de la izquierda que regresa del trabajo, pisa un área de hierbas y matorral sobre un suelo sin ningún tipo de empedrado. Todos estos detalles vienen a incidir en una localización concreta, la entrada del pueblo, donde se ha desplazado la comitiva para recibir al que consideran la gloria y el orgullo local. Quizás un político que terminará pidiendo el apoyo de los lugareños a cambio de promesas y beneficios en una época en la que el caciquismo era comportamiento dominante. Si fuera una escena ambientada en el norte de España podría interpretarse como un indiano el homenajeado, pero en Valencia el significado es otro. El día está en consonancia con la estación del año, cubierto y con nubes grises que preludian una posible lluvia. Los claros entre las nubes dan mayor luz a la escena, una luz matizada y sin contrastes que apenas proyecta sombras. La sombra que hay debajo de la falda de la mujer de la cesta es la más pronunciada. Las arquitecturas de las casas de este pueblo de agricultores están reflejadas con la misma fidelidad que el resto del conjunto: amplias viviendas de gruesos muros y ventanas asimétricas. La medianera de la casa de la izquierda, manchada y desconchada, es fiel reflejo del efecto del paso del tiempo y el abandono, de la permanencia de la vida tradicional en un apacible lugar donde el hombre recién llegado de la ciudad es el único elemento exótico y de contraste.

Fillol es un artista profundamente identificado con el ámbito popular, un pintor de la vida tradicional que evoluciona al socaire de su época. No es un artista interesado por la representación de la vida moderna, pero cuando la aborda la ve desde el punto de vista social; la existencia moderna que Fillol plasma conlleva una consideración política e ideológica (Texto extractado de Pérez Rojas, F. J.; Alcaide, J. L.: Antonio Fillol Granell (1870-1930). Naturalismo radical y modernismo, 2015, pp. 41-44).

Ficha técnica

Número de catálogo
P05563
Autor
Fillol Granell, Antonio
Título
La gloria del pueblo
Fecha
1895
Técnica
Óleo
Soporte
Lienzo
Dimensión
Alto: 144,7 cm.; Ancho: 189,5 cm.
Procedencia
Nuevas Adquisiciones, 1895; pasó al Museo de Arte Moderno.

Bibliografía +

Pantorba, Bernardino de, Historia y crítica de las Exposiciones Nacionales de Bellas Artes, Jesús Ramón García Rama, Madrid, 1980, pp. 156.

Espinós, A.; Orihuela, M. y Royo Villanova, M. [et al.], ''El Prado disperso''. Cuadros depositados en Valencia y Castellón de la Plana. Valencia. Museo de Bellas Artes, Boletín del Museo del Prado, V, 1984, pp. 195.

Museo Nacional del Prado, Museo del Prado: inventario general de pinturas, III, Museo del Prado, Espasa Calpe, Madrid, 1996.

Alcaide, J.L Pérez Rojas, F.J, Antonio Fillol Granell (1890-1930): Naturalismo radical y modernismo, Ajuntament de València, Valencia, 2015, pp. 41.

Museo Nacional del Prado, Pintura del Siglo XIX en el Museo del Prado: catálogo general, Museo Nacional del Prado, Madrid, 2015, pp. 189.

Otros inventarios +

Inv. Nuevas Adquisiciones (iniciado en 1856). Núm. 1208.
Cuadros procedentes de la Exposicon Gral de Bellas Artes celebrada en Madrid el año de 1895 cuyos cuadros fueron adquiridos por el Estado con destino a este Museo en virtud de Real orden fecha 12 de Julio de 1895. [...] 1208 / Autor Don Antonio Fillol Granell / un cuadro titulado ''La Gloria del Pueblo'' / adquirido en la cantidad de 3000 ptas / alto 2 ms ancho 3 ms. [rectificado a lápiz)=] 141-176 / [con otra grafía=] Pasó al Museo de A. M.

Catálogo Museo de Arte Moderno, 1899. Núm. 118.
SECCIÓN DE PINTURA EN SUS DIVERSAS CLASES, DIBUJOS Y GRABADOS EN LAMINAS. / FILLOL Y GRANEL (D. Antonio) [...] 118.- La gloria del pueblo. / Alto 1'95 metros. Ancho 2'96 metros.

Catálogo Museo de Arte Moderno, 1900. Núm. 130.
SECCIÓN DE PINTURA EN SUS DIVERSAS CLASES, DIBUJOS Y GRABADOS EN LÁMINAS. / Fillol y Granel (D. Antonio) [...] 130.- La gloria del pueblo. / Alto 1'95 metros. Ancho 2'96 metros.

Exposiciones +

Antonio Fillol Granell
Valencia
20.04.2015 - 27.09.2015

Ubicación +

Valencia - Museo de Bellas Artes de Valencia San Pío V (Depósito)

Objetos presentados +

Carruajes

Cruz

Sombrero

Bastón de mando

Campana /campanilla: En la parte superior a la derecha se representan a dos campanas y están sonando desde lo que parece ser el campanario de una iglesia. l uso de campanas y campanillas en Occidente es anterior a la Edad Media y han sido siempre utilizadas como instrumentos de señales o llamada (Proyecto Iconografía Musical, UCM). E
Sólo se usan en la música de arte cuando se organizan en grupo con distintas alturas sonoras (carillones, campanólogos, etc.).

Mantilla

Orquesta / Banda de Música: La banda de música está asociada desde su origen a instituciones públicas como Ayuntamientos o cuerpos militares, participando en festejos o acontecimientos importantes. Es una agrupación instrumental formada por aerófonos de metal y madera además de instrumentos de percusión. Son todos instrumentos destinados a hacer mucho ruido para llamar la atención y acallar cualquier otro sonido con su potencia. Los instrumentos de cuerda están excluidos aunque eventualmente pueden añadirse un arpa, un violín o viola y un contrabajo. Las bandas han tenido históricamente un gran arraigo en la Comunidad Valenciana con multitud de escuelas de formación clásica y un repertorio establecido que abarca desde música popular y folklórica a música escénica y sinfónica. (Proyecto Iconografía Musical, UCM).

Tuba: Aunque solo se ve la campana del instrumento orientada hacia arriba, en la parte central a la izquierda, posiblemente se trata de una tuba. Aerófono de viento metal con embocadura de boquilla y tubo enroscado sobre sí mismo, de sección cónica y provisto de válvulas que no se pueden ver. Forma parte de una banda de música que no se ve. Es un instrumento que surge en Alemania en 1835 teniendo válvulas en lugar de llaves. A partir de 1840, A. Sax perfeccionó su construcción y los llamó con el nombre genérico de “saxhorns”. Hay varios tamaños definidos por su registro: bombardino o tuba tenor en Do y Sib; tuba en Do y Sib con pistones o cilindros y tuba en Fa con pistones (Proyecto Iconografía Musical, UCM).

Trajes regionales

Fecha de actualización: 03-12-2016 | Registro creado el 28-04-2015

Más obras de Fillol Granell, Antonio

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba