El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás
Las hijas del Cid, del romance XLIV del Tesoro de Romanceros
Puebla y Tolín, Dióscoro Teófilo
Cerrar Continuar a ficha de la obra

Puebla y Tolín, Dióscoro Teófilo

Melgar de Fernamental, Burgos, 1831 - Madrid, 1901

Formado en Madrid en la Academia de Bellas Artes de San Fernando, en 1858 recibió una pensión para viajar a Roma. A su regreso a España, en 1864, fue nombrado profesor de Colorido y Composición en la Escuela de Bellas Artes de Cádiz y, a finales de ese año, trasladó su plaza a la Escuela de estudios ...

Ver ficha de autor

Las hijas del Cid, del romance XLIV del Tesoro de Romanceros

1871. Óleo sobre lienzo, 232 x 308 cm.

Al igual que vino ocurriendo desde los inicios de la Edad Moderna con determinados temas de otros géneros artísticos, el episodio del ultraje de las hijas del Cid por los condes de Carrión sirvió de excusa a los pintores de historia del siglo XIX para probar su habilidad en el dominio del desnudo femenino, que Puebla demostró con el purismo más exquisito de su formación académica en este lienzo, cuyo más directo antecedente argumental y compositivo es el interesante cuadro del mismo asunto pintado por Domingo Valdivieso algunos años antes. Así, el pasaje que ilustra está extraído del romance XLIV del Tesoro de Romanceros, como aclara el mismo título del cuadro, que fue presentado por su autor a la Exposición Nacional de 1871.

Las maniatadas hijas del Cid aparecen semidesnudas y amarradas a un árbol en medio de un umbrío paraje boscoso de los robledales de Corpes donde tras ser mancilladas fueron abandonadas por sus esposos, los condes de Carrión Diego y Fernando, que huyen por el claro del fondo a caballo tras cometer su felonía. Una de ellas, de cabellos oscuros, está en pie con la mirada dirigida al cielo, tratando de cubrir pudorosamente su desnudez con un manto, que apenas puede sostener con sus brazos inmovilizados, mientras que su hermana yace en el suelo, forcejeando para tratar de desatarse, echando la cabeza hacia atrás y dejando así caer su ondulada melena rubia. La delicadeza con que están torneadas las carnaciones, de suavísimo modelado y mórbidos contornos, de una contenida voluptuosidad contrasta con los paños con que se cubren las ultrajadas esposas, dibujados sus pliegues con extraordinaria nitidez y tratados con el refinado sentido del color característico de toda la obra de este artista burgalés; aspectos que curiosamente recuerdan al pintor barroco italiano Orazio Gentileschi (1563-1639), cuya obra pudo Puebla perfectamente conocer durante su estancia en Roma e incluso en las salas del propio Museo del Prado.

En efecto, la sensación de calma de la escena, a pesar del dramatismo de su argumento, la riqueza de su delicada gama cromática y el equilibrio de la composición, evocan en cierto sentido las obras de este gran maestro seguidor de Caravaggio y admirador de la exuberancia veneciana, al igual que la blancura nacarada y sensual de las carnaciones femeninas, concebidas con un sentido pleno de las formas y un marcado idealismo en los modelos. Junto a las figuras de doña Elvira y doña Sol, Puebla concede un destacado protagonismo a la espesura del bosque de robles que las envuelve, matizando con infinita variedad de tonos su sombría vegetación, ante la que destacan limpiamente los cuerpos desnudos de las mujeres y el claro por el que huyen sus crueles maridos, dando así un punto de fuga y profundidad a la composición, que se desarrolla en un primer término muy inmediato al espectador.

La excelente factura de este lienzo no fue suficientemente valorada en su tiempo, ya entonces rebasado el purismo tardorromántico en que Dióscoro Puebla había fraguado su personal estilo por el realismo conquistado por las nuevas generaciones de pintores de historia. En efecto, la crítica de la época pasó por alto la indiscutible belleza plástica de la pintura, para hacer hincapié sobre todo en aspectos relativos a la interpretación de su argumento, como su escasa originalidad o la frialdad de su planteamiento dramático (Texto extractado de Díez, J. L. en: El siglo XIX en el Prado, Museo Nacional del Prado, 2007, pp. 234-235).

Ficha técnica

Número de catálogo
P04588
Autor
Puebla y Tolín, Dióscoro Teófilo
Título
Las hijas del Cid, del romance XLIV del Tesoro de Romanceros
Fecha
1871
Técnica
Óleo
Soporte
Lienzo
Dimensión
Alto: 232 cm.; Ancho: 308 cm.
Procedencia
Nuevas Adquisiciones, 1874; Museo de Arte Moderno.

Bibliografía +

Museo Nacional del Prado, Catálogo de las pinturas del siglo XIX, Ministerio de Cultura, Madrid, 1985, pp. 209.

La pintura de historia del siglo XIX en España, Consorcio Madrid 92Museo del Prado, Madrid, 1992, pp. 302.

Elorza Guinea, Juan Carlos, Dióscoro Puebla (1831-1901), Junta de Castilla y León, Consejería de Cultura y, Burgos, 1993.

Museo Nacional del Prado, Museo del Prado: inventario general de pinturas, Museo del Prado, Espasa Calpe, Madrid, 1996, pp. nº394.

El ''Prado disperso''. Nuevos depósitos. Madrid, Teatro Real, Boletín del Museo del Prado, 17, 1999, pp. 170.

Elorza Guinea, Juan Carlos, Artistas Burgaleses en las Exposiciones Nacionales 1856-1968, Camara Oficial de Comercio e Indust, Burgos, 2002, pp. 210-211.

El siglo XIX en el Prado, Museo Nacional del Prado, Madrid, 2007, pp. 234/ lám.45.

Otros inventarios +

Inv. Nuevas Adquisiciones (iniciado en 1856). Núm. 394.
Autor Dn Dioscoro Teofilo Puebla./ 394. Un cuadro en lienzo; las hijas del Cid./ Alto 2,31 ancho 3,08./ Figuró en la exposición de 1871 y en la de Viena, y fue comprado por el govierno de la republica española en (8000 pesetas).

Catálogo Museo de Arte Moderno, 1899. Núm. 327.
SECCIÓN DE PINTURA EN SUS DIVERSAS CLASES, DIBUJOS Y GRABADOS EN LAMINAS. / PUEBLA (D. Dioscoro T.) [...] 327.- Las hijas del Cid. / Alto 2'31 metros. Ancho 3'08 metros.

Catálogo Museo de Arte Moderno, 1900. Núm. 529.
SECCIÓN DE PINTURA EN SUS DIVERSAS CLASES, DIBUJOS Y GRABADOS EN LÁMINAS. / Puebla (D. Dioscoro T.) [...] 529.- Las hijas del Cid. / Alto 2'31 metros. Ancho 3'08 metros.

Registros-Inventarios MAM (Museo Nacional de Arte Moderno), 1900-1936. Núm. 50-P.

Registros-Inventarios MAM (Museo Nacional de Arte Moderno), 1900-1936. Núm. 78-P.

Catálogo Museo del Prado, 1985. Núm. 4588.

Exposiciones +

El Siglo XIX en el Prado
31.10.2007 - 20.04.2008

Artistas burgaleses en las Exposiciones Nacionales (1856-1968)
Burgos
01.03.2002 - 31.05.2002

El pintor Dióscoro Puebla
Burgos
11.02.1993 - 04.04.1993

La pintura de historia del Siglo XIX en España
Madrid
01.10.1992 - 01.12.1992

Ubicación +

Sala 061 (Expuesto)

Expuesto
Fecha de actualización: 03-12-2016 | Registro creado el 28-04-2015

Más obras de Puebla y Tolín, Dióscoro Teófilo

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba