El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás
Fiesta campestre
Teniers, David
Cerrar Continuar a ficha de la obra

Teniers, David

Amberes, 1610 - Bruselas, 1690

Miniatura autor

Nació en el seno de una familia de artistas y su padre, David Teniers, el Viejo, fue su primer maestro; de hecho, en los textos, se le conoce como David Teniers II. Ingresa en la guilda de San Lucas en 1633 y empieza a firmar y fechar sus cuadros en este año. En la primera época de su producción, en ...

Ver ficha de autor

Fiesta campestre

1647. Óleo sobre lienzo, 75 x 112 cm.

Un grupo de lugareños danza al son de una gaita y una zanfonia en honor de una desposada que preside la mesa en un segundo plano, rodeada, aparentemente, por familiares o invitados de más edad. El fondo remoto de paisaje, donde se advierte una iglesia de alto campanario, lo anima un grupo de personajes distinguidos, uno de los cuales podría ser el archiduque Leopoldo Guillermo de Austria, gobernador de los Países Bajos españoles en nombre de Felipe IV. Antonio González Ruiz en el siglo XVIII hizo un cartón para la Real Fábrica de Tapices de Santa Bárbara, utilizando los modelos de este lienzo de forma caprichosa; se conoce el tapiz resultante, que se conserva en el Palacio Real de Madrid, pero el cartón se da por perdido. Respecto del cuadro que aquí se estudia parece posible que se trate del número cien del palacio del Buen Retiro, que se inventaría en 1747: Un lienzo forrado en tabla del mismo autor de vara y tercia de largo y una vara de alto de diferentes banquetes y bailes de bamboches en quince mil reales, indicando que antes estuvo en las Casas Arzobispales. El rico cromatismo del cuadro está determinado por un azul acero luminoso y un blanco realzado por vigorosos toques rojos para el primer plano, mientras que las tonalidades de un rojizo castaño predominan en el segundo término. El excelente modo de presentar, de manera vaporosa, el follaje de los árboles y el azul del cielo sembrado de nubes claras se corresponde hábilmente con la atmósfera general de alegría que se observa por doquier. En lo concerniente a diversiones populares del ámbito campestre, Teniers ha pintado con relativa poca frecuencia el mundo de las bodas de campesinos, si se tiene en cuenta el amplio repertorio de sus cuadros, puesto que únicamente se conocen cinco obras con tal asunto; una de ellas es la presente, ejecutada en 1637, en la que aparece la novia sin su esposo, sentada con el respaldo de una gran pieza de tela, sobre la cual, siguiendo la tradición, están colgadas las coronas matrimoniales, mientras los invitados, en torno a la mesa o bailando, se divierten. El genial Pieter Brueghel el Viejo fijó en su célebre Banquete nupcial (Kunsthistorisches Museum, Viena) rasgos similares, aunque con otro concepto, mucho más directo, plenamente satírico y menos decorativo; en consecuencia Pieter Brueghel el Joven, Jan Brueghel el Viejo y David Teniers se inscribieron en esta corriente produciendo piezas sumamente atractivas. Mientras que el mencionado cuadro de Pieter Brueghel el Viejo, así como otro de Teniers, fechado en 1637, hacen alusión, un tanto vulgarmente al erotismo, el deseo, la voluptuosidad y la situación de la novia en este contexto, el mismo Teniers en la presente pintura, diez años posterior a la precedente, siguiendo la evolución general de su trayectoria estética, se concentra más en destacar el espíritu festivo como una especie de bullicio alegre de la ceremonia sin aportar elementos o interpretaciones de carácter crítico o mordaz. Para este lienzo existe un dibujo preparatorio, muy abocetado, hecho a grandes rasgos (colección de J. Q. van Regteren Altena, Ámsterdam), que tomando los grupos de personajes, animados de un movimiento bien ritmado y extraordinariamente vivo, ofrece la primera idea de la composición (Texto extractado de Luna, J. J.: De Tiziano a Goya. Grandes maestros del Museo del Prado, National Art Museum of China-Shanghai Museum, 2007, pp. 258-259).

Multimedia

Ficha técnica

Número de catálogo
P01786
Autor
Teniers, David
Título
Fiesta campestre
Fecha
1647
Técnica
Óleo
Soporte
Lienzo
Dimensión
Alto: 75 cm.; Ancho: 112 cm.
Procedencia
Colección Real

Bibliografía +

Museo Nacional del Prado, Museo del Prado: catálogo de las pinturas, Museo del Prado, Madrid, 1972.

Díaz Padrón, Matías, Museo del Prado: catálogo de pinturas. Escuela flamenca, Museo del Prado; Patrimonio Nacional de Museos, Madrid, 1975.

Dreher Faith, Paulette, The vision of country life in the paintings of David Teniers II, Columbia Univ. Microfilms Intl., 1977, pp. 24,37,67,115,119,122,129 fg2.

Grandes Estilos de la Pintura. Vol. Iv. Pintura Barroca 1, IV, Sedmay Ediciones, Madrid, 1979, pp. 238.

Robert-Jones, Ph, Bruegel. Una Dynastie de Peintres, [s.n], Bruselas, 1980, pp. nº212.

Museo Nacional del Prado, Museo del Prado: catálogo de las pinturas, Museo del Prado, Madrid, 1985, pp. 667.

Museo Nacional del Prado, Museo del Prado: inventario general de pinturas, I, Museo del Prado, Espasa Calpe, Madrid, 1990.

Buendía, José Rogelio, El Prado. Colecciones de Pintura, Lunwerg Editores, Madrid, 1994, pp. 442.

Díaz Padrón, Matías, El siglo de Rubens en el Museo del Prado: catálogo razonado, II, Prensa Ibérica, Madrid, 1995, pp. 1352.

Ayala Mallory, Nina, La pintura flamenca del siglo XVII, Alianza editorial, Madrid, 1995, pp. 275/ lám.249.

De Tiziano a Goya. Obras maestras del Museo del Prado., Tokio - Osaka, 2006.

El vino en El Prado, Fundación para la cultura del vino, 2007.

Otros inventarios +

Inv. Real Museo, 1857. Núm. 1270.
David Teniers./1270. Fiesta campestre./ Delante de casas rusticas, dos mesas, baile de paisanos, tertulia de fumadores, grupo de paisanos hablando./ El país contiene arboles, y a lo lejos población, fuera de la cual se notan varios personages que sin duda vienen a ver la fiesta./Alto 2 pies, 8 pulg; ancho 4 pies.

Catálogo Museo del Prado, 1872-1907. Núm. 1719.

Exposiciones +

De Tiziano a Goya. Grandes Maestros del Museo del Prado
Shanghai
13.09.2007 - 12.11.2007

De Tiziano a Goya. Grandes Maestros del Museo del Prado
Beijing
29.06.2007 - 24.08.2007

De Tiziano a Goya. Obras maestras del Museo del Prado
Osaka
14.07.2006 - 15.10.2006

De Tiziano a Goya. Obras maestras del Museo del Prado
Tokio
24.03.2006 - 02.07.2006

Ubicación +

Sala 016B (Expuesto)

Expuesto

Objetos presentados +

Mesa

Silla / sillón

Jarro / jarra / jarrón: Jarra con la embocadura tapada con una tela blanca.

Plato

Zanfona o zanfoña: En la parte inferior de la derecha hay un hombre, de pie que toca la zanfoña haciendo dúo con el tañedor de gaita (sentado). El instrumento tiene la caja en forma de corazón y es sostenido por el músico como si lo llevara colgado en bandolera. Con la mano derecha da vueltas al manubrio mientras que con la izquierda presiona las teclas. La parte del clavijero queda oculta por la capa del músico, por lo que no se sabe el número de clavijas y cuerdas. Se ha descrito correctamente la pieza curvada sobre la tapa armónica. Esta pieza sirve para cubrir la rueda de madera que frota las cuerdas. La zanfoña es un cordófono de cuerda frotada por la acción de una rueda enresinada (situada en la caja de resonancia del instrumento) que gira gracias a un manubrio. El sonido se transforma al presionar las teclas de un teclado lateral dotado de unas espadillas que acortan la cuerda melódica. La zanfoña común tiene dos o tres cuerdas melódicas o cantantes de las que se obtienen varias notas (alrededor de dos octavas) y dos o tres bordones a los lados que emiten una sola nota. Aparece en el Occidente europeo hacia el siglo IX con el nombre de “organistrum” formando parte de los instrumentos que interpretaban música culta (Proyecto Iconografía Musical, UCM).
A partir del s. XVI es utilizado por juglares, mendigos y titiriteros, convirtiéndolo en instrumento de música popular y profana e interpretado frecuentemente por músicos ciegos.

Pipa para fumar

Escoba

Cántaro

Gaita: En la parte inferior de la derecha de la composición hay Un hombre sentado, toca la gaita haciendo dúo con el tañedor de zanfoña. Se ve el fuelle de piel, el tubo melódico y el soplete (en este momento no está insuflando aire), así como un roncón bastante corto en la parte de atrás, hacia el hombro izquierdo del tañedor. Para tañer la gaita hay que colocar el fuelle o bolsa debajo del brazo e inflarlo por medio de un tubo por el cual se sopla (soplete) y cuyo aire alimenta indirectamente los tubos sonoros. Al presionar la bolsa, una válvula cierra este tubo, impidiendo que el aire vuelva a la boca y el sonido se prolongue sin interrupción. En este caso el gaitero ha dejado de soplar aunque la música sigue sonando, a la vista de la actitud de los bailarines (Proyecto Iconografía Musical, UCM).
Instrumento usado en la mayoría de los festejos populares, acompañando a cantos y danzas tradicionales.

Perol

Sombrero

Caldero

Tocado

Gorra

Baile / danza: En la parte inferior de la derecha se representan a cinco parejas mixtas bailando una alegre danza popular. Parece una danza muy saltada con elevación de rodillas hacia delante. Los brazos aparecen tanto dispuestos “en jarra”, es decir, apoyando nudillos en las caderas, como delante del torso cogiendo las manos del compañero. La pareja situada a la derecha del grupo, en un segundo plano, está girando y la mujer parece estar dando una vuelta sobre sí misma mientras su pareja le sujeta la mano derecha sobre la cabeza, y todo ello aparentemente, sin perder el paso saltado que parecen estar realizando todos. El hombre de la pareja situada a la derecha del grupo, en primer plano, mantiene su gorra alzada con la mano derecha (Proyecto Iconografía Musical, UCM).

Fecha de actualización: 19-05-2017 | Registro creado el 28-04-2015

Más obras de Teniers, David

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba