El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás
Quinto Curzio lanzándose a la sima
Giordano, Luca
Cerrar Continuar a ficha de la obra

Giordano, Luca

Nápoles, 1634 - Nápoles, 1705

Miniatura autor

Luca Giordano gozó en vida, tanto en Italia como en España, de gran popularidad que, a su muerte, cayó precipitadamente arrastrada por dos prejuicios que se han mantenido hasta fechas recientes. El primero fue el de su rapidez de ejecución y como consecuencia su superficialidad, que siempre le repro ...

Ver ficha de autor

Quinto Curzio lanzándose a la sima

Hacia 1685. Óleo sobre lienzo, 290 x 355 cm.

Según narra Tito Livio, en el siglo IV a. C. se abrió una sima en el Foro de Roma de la que salían amenazantes llamas. De acuerdo con el vaticinio de los augures, la sima se cerraría en el momento en que aquello en lo que residía la fuerza del pueblo romano se arrojara a ella.Interpretando que lo más valioso de la República era su juventud, Marco Curcio decidió poner fin a su vida arrojándose al fuego (Tito Livio, Ab urbe condita, VII, 6). Como, por otra parte, era habitual, Giordano reprodujo el momento de mayor patetismo, esto es, cuando el caballo alza sus patas delanteras para saltar sobre la sima provocando el horror de cuantos contemplan la escena.La composición se acomodaba a la perfección al arco superior concebido originalmente por el artista, permitiendo que la figura del joven militar y su capa violeta se emplazaran en un plano superior al resto de las figuras. Giordano desarrolló este tema en, al menos, seis pinturas en las que se aprecian escasas variantes, muy probablemente motivadas por las diferencias de formato.Las otras cinco, anteriores en el tiempo a la que nos ocupa, presentan una composición muy parecida, en la que el joven protagonista aparece constreñido por los angostos límites del cuadro y por la presencia de un musculoso guerrero que ocupa parcialmente el primer plano. La del Prado es la más apaisada y airosa, y la única que presenta forma de arco en su límite superior, prueba de que su autor la concibió para un espacio concreto.Como en pocas ocasiones, Giordano llevo a cabo aquí una detenida descripción de la ambientación histórica que, como suele ser habitual en su pintura, no procede de un estudio de primera mano de la arqueología clásica, sino que es una asimilación de sus interpretaciones renacentistas o barrocas. No es una casualidad que esta pintura sea una de las más cortonescas de su producción; de la misma forma que no debe extrañar tampoco que el jinete constituya una evidente apropiación del existente en la Expulsión de Heliodoro del templo (1511-12), de Rafael, en las Stanze Vaticane.Se mantiene aquí la cronología propuesta por Ferrari y Scavizzi, que parece correcta. Tienen razón los citados investigadores al considerar esta versión posterior al ejemplar del Palacio Real de Madrid, de composición más confusa. En la pintura del Prado, Giordano organizó las figuras en friso, de forma que Marco Curcio y la sima a la que se arroja ocupan casi exclusivamente el primer plano. Además, el caballo ejecuta la acción de manera más decidida, evitando las dudas que se observan en la otra versión madrileña, con el inexplicable giro de su cabeza hacia el espectador.Este efecto aparece reforzado por el contraste existente entre el primer plano y los planos subsiguientes, tanto en el toque, más minucioso y detallista en el primero, como en el color, más contrastado y luminoso en este mismo. Por otra parte, el uso de malvas, verdes o rosas, muy saturados, corresponden a la etapa anterior a su estancia en España. También la pincelada, prieta y contenida, que define con precisión perfiles y volúmenes, es muy característica de su momento florentino. Todas estas características se aprecian también en las otras versiones. En el cuadro del Prado se hace un diverso uso de la preparación, que queda a la vista en las zonas oscuras de la pintura, otorgándole un carácter más pictórico.Procede de la biblioteca del colegio de San Pablo de Córdoba, donde lo vio Ponz junto a otra pintura del mismo autor, Betsabé en el baño (Es posible dudar que Ceán Bermúdez, que también las cita en el colegio de San Pablo, viera realmente estas pinturas, puesto que su descripción esta sospechosamente cercana a la de Ponz. El pasaje de Ceán (que puede compararse con el de Ponz, citado) es como sigue: ≪Cordoba. S. Pablo. Dos quadros grandes: sobre la puerta de la libreria el que representa a Curcio arrojandose a las llamas; y sobre la que va a la sacristia el de Bersabe en el bano≫. Ceán Bermúdez 1800, t. II, p. 349). No existe noticia alguna que permita adivinar el origen de estas dos obras, aunque por su rareza en el panorama cordobés y por su extraordinario tamaño, podemos suponer que se trató de un misterioso e importante encargo o donación que no ha dejado rastro. En cualquier caso, no parece que originalmente fuera un conjunto coherente: ni el tamaño, ni los temas tratados, ni los formatos (el arco superior de Marco Curcio no aparece en su ≪pareja≫) permiten confirmar esa hipótesis. Sin embargo, los estilos que presentan ambas pinturas y, consecuentemente, las fechas sí parecen muy próximos, con lo que sería necesario considerar que corresponden a un encargo unitario realizado antes de 1685, fecha probable de ejecución de las dos. Incomprensiblemente, esta pintura ha sido, en distintas ocasiones, despreciada por la crítica, quizás como consecuencia de su largo depósito en un lugar escasamente accesible a los especialistas (Incluso, mereció comentarios negativos por parte de quien sí tuvo la oportunidad de contemplarlo, como Alcolea 1980, p. 146). En realidad, se trata, sin duda alguna, de la mejor versión existente sobre este tema, cuya composición es consecuencia de la eliminación de las dudas que se observan en las pinturas anteriores del mismo tema; además en esta se aprecia una técnica diferente, pues la preparación rojiza juega un papel importante en la definición de la luz, inexistente en las versiones anteriores. [Úbeda de los Cobos 2017, pp. 128-129]

Multimedia

Ficha técnica

Número de catálogo
P005300
Autor
Giordano, Luca
Título
Quinto Curzio lanzándose a la sima
Fecha
Hacia 1685
Técnica
Óleo
Soporte
Lienzo
Dimensión
Alto: 290 cm.; Ancho: 355 cm.
Procedencia
Colección Real (Colegio de San Pablo, Córdoba, biblioteca, 1792; colección Manuel Godoy, Madrid, 1803-1808; ¿Palacio Real, Madrid, pieza de trucos, 1814-1818, nº 227?).

Bibliografía +

Ferrari, Oreste, Luca Giordano. Vol. I. Testo, Edizione Scientifiche Italiani, 1966, pp. 136.

Alcolea, Santiago, Pinturas de la Universidad de Barcelona. Catálogo, Universidad, Barcelona, 1980, pp. 146.

Rose, Isadora, Pinturas en el Museo del Prado procedentes de la antigua colección de Manuel Godoy, Boletín del Museo del Prado, 4, 1983, pp. 173.

Espinós, A.; Orihuela, M. y Royo Villanova, M. [et al.], El ''Prado disperso''. Cuadros depositados en Barcelona. II. Universidad, Boletín del Museo del Prado, VII, 1986, pp. 125.

Museo Nacional del Prado, Museo del Prado: inventario general de pinturas, I, Museo del Prado, Espasa Calpe, Madrid, 1990, pp. 698.

Gómez Nebreda, María Luisa, Las pinturas del convento franciscano de los Ángeles de Madrid que pasaron al Museo de la Trinidad. Contribución al catálogo del ''Prado Disperso'', Boletín del Museo del Prado, XX, 2002, pp. 48.

Luna, J. J., Guerra y pintura en las colecciones del Museo del Prado. S. XVI a Goya, Arte en tiempos de guerra Jornadas de Arte (14º.2008.Madrid), 2009.

Otros inventarios +

Inv. Fernando VII, Palacio Nuevo, 1814-1818. Núm. ¿227?.
Pieza de Trucos [...] {21179-21180} 226 y 227 / Tres varas largo tres menos quarta alto = Seneca en su transito dictando a sus discípulos = Curcio a caballo arrojandose a las llamas = Jordan

Museo Real de Pinturas a la muerte de Fernando VII, 1834. Núm. 127.
Quinto Curcio se precipita / Lucas Jordán Escuela de Conca / Lº / 1500

Inv. Real Museo, 1857. Núm. 2669.
L. JORDAN / 2669. QUINTO CURCIO LANZANDOSE A LA SIMA. / ALTO 10 PIES, 4 PULG, 6 LIN; ANCHO 12 PIES, 8 Ps., 6 LIN.

Catálogo Museo del Prado, 1872-1907. Núm. 210.

La obra no tiene exposiciones relacionadas

Ubicación +

Barcelona - Universidad de Barcelona (Depósito)

Fecha de actualización: 27-03-2019 | Registro creado el 28-04-2015

Más obras de Giordano, Luca

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba