El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás
Prometeo y Atenea crean al primer hombre
Anónimo
Cerrar Continuar a ficha de la obra

Anónimo

Prometeo y Atenea crean al primer hombre

Hacia 185. Mármol blanco, 60 x 104 cm.

Vestido con un manto que sólo le cubre las piernas y la espalda, Prometeo, el hijo del Titán, aparece sentado sobre una roca, alisando con la mano derecha una pierna de la estatua del efebo que ha modelado en arcilla. La pequeña estatua, cuya posición y peinado recuerdan a los kouroi tardoarcaicos, se encuentra sobre el borde delantero de un pedestal decorado con un relieve. No mira directamente hacia adelante, sino hacia atrás, en dirección a Atenea, delatando así una primera señal de vida. Sobre su cabeza, la diosa sostiene una mariposa, cuyas alas alcanzan a verse en el borde del sarcófago, es decir, le inspira vida con el alma. Debajo de Prometeo se ve un vaso, de bordes quebrados irregularmente y con la parte inferior llena de arcilla y a su lado una pequeña res, que probablemente pertenezca a la escena de las dos ninfas del margen izquierdo del relieve. Las diosas delimitan la escena y le dan un carácter bucólico. La náyade, casi completamente desnuda, sostiene en el brazo izquierdo el tallo de un junco y el vaso de una fuente, del que brota un abundante chorro de agua. La ninfa a su lado derecho, en cambio, viste chitón y manto y con la mano izquierda se toca el cabello coronado de hojas. Detrás de su cabeza se ven emerger por el borde del sarcófago las exuberantes hojas de un árbol, cuyo tronco está representado en la parte lateral. En el pedestal de la estatua, delante de Prometeo, probablemente esté representado un sátiro con el cabello corto desgreñado y con una nebris. Al parecer, en su brazo izquierdo llevaba un odre de vino, tal y como sucede con la estatua de un sátiro de la Villa Albani en Roma; en el relieve no se identifica más que el pitorro. A espaldas de Atenea se conserva la imagen de una joven con alas de mariposa que vuela y que debe interpretarse como Psique en su figura humana. En otros sarcófagos se alcanza a ver íntegramente cómo Hermes pone su brazo derecho alrededor de la figura flotante; en este caso, sin embargo, éste debió ser quitado muy probablemente por el restaurador moderno. El relieve del Prado es uno de los primeros ejemplos que se conocen, fechables hacia el 180 y 190 d. C. Los relieves sepulcrales romanos muestran claramente que los motivos, los tipos estatuarios y los distintos modelos iconográficos del arte griego, credos en el transcurso de muchos siglos, llegaron a formar una nueva síntesis en este nuevo género monumental. En este relieve, por ejemplo, encontramos motivos y tipos de varias procedencias que fueron combinados con tanto acierto y armonía de estilo que los modelos griegos en que se basaban llamaban la atención sólo del especialista. La figura humana creada por Prometeo evoca modelos tardoarcaicos y, respecto al peinado, modelos del periodo clásico inicial. Atenea sigue el modelo clásico de la Atenea Hope-Farnese, mientras que Prometeo, con su cuerpo musculoso y con su barba y cabellera, recuerda divinidades patriarcales helenísticas y, entre ellas, en particular a las representaciones de Zeus. También de la época helenística son los modelos de las ninfas, del dios de la montaña y de la Psique. El relieve es el resultado de un clasicismo romano de tipo ecléctico que hizo posible la creación de un nuevo género de monumentos, la de los sarcófagos imperiales con relieves mitológicos (Texto extractado de Schröder, S. F.: Catálogo de la escultura clásica, Museo Nacional del Prado, 2004, pp. 493- 495).

Ficha técnica

Número de catálogo
E00140
Autor
Anónimo
Título
Prometeo y Atenea crean al primer hombre
Fecha
Hacia 185
Técnica
Esculpido
Materia
Mármol blanco
Dimensión
Alto: 60 cm.; Ancho: 104 cm.; Fondo: 15 cm.; Peso: 120 Kg.
Procedencia
Colección Real (Col. Camillo Massimo; a partir de 1764 en Madrid, Col. Carlos III).

Bibliografía +

Hübner, Emil, Die Antiken Bildwerke in Madrid, Druck Und Verlag Von Georg Reimer, Berlín, 1862, pp. 146.

Barrón. Eduardo, Catálogo de la escultura, Imprenta y fototipia de J. Lacoste, Madrid, 1908, pp. 113-114, n.140.

Museo Nacional del Prado, Catálogo de la escultura, [s.n.], Madrid, 1908, pp. 113.

Ricard, Robert, Marbres Antiques du Musee du Prado a Madrid, Feret & Fils, Burdeos, 1923, pp. 110.

Museo Nacional del Prado, Catalogo de la Escultura, [s.n], Madrid, 1957, pp. 89.

Museo Nacional del Prado, Catálogo de la escultura, Patronato Nacional de Museos, Madrid, 1981, pp. nº140.

Bajo el signo de Fortuna: esculturas clásicas del Museo del Prado, Museo Nacional del Prado, Madrid, 1999, pp. 78.

Las criaturas de Prometeo: esculturas clásicas del Museo del Prado, Fundación Marcelino Botín, Santander, 2000, pp. 58.

Schröder, Stephan F., Catálogo de la escultura clásica: Museo del Prado, II, Museo Nacional del Prado, Madrid, 2004, pp. 493-496.

Corona y arqueología en el Siglo de las Luces, Patrimonio Nacional, 2010, pp. 237-245.

Mediterráneo: Del mito a la razón, Tenov - Obra Social ''la Caixa'', Barcelona, 2014, pp. 148-149 n.73.

Otros inventarios +

Inv. Real Museo, 1857. Núm. 390.

Exposiciones +

Metapintura. Un viaje a la idea del arte
15.11.2016 - 19.02.2017

Mediterráneo. Del mito a la razón
Madrid
24.07.2014 - 06.01.2015

Mediterráneo. Del mito a la razón
Barcelona
27.02.2014 - 15.06.2014

Las criaturas de Prometeo. Bajo el signo de la Fortuna. Esculturas antiguas del Museo del Prado
Santander
17.03.2000 - 23.04.2000

Bajo el signo de la fortuna. Esculturas antiguas del Museo del Prado
Salamanca
26.04.1999 - 23.05.1999

Ubicación +

Sala A (Exposición Temporal)

Exposición Temporal
Fecha de actualización: 09-11-2016 | Registro creado el 28-04-2015

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba