El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás
Descanso en la huida a Egipto
Patinir, Joachim
Cerrar Continuar a ficha de la obra

Patinir, Joachim

Dinant, 1480 - Amberes, 1524

Joachim Patinir, (Dinant, h. 1480-Amberes, 1524). Pintor flamenco. Nacido a las orillas del Mosa, es considerado como el primer paisajista flamenco. Sus amplios paisajes, muy característicos, presentan horizontes altos con extensas campiñas en las que destacan macizos de rocas puntiagudas, de caráct ...

Ver ficha de autor

Descanso en la huida a Egipto

1518 - 1520. Óleo sobre tabla, 121 x 177 cm.

En el primer plano, en el centro, sobre una colina de forma semiesférica, aislada del resto como en la tabla de la Gemäldegalerie de Berlín, María, con una toca blanca cubriéndole los cabellos, túnica azul y manto blanco azulado, está sentada en el suelo, amamantando a su Hijo, totalmente vestido. En el plano medio, detrás de la Virgen, se inicia el bosque oscuro, integrado en el paisaje del fondo, al margen de la figura principal. De ese modo, aparecen perfectamente separados el espacio de campo a la derecha, con la granja, el pueblo en el plano medio y la ciudad a distancia -motivos habituales en otras obras de Patinir-, del de la izquierda, con Heliópolis al pie de la alta montaña pétrea de la izquierda. Esta naturaleza solitaria está unida al primer plano, más elevado, por el color del terreno y por los caminos intrincados por los que asciende san José con el recipiente de comida en las manos.

En el Descanso en la Huida a Egipto del Prado, Patinir siguió con variantes el mismo tipo iconográfico que en las tablas del Museo Thyssen, la central del tríptico de la antigua colección Kaufmann de Berlín (Wiesbaden) y la de la Gemäldegalerie de Berlín. De esta forma, continuaba el camino iniciado por Memling en su tabla del Louvre, de unir al grupo de la Virgen con el Niño pasajes de la Huida a Egipto, que fue seguido después por Gerar David en obras como la tabla del Prado, o la de Washington y más tarde por otros pintores, entre ellos Patinir y Joos van Cleve en su tabla del museo de Bruselas. Según indica Falkenburg, no existe una tradición previa para representar este tema y lo que lo define son los episodios de la huida incluidos en el paisaje, a menor escala. En la tabla del Descanso del Prado, Patinir incorpora la Matanza de los Inocentes, en el extremo derecho, al fondo, como en el tríptico de colección particular de Wiesbaden y en la tabla de la Gemäldegalerie de Berlín. En ese mismo lado, en el plano medio, sitúa el Milagro del Trigo, igual que en las otras dos tablas. Lo que varía es la posición y el protagonismo que tiene en la tabla del Prado la Destrucción de los Ídolos de Heliópolis, que aparece en dos lugares distintos. A la derecha de la Virgen, la bola de piedra con los pies es el único resto de una imagen pagana. A la izquierda se alza la ciudad con edificios románico-góticos, en la que los ídolos caen precipitándose desde la torre, mientras que en otro edificio anexo los fieles presentan ofrendas ante uno de sus dioses, cuya cabeza semeja la de una rata. Aluden a la huida a Egipto las alforjas blancas atadas al bastón de san José, la cesta de mimbre y la calabaza para el agua con tapón, en primer plano, a los pies de María, lo mismo que san José, a la izquierda, en el plano medio, y el asno comiendo, representado de espaldas, en un escorzo pronunciado, al otro lado.

El árbol junto a María y el manantial que brota entre las rocas a su derecha no tiene nada que ver con el milagro de la palmera que tuvo lugar durante el descanso en la huida a Egipto. Ambos pertenecen a una tradición iconográfica distinta, la del Paraíso terrenal, con la que se vincula la Virgen de la Humildad, con María sentada en el suelo como en esta tabla del Prado. Patinir la representa en ella como Madonna lactans, como Mater misericordiae -lo que le otorga un importante papel en la Encarnación y en la Redención-. Pese a ello, al disponerla en alto, destacada del resto, el pintor consigue que resalte por su majestad, y no por su humildad como hizo Jan van Eyck con la Santa Bárbara sentada en el dibujo del Koninklijk Museum voor Schone Kunsten de Amberes. Patinir amplía el espacio destinado al Paraíso. El manzano con pocas frutas a la izquierda de María es el Árbol del Bien y del Mal, seco a raíz del pecado original, pero que brota de nuevo tras la Encarnación de Cristo, con la que se inicia la Redención. La vid sin uvas enroscada en este árbol alude a las palabras de Cristo: Soy la vid, y se asocia a su muerte en la cruz, a la Redención, lo mismo que la hiedra que también se enrosca en él, que simboliza asimismo la muerte en la cruz y la vida eterna. El castaño del segundo plano, a la izquierda de María, se asocia con la resurrección y sus frutos caídos en el suelo -algunos abiertos dejando ver las castañas-, aluden a la Inmaculada Concepción, a la castidad de María. La gran cantidad de flores y plantas del primer plano también tienen un significado cristológico o mariano, del que ha dado cuenta Falkenburg. Tanto ellas como los dos árboles aluden al pecado original y a la Redención gracias a la Pasión y muerte de Cristo, pero también a la compassio de la Virgen, porque no en vano este tema iconográfico es uno de sus Siete Dolores, como ella misma deja ver con sus bajos ojos pensativos, que aluden a la Pasión en los días felices de la infancia.

Las características que muestra este paisaje con el Descanso en la huida a Egipto confirman su datación posterior a las tablas de este mismo tema atribuidas a Patinir. Todo parece indicar que debió llevarse a cabo entre 1518-1520, en los inicios de la última fase de la actividad del artista, como confirma la dendrocronología. Las notas que muestra el dibujo, el material empleado, la forma en que se aplica el color, visible tanto por las radiografías como en superficie, abogan porque se trata de una obra autógrafa de Patinir (Texto extractado de Silva, P. en: Patinir. Estudios y catálogo crítico, Museo Nacional del Prado, 2007, pp. 182-193).

Multimedia

Ficha técnica

Número de catálogo
P01611
Autor
Patinir, Joachim
Título
Descanso en la huida a Egipto
Fecha
1518 - 1520
Técnica
Óleo
Soporte
Tabla
Dimensión
Alto: 121 cm.; Ancho: 177 cm.
Procedencia
Colección Real (adquirido por Felipe II en la almoneda del prior Fernando de Toledo y enviado al Monasterio del Escorial, Madrid, sexta entrega, 8 de julio de 1593).

Bibliografía +

Noul, M., Sotomayor, F., Muguruza, P., Les chefs-d'oeuvre du Musée du Prado, Musée d'Art et d'Histoire, Ginebra, 1939, pp. 32.

Koch, Robert A., Joachim Patinir, Princeton University Press, Princeton, 1968, pp. 17, 18, 37-39, 49, 50.

Cuttler, Charles D., Northern Painting. From Pucelle To Bruegel. Fourteenth, Fift, HoltRinehart and WinstonInc, Nueva York,Etc, 1968, pp. 426.

Franz, Heinrich Gerhard, Niederlandische Landschaftesmalerei in Zeitalter des Manieri, Akademische DruckU.Verlagsanstalt, Graz, 1969, pp. lám.19.

Friedländer, Max J., Early netherlandish painting, A.W.Sijthoff, Leyden-Bruselas, 1972, pp. lám. 224.

Museo Nacional del Prado, Museo del Prado: catálogo de las pinturas, Museo del Prado, Madrid, 1972.

Poli, I.De, Bruegel, Editorial Marin, Baecelona, 1977, pp. 108.

Haeck, Dufey., Le theme repos. Pendant la fuite au Egipte dans la peintre flamande au XV, Revue belge d'archeologie et d' histoire de l' art, 1980, pp. lám.10.

Pons, Maurice, Patinir Ou L'Harmonie du Monde, Robert Laffont, Paris, 1980, pp. 108.

Haak, Bob, The Golden Age. Dutch Painters of the Seventeenth Century, Harry N.Abrams, Nueva York, 1984, pp. 134/ lám.273.

Museo Nacional del Prado, Museo del Prado: catálogo de las pinturas, Museo del Prado, Madrid, 1985, pp. 496.

Mingote Calderón, Jose Luis., Iconografía y tradición oral. El milagro del campo de trigo en la huida a Egipto., Revista de dialectología y tradiciones populares, XLI, 1986, pp. 109-133.

Hendrick, Jacques, La Peinture Au Pays de Liege XVI, XVII et XVIII Siecles, Editions du Perron, Liege, 1987, pp. 29/ lám.11.

Réau, Louis1881-1961, Iconographie de L'Art Chretien. T. I. Introduction Generale, Kraus Reprint, Millwood, 1988, pp. 280.

Falkenburg, Reindert L., Joachim Patinir. Landscape As An Image of the Pilgrimage of, John Benjamins Publishing Company, Amsterdam.Filadelfia, 1988, pp. 48-49/ lám.1.

Warma, Susanne Juliane, The Paintings of Giambettino Gignaroli (1706-1770), Umi, Ann Arboe,Michigan, 1988, pp. 70.

Hervella Vázquez, José., El tema de la huida a Egipto en el arte orensano. Influencia de los apócrifos., CUADERNOS DE ARTE E ICONOGRAFIA, II, 1989.

Museo Nacional del Prado, La pintura flamenca en el Prado, IbercajaFonds Mercator, Amberes, 1989, pp. 74.

Saxl, Fritz, La vida de las imagenes: estudios iconográficos sobre el art, Alianza Editorial, Madrid, 1989, pp. 100.

Museo Nacional del Prado, Museo del Prado: inventario general de pinturas, Museo del Prado, Espasa Calpe, Madrid, 1990, pp. nº413.

Gemin, M., Nuovi Studi Su Paolo Veronese, Arsenale Editrice, Venecia, 1990, pp. 192/ lám.150.

Alberti, R., Mirar Un Cuadro en el Museo del Prado., R.T.V.E. y Lunwerg Editores, Madrid, 1991, pp. 52.

Leplat,B, Sur le tableau de la confrerie du Puy D´Amiens. La Vierge du Palmier, Bulletin de la Société des Antiquaires de Picardie, 2 Tri, 1991, pp. 31-34.

De Bruegel a Rubens. L'Ecole de Peinture Anversoise 1550-165, SnoeckDucalu & Zoon, Antwerpen, 1992, pp. 222.

Checa Cremades, Fernando, Felipe II: mecenas de las artes, Nerea, Madrid, 1992, pp. 407.

Un príncipe del renacimiento: Felipe II, un monarca y su época, Sociedad Estatal para la Conmemoración de los centenarios de Felipe II y Carlos V, Madrid, 1998, pp. 431.

Museo Nacional del Prado, Pintura flamenca de los siglos XV y XVI: guía, Museo del PradoAldeasa, Madrid, 2001, pp. 158.

Finaldi, Gabriele, 'Fragmentos de género en la pintura religiosa del Museo del Prado' en Historias Mortales: La vida cotidiana en el arte, Galaxia guttenberg, Barcelona, 2004, pp. 131.

Finaldi,G. Gómez Nebreda,M.L, Itinerarios de fe en el Museo del Prado, Mision Joven, 2007, pp. 50.

Museo Nacional del Prado, Patinir. Estudios y catálogo crítico, Museo Nacional del Prado, Madrid, 2007, pp. 182-193.

Falkenburg, Reindert L., The land of unlikeness : Hieronymus Bosch, ''The Garden of Ea..., W Books, 2011, pp. 133.

García-Frías Checa, Carmen, 'De la grandeza y variedad de la pintura que hay en esta casa' La colección pictórica de Felipe II en El Monasterio de El Escorialo, De El Bosco a Tiziano: arte y maravilla en El Escorial, Patrimonio Nacional, Madrid, 2013, pp. 35-51 [37, 41 f.12].

Otros inventarios +

Catálogo Museo del Prado, 1854-1858. Núm. 413.

Inv. Real Museo, 1857. Núm. 413.
Patenier. (Joaquin) / 413. / Descanso en la huida à Egipto. / La virgen sentada en medio de un pais frondoso y ameno da el pecho á su divino hijo. Se ve en segundo termino á san Jose trayendo un cuenco lleno de agua. En lontananza varios campesinos y soldados que van en seguimiento de la sagrada familia. Algunos idolos rotos y templos paganos arruinados indican el triunfo de la ley de gracia. (E.) (tabla.) / Alto 4 pies, 4 pulg; ancho 6 pies, 4 pulg.

Catálogo Museo del Prado, 1872-1907. Núm. 1519.

Catálogo Museo del Prado, 1910. Núm. 1611.

Catálogo Museo del Prado, 1942-1996. Núm. 1611.

Exposiciones +

Patinir
03.07.2007 - 07.10.2007

Ubicación +

Sala 056 (Expuesto)

Expuesto

Objetos presentados +

Recipiente

Instrumentos agrícolas / ganaderos / de pesca / de caza

Armadura

Casco / yelmo

Escudo

Puente

Cesta

Fecha de actualización: 27-09-2016 | Registro creado el 28-04-2015

Más obras de Patinir, Joachim

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba