El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás
Niña sentada en un paisaje
Tegeo Díaz, Rafael
Cerrar Continuar a ficha de la obra

Tegeo Díaz, Rafael

Caravaca de la Cruz, Murcia, 1798 - Madrid, 1856

Rafael Texedor Díaz, llamado "Tegeo", fue un artista complejo en el que se refleja con gran nitidez el eclecticismo académico de los pintores de toda una generación, a caballo entre el Neoclasicismo y el Romanticismo. Su lenguaje depurado y preciso, con un característico dibujo, nítido y rotundo, tr ...

Ver ficha de autor

Niña sentada en un paisaje

1842. Óleo sobre lienzo, 111 x 81,5 cm.

Aunque Rafael Tegeo logró cotas de indudable maestría como pintor de cuadros de composición, tanto de asuntos mitológicos y religiosos como de escenas de historia, este artista alcanzó renombre entre la clientela altoburguesa de los primeros años del reinado de Isabel II fundamentalmente como paisajista y pintor de retratos, cuajando en ambos géneros un estilo muy personal, asentado en unas excelentes cualidades técnicas, gracias a la precisión atenta de un dibujo muy depurado y a su refinamiento en el uso del color; facultades acrisoladas por un sólido aprendizaje académico. Su especialización en ambos géneros le llevó a cultivar una modalidad retratística poco usual en España, los retratos civiles de burgueses y aristócratas ante paisajes abiertos que, procedentes de la tradición inglesa, serán mucho más raros en la pintura romántica española, focalizados sobre todo en la escuela andaluza, estimulada por el gusto de las familias británicas establecidas en esta región.

Ejemplo máximo de esta fusión en la obra de Tegeo es este delicioso retrato, seguramente la obra maestra del artista murciano en su producción madura en este género, en el que asume decididamente las pautas del nuevo Romanticismo sin renunciar por ello a la solidez de su formación en el academicismo clasicista del primer tercio del siglo. Representa a una niña de unos nueve años de edad, de rostro fino y tez acusadamente pálida, sobre la que destacan sus intensos y grandes ojos. Retratada de cuerpo entero, está sentada en un banco al aire libre, ante un muro. Se peina con una trenza y luce un vistoso traje de raso a rayas adornado con puntillas, viéndose caído en el suelo a sus pies su sombrero de capota, de terciopelo. Sobre el regazo envuelve varias rosas en un pañuelo, cogiendo una de ellas en la mano derecha. Al fondo se pierde en la lejanía un paisaje boscoso atravesado por un río con una cascada, asomando una construcción entre los árboles.

La captación de la frágil y menuda figura de la niña, de expresión a la vez levemente melancólica y risueña, bañada por una iluminación fría y dirigida, casi nocturna, así como el refinamiento descriptivo de que hace aquí gala Tegeo en detalles como los zarcillos de plata y brillantes con que se adorna la pequeña o los brillos tornasolados de los pliegues de su vestido -verdadera especialidad de este pintor-, pertenecen a lo mejor de su arte, envolviendo siempre a sus personajes con un aire de cierta timidez provinciana y elegante, en la que reside buena parte del encanto de sus retratos. Por otra parte, la inclusión en este caso de un fondo de paisaje supera con mucho el habitual tratamiento de este recurso decorativo como un mero telón de fondo para deleitarse en describir en todos sus matices los distintos elementos que lo conforman, enriqueciéndolo hasta adquirir un interés propio, de indudable gracia pintoresca y colorista, al gusto romántico. Así, la primorosa ejecución del boscaje y las aguas del río, de suaves transparencias, los juegos de luces y sombras de las ramas que asoman por la parte superior o las gradaciones del cielo crepuscular permiten percibir las cualidades de Tegeo como especialista en la pintura de países; faceta de la que sin embargo se conocen hoy contados ejemplos (Texto extractado de Díez, J. L.: El Siglo XIX en el Prado, Museo Nacional del Prado, 2007, pp. 130-132).

Multimedia

Ficha técnica

Número de catálogo
P07619
Autor
Tegeo Díaz, Rafael
Título
Niña sentada en un paisaje
Fecha
1842
Técnica
Óleo
Soporte
Lienzo
Dimensión
Alto: 111 cm.; Ancho: 81,5 cm.
Procedencia
Adquisición Fondos Legado Villaescusa, 1992.

Bibliografía +

Museo Nacional del Prado, Un mecenas póstumo: el legado Villaescusa, Museo del Prado, Madrid, 1993, pp. 94.

Últimas adquisiciones: 1982-1995, Museo del Prado, Madrid, 1995.

Museo Nacional del Prado, Museo del Prado: inventario general de pinturas, III, Museo del Prado, Espasa Calpe, Madrid, 1996.

Gavioli, Laura, Realidad : arte spagnola della realtà, Marsilio, Potenza, 2006.

El siglo XIX en el Prado, Museo Nacional del Prado, Madrid, 2007, pp. 130/ lám.10.

Otros inventarios +

Inv. Nuevas Adquisiciones (iniciado en 1856). Núm. 2275.
Autor: Rafael Tejeo Díaz. / 2275. Título: retrato de niña sentada en un paisaje. / Tipo de obra: pintura / Técnica/soporte: óleo sobre lienzo. / Medidas: 1,110 x 0,815 m. / Nº de catálogo: P.07619 / Firmado y fechado: 'Tegeo. 1842', en el banco, zona inferior derecha. / Adquirido por el museo con fondos de la herencia Villaescusa, en la subasta de Edmund Peel y asociados, S.A., de Madrid, de 20-II-1992, lote nº 17, en 1.930.520 pts. (O.M. 24.II.1992). / Ingresó en el museo el 2-III-1992, acuerdo del Real Patronato de 20-II-1992.

Exposiciones +

Presentación especial: La infancia descubierta
18.10.2016 - 15.10.2017

El Siglo XIX en el Prado
31.10.2007 - 20.04.2008

Realidad. Arte Spagnola della Realtá
Potenza
22.09.2006 - 14.01.2007

Ubicación +

Sala 060 (Exposición Temporal)

Exposición Temporal

Objetos presentados +

Sombrero

Fecha de actualización: 03-12-2016 | Registro creado el 28-04-2015

Más obras de Tegeo Díaz, Rafael

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba