El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás

Belvedere, Andrea

Nápoles, 1652 - Nápoles, 1732

Es el último y más aquilatado representante de la tradición bodegonista napolitana, que tras su muerte en 1732, parece casi apagarse. Trabajó en su ciudad natal desde 1674, su estilo parece formado en el círculo de Paolo Porpora y se inspira en la producción temprana de Giuseppe Recco, según cabe apreciar en las primeras obras conservadas de ese periodo (Museo di Capodimonte, Nápoles y Museo Correale Terranova, Sorrento). Afín al estilo de Gian Battista Ruoppolo, de quien muchas de sus obras son deudoras, acusa también la influencia del flamenco Abraham Brueghel, establecido en Nápoles hacia 1671; de ambos extrae ese aire de opulencia suntuosa que une a su natural tendencia al sentimentalismo y a la exquisitez. Sin embargo quienes condicionaron más su creatividad fueron dos artistas extranjeros establecidos en Roma: Karel von Vogelaer y Franz Werner von Tamm. Famoso sobre todo por sus cuadros de flores, es llamado a la corte de Madrid casi al mismo tiempo que Luca Giordano, donde reside entre 1694 y 1700, trabajando activamente tanto para la familia real como para la aristocracia. A su regreso a Nápoles, abandona casi la pintura y se dedica a actividades teatrales, como autor dramático, decorador y empresario. Colaboró, como pintor especialista de flores, con pintores de figuras como Luca Giordano o Francesco Solimena, a la par que realiza en solitario sus grandes floreros, de un exquisito refinamiento colorista que preludia innegablemente, merced a los agrupamientos de las composiciones y la variedad tonal, muchos de los aspectos estéticos y técnicos que se difundirían por toda Europa durante el Rococó. De hecho es un paralelo, en términos italianos, de lo que por entonces, descontando la prosopopeya de la escuela, desplegaba en Francia y Gran Bretaña Jean-Baptiste Monnoyer. Sus pinturas, a su vez, sirvieron de punto de partida a las fórmulas de pintores de su tierra como Tommaso Realfonso, Nicola Casissa y Gasparo López (Luna, J. J.: De Tiziano a Goya. Grandes maestros del Museo del Prado, National Art Museum of China-Shanghai Museum, 2007, p. 284).

Obras (2)

Florero
Óleo sobre lienzo, 1694 - 1700
Belvedere, Andrea
Florero
Óleo sobre lienzo, 1694 - 1700
Belvedere, Andrea

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba