El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás

Domínguez Bécquer, Valeriano

Sevilla, 15-12-1834 - Madrid, 23-9-1870

Con uno de los apellidos dorados del Romanticismo literario español -pues era hermano del famoso poeta Gustavo Adolfo (1836-1870)-, la vida del pintor Valeriano Bécquer se vio truncada en el momento más prometedor de su carrera, dejando sin resolver las inquietudes que se planteaba ya en su obra final, en las que parecía transitar desde el Romanticismo en el que se formó hacia un realismo plástico contenido. Dotarlo con una depurada técnica y un gran dominio de los recursos pictóricos, su obra se entremezcla, en cuanto a los presupuestos teóricos a los que obedece, con los originales escritos de su hermano Gustavo.
Nacido en el seno de una dilatada estirpe de pintores costumbristas andaluces entre los que se contaba su padre José y su tío Joaquín Domínguez Bécquer, Valeriano quedó huérfano muy pronto, y comenzó a ganarse la vicia en el taller de su familia, pintando con ellos escenas costumbristas. Tras un prematuro divorcio de su esposa, el artista dejó Sevilla y se trasladó a Madrid junto a su famoso hermano, y comenzó a llevar con él una vida de bohemia arquetípicamente romántica, llena de dificultades económicas, pero que le permitió buscar con cierta independencia un lenguaje artístico acorde a sus propias pretensiones plásticas. En 1864 el ministro de Gobernación, Luis González Bravo (1811-1871), le facilitó una pensión para que viajara por las zonas rurales más escondidas del país para inmortalizar las costumbres que poco a poco estaban desapareciendo, proyecto que continuaría hasta la caída de la monarquía de Isabel II en 1868. De esa época es especialmente célebre la estancia de los dos hermanos en el Monasterio de Veruela (Zaragoza), en la que Valeriano aprovechó para realizar un buen número de apuntes de las costumbres aragonesas y de algunos otros puntos de Castilla y del País Vasco, a los que se desplazaron desde ese lugar, mientras su hermano aprovechó para componer algunas de sus poesías más famosas. En el Museo del Prado se conservan los frutos de ese moderno proyecto, como "El presente" (P04237), "Interior de una casa en Aragón" (P07336) o "El baile. Costumbres populares de la provincia de Soria" (P04234).
Todas esas pinturas traducen, con un lenguaje sereno y armónico de raíz clásica, por encima de cualquier otra pintura costumbrista de su tiempo, la quintaesencia de lo popular siempre de un modo claramente idealizado, y con un lenguaje artístico cuidadoso y depurado. Así, esas obras, fruto de una primera intención de conservación antropológica, se convertirán en los más importantes cuadros de uno de los géneros clave del Romanticismo español. Junto a ellas quedan como testimonio de sus viajes por las zonas más rurales de Castilla y Aragón algunos de los dibujos que publicó en la prensa de su tiempo, en cuya ilustración se ocupó profesionalmente. Así, de Bécquer ha quedado un extraordinario caudal de dibujos, sueltos o en álbumes, sobre todo apuntes de sus viajes por España. Pero su experiencia gráfica trasciende a la divulgación de sus viajes por el interior de la península, cobrando un especial interés la vertiente satírica y caricaturística que alcanza uno de sus mejores exponentes en "Los Borbones en Pelota" (Madrid, Biblioteca Nacional), un álbum anti-isabelino firmado con el acróstico S. E. M. que también utilizaron los hermanos Bécquer en otras ocasiones.
Valeriano fue también un retratista de gran talento, capaz de trascender la personalidad del retratado con un lenguaje elegante, contenido y sintético, que tiene su mejor y más conocido exponente en el retrato de su propio hermano "Gustavo Adolfo Bécquer" (Sevilla, Museo de Bellas Artes) o en el "Retrato de niña" (P07001). Dentro de ese género se cifran algunas obras de interés excepcional, en las que funde su interés por el retrato con su experiencia costumbrista, creando deliciosas escenas familiares, como el famoso "Interior isabelino" (Museo de Cádiz) (G. Navarro, C. en: El siglo XIX en el Prado, Museo Nacional del Prado, 2007, p. 469).

Obras (12)

Retrato de niña
Óleo sobre lienzo, 1852
Domínguez Bécquer, Valeriano
El baile. Costumbres populares de la provincia de Soria
Óleo sobre lienzo, 1866
Domínguez Bécquer, Valeriano
Un leñador en las cercanías de Burgo de Osma
Óleo sobre tabla, 1866
Domínguez Bécquer, Valeriano
Hilandera en las cercanías de Burgo de Osma
Óleo sobre tabla, 1866
Domínguez Bécquer, Valeriano
El presente. Fiesta mayor en Moncayo (Aragón), la víspera del santo patrono
Óleo sobre lienzo, 1866
Domínguez Bécquer, Valeriano
Interior de una casa de un pueblo de Aragón, cuando la familia se reúne por la tarde a tomar el chocolate
Óleo sobre lienzo, 1866
Domínguez Bécquer, Valeriano
La fuente de la ermita (Costumbres del Valle de Amblés en la provincia de Ávila)
Óleo sobre lienzo, 1867
Domínguez Bécquer, Valeriano
Tipo del valle de Amblés
Óleo sobre lienzo, 1867
Domínguez Bécquer, Valeriano
Aldeana del valle de Amblés (Tipos y costumbres de la provincia de Ávila)
Óleo sobre lienzo, 1867
Domínguez Bécquer, Valeriano

Multimedia

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba