El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás

El Bosco

S'Hertogenbosch (Holanda), h. 1450 - S'Hertogenbosch (Holanda), 1516

Jheronimus van Aken, el Bosco, formó parte de una familia de pintores que trabajaron durante seis generaciones, primero en Nimega (ducado de Gueldre), a donde debieron llegar procedentes de Aquisgrán (Aachen) -si su apellido, Aken, es realmente un apellido de origen, como se ha supuesto-, y después en ’s-Hertogenbosch.
Sobre su biografía existen aún muchas lagunas. No se sabe por ejemplo donde vivían sus padres cuando el vino al mundo, y tampoco consta su año de nacimiento. Aunque se sitúa hacia 1450, lo cierto es que no es posible fijarlo con seguridad. La primera referencia que se conserva sobre el Bosco corresponde al 5 de abril de 1474, cuando, junto con su padre Anthonius y sus dos hermanos, Goessen y Jan, actuó como testigo a favor de su hermana Katharina en la venta de la hipoteca de una casa en el pequeño pueblo de Geffen. Al figurar junto a su padre, Anthonius van Aken, se ha considerado que el Bosco no tenía aún 24 años, la edad legal para intervenir de forma independiente en un documento en ‘s-Hertogenbosch. Esto no sucederá hasta el 3 de enero de 1481, cuando el hijo mayor de Anthonius, Goessen, compre a su hermano Jheronimus, al que se llama “Joen el pintor” -la primera vez que figura como tal-, la cuarta parte de la casa familiar en la plaza del Mercado, igual que hizo con sus otros dos hermanos, Jan y Herbertke. La conclusión a la que puede llegarse por los documentos anteriores es que el Bosco debió nacer entre el 6 de abril de 1450 y el 2 de enero de 1457, pero lo más seguro es que se acerque más a la primera fecha.
En un documento datado el 15 de junio de 1481 el Bosco figura como marido de Aleid van de Meervenne. Esta debía de ser algo mayor que él, pero no tanto como se ha dicho. Aleid no pudo nacer más tarde de 1447, a juzgar por un documento del 2 de septiembre de 1471, en el que ella y su hermana Geertruid, al ser mujeres, cedieron poder a un procurador para actuar en su nombre, de lo que se deduce que tenían al menos 24 años. Como sucede con respecto a su nacimiento, tampoco se sabe cuándo contrajo matrimonio con el Bosco, pero al menos en 1480 ya debían estar casados. Lo que si consta es que el 30 de julio de 1477 Aleid alquiló una casa llamada “Inden Salvatoer” que había heredado de su abuelo materno, Rutger van Arkel, situada en el lado norte de la plaza del Mercado (en el numero 61 actual) y en la que después viviría con el Bosco. El contrato se firmó con un cierto Peter Peterss Marsse por un periodo de seis años; esto es, hasta fines de julio de 1483. En ese momento Aleid debía estar soltera, porque en caso contrario su marido habría actuado en su nombre, como hizo después. La boda entre el Bosco y Aleid tuvo que celebrarse por tanto entre el 31 de julio de 1477 y el 14 de junio de 1481. Aunque se ha repetido insistentemente que el 3 de enero de 1481, cuando el Bosco vendió la cuarta parte de la casa paterna a su hermano Goessen, debía estar ya casado y vivir en la casa de la plaza del Mercado propiedad de Aleid, lo cierto es que no se puede asegurar, ya que, al haber firmado su mujer en 1477 un contrato de alquiler por seis años, para hacerlo obligatoriamente tuvo que incumplirse el contrato -lo que por otro lado bien pudo suceder.
Antes de residir en la casa que su mujer poseía en el lado norte de la plaza del Mercado -mucho más elitista-, el Bosco vivía ya en esa misma plaza desde el 12 de febrero de 1462, cuando su padre, Anthonius van Aken, compró una vivienda en el lado este (el numero 29 actual) que al menos en el siglo XVI se llamaba “In Sint Thoenis”. Con ello Anthonius dio el primer paso para elevar el estatus de su familia al residir -y también disponer su taller- en un espacio privilegiado de la ciudad, aunque fuera en el lado menos relevante. En ese taller, el Bosco debió llevar a cabo su formación como pintor, y lo mismo puede decirse de sus hermanos Goessen y Jan. Tras morir Anthonius en 1478, se ha supuesto que sus hijos compartieron taller en la casa paterna, que pasó a ser propiedad de Goessen, el mayor, en 1481, cuando sus tres hermanos le vendieron cada uno su parte de la herencia. Hasta 1523 la casa siguió en poder de la familia Van Aken, que la utilizaba como taller. Por los pagos de las tasas consta que trabajaron allí los dos hermanos mayores del Bosco, Goessen y Jan. Aunque no existen datos que lo prueben, todo parece indicar que el Bosco abrió su propio taller en la casa que compartía con Aleid. En cambio, lo que sí se sabe con certeza es que, tras la muerte de Goessen, su viuda Katharina continuó con el taller -lo que sería prácticamente imposible si también el Bosco hubiera trabajado allí. Así lo demuestra un pago efectuado en 1499-1500 a “la mujer del pintor Goessen por policromar a [una estatua de] Santa Barbara”. Después fue su hijo mayor, Jan, el que siguió con el taller. Tambien trabajaba allí el hijo menor, llamado Anthonius van Aken, como su abuelo, y asimismo pintor.
A las noticias que han llegado hasta nosotros sobre el Bosco, su familia y las propiedades de su mujer, se suman las que se conocen respecto a su condición de miembro de la ya citada cofradía de Nuestra Señora. Esta institución, a la que también habían pertenecido como miembros ordinarios sus abuelos y sus padres, tenía su sede en la capilla del mismo nombre en el lado nordeste de la iglesia de San Juan de ‘s-Hertogenbosch. La cofradía, fundada en 1318 y aún viva en la actualidad, estaba dedicada a venerar a la Virgen María, cuya imagen ocupaba el centro del retablo colocado sobre el altar mayor de su capilla. Al principio sus miembros eran solo clérigos, pero después ingresaron laicos -hombres y mujeres- como miembros ordinarios. Además de los vecinos de ‘s-Hertogenbosch, desde el siglo XIV podían pertenecer a ella personas no residentes en la ciudad, que venían desde todos los Países Bajos y de más allá, por el sur, hasta Dijon, y por el Norte, hasta el Báltico. En el siglo XV los cofrades llegaron a ser diez mil, y a comienzos del XVI catorce mil o quince mil.
El Bosco ingreso como miembro ordinario de la cofradía en 1486-87 (fol. 42v). Su nombre, “Jheronimus, hijo de Anthonis van Aken”, figura junto con los de los más de trescientos cincuenta cofrades de los Países Bajos y de Alemania que ingresaron ese año. De forma excepcional, tan solo un año después se convirtió en hermano jurado. El nombre de “Jeroen el pintor” aparece con la misma letra en el margen del documento en el que se inscribieron los nuevos hermanos jurados (1487-88; fol. 95) que, por norma, cada año participaban en el banquete del Cisne, que se hacía en torno a la Navidad. A el acudían además de los nuevos, los hermanos jurados que habían obtenido un nuevo cargo o se habían casado. Tenían que pagar una cuota obligatoria de 10 escudos. Aunque no se hace mención del nuevo estatus del Bosco como hermano jurado, este se puede deducir del resto del documento.
Esta designación como hermano jurado de la cofradía -que conseguian por lo general las clases dirigentes de la ciudad, de las que el Bosco no formaba parte-, se justifica generalmente por la buena situación económica de su mujer, que le habría permitido acceder a círculos sociales más elevados, pero no sería la única razón. Sin duda también le ayudaría el hecho de que ya entonces, con 37 años (o quizá alguno menos), el Bosco habría obtenido éxito como pintor y sería reconocido por ello en su ciudad.
En las cuentas de 1488-89 (fol. 126v) se registra que en el verano de 1488 la primera comida del año tuvo lugar en la casa de “Jheronimus el pintor”. En ella participaron dos invitados importantes, Lucas, secretario del Rey de los Romanos –el futuro emperador Maximiliano, casado con Maria de Borgoña-, y Ghisbrecht von Rode, representante de la cofradía en Colonia. En 1498-99 (fol. 198v) el Bosco organizó su segundo banquete. En esta ocasión era el del Cisne -la quinta cena del año-, que tuvo lugar en casa de Wouter van der Rullen, que por su cargo vivía en la casa de la cofradía en la Hinthamerstraat.
En las cuentas de 1509-10 (fols. 186r-v) figura que el 10 de marzo de 1510 el Bosco recibió a los hermanos jurados en su casa. Esta tercera comida, la última que organizó, fue una comida especial de Cuaresma -la séptima del año, como indica el tesorero-, que se hizo por primera vez solo con pescado y fruta. En el documento se precisa que el banquete era “en la casa del hermano Jheronimi van Aken pintor, que “se escribe” él mismo Jheronimus Bosch” (“in den huise ons mede bruders Jheronimi van Aken scilder ofte maelder die hem selver scrift Jheronimus Bosch”) y el tesorero repitió dos veces su nombre de esa forma en la misma entrada. Excepto por el documento de septiembre de 1504, por el que el Bosco recibió un pago por un Juicio Final que le había encargado Felipe el Hermoso, y que debió redactarse en ‘s-Hertogenbosch, esta es la única referencia que se hace a que él mismo “se escribe” como Jheronimus Bosch. Aunque sea tardía, ya que el pintor moriría seis años después, constituye una prueba evidente de que en su ciudad se conocía que firmaba con ese nombre. En cambio, cuando en 1487-88 se le eligió hermano jurado, en las cuentas de la cofradía figuró como “Jeroen”, y en la primera cena en la que “puso el mantel”, en 1488, se le denomina “Jeronimus”. Asimismo, cuando hizo la cena del Cisne a fines de 1498 -muerto ya su hermano Goessen- aparece como “Jheronimus van Aken”. Pasados más de once años, en marzo de 1510, siendo ya reconocido por sus obras, no habría impedimento alguno para que se le mencionara con el nombre de “Jheronimus Bosch”, con el que había obtenido fama, no solo para él, sino también para su ciudad. Además, el lugar donde aparece esa cita son los libros de la cofradía, de cuyo grupo dirigente formaba parte. No en vano, antes el escribano se había referido a él como “nuestro hermano jurado”.
En el verano de 1516, se declaró en ‘s-Hertogenbosch una epidemia con unos síntomas que nos hablan de una especie de cólera. Es posible que el Bosco fuera víctima de ella. No se sabe qué día murió. Lo que sí consta en las cuentas de la cofradía de 1516-17 (fol. 119) es que el 9 de agosto de 1516 se celebró en su capilla de la iglesia de San Juan una misa de requiem por “Jeronimus van Aken pintor” oficiada por el deán Willem Hamaker, asistido por un diacono y un subdiacono, y en la que actuaron un coro y un organista. El que estuvieran presentes además los sepultureros apoya la idea de que la misa era su funeral, por lo que el artista tuvo que fallecer pocos días antes. El tesorero anotó el dinero que se pagó a cada uno de los que participaron en la ceremonia, incluidos “los pobres ante el coro”. Los costes (27 “stuivers”) corrieron a cargo de los amigos (“vrients”) del Bosco, entre los que debieron contarse los hermanos jurados de la cofradía, pero también sus familiares, incluidos sus herederos. Debido a ello, la cofradía no tuvo ningún gasto y aún sobró dinero. El tesorero anotó después (fol. 166v) que recibió de los amigos de “Jheronimi el pintor, más de lo que se gastó en el funeral, 1 stuiver”. El mismo tesorero incluyó en la relación anual sobre los fallecidos en 1516 (fol. 159v) a “Jeronimus van Aken pintor hermano jurado”. No se sabe dónde se le enterró, pero es probable que fuera en el patio de la iglesia, al que se accedía directamente por el transepto norte.
Mientras crecía la fama del Bosco, su recuerdo debió permanecer vivo entre los miembros de la cofradía. En torno a 1577, Maarten Sheeren compiló una lista de los miembros anteriores. En la sección de “Obitus fratrum” figura “Jheronimus Aquen[sis] alias Bosch, insignis pictor”. En 1742, Simon van der Velde hizo el llamado “Armorial” de la cofradía, en el que figuran todos los miembros con sus escudos de armas en color. Aunque no es probable que los miembros de la familia del Bosco usaran escudo, en este volumen el pintor figura con el perfil de uno con su interior vacío. Debajo aparece la inscripción: “Hieronimus Aquiens alias Bosch ser vermaerd schilder” (pintor muy famoso) (Silva, P. en: El Bosco. La exposición del V Centenario, Museo Nacional del Prado, 2016, pp. 18-24).

Obras (14)

La Creación
Óleo sobre tabla, Siglos XV - XVI
El Bosco (Taller de)
Las tentaciones de San Antonio Abad
Óleo sobre tabla de madera de roble, Siglos XV - XVI
El Bosco (Copia)
Fantasía moral (Visio tondali)
Óleo sobre tabla, Siglo XV
El Bosco (Copia)
Tríptico de la Adoración de los Magos
Grisalla sobre tabla de madera de roble, Hacia 1494
El Bosco
Tríptico del jardín de las delicias
Grisalla sobre tabla de madera de roble, 1490 - 1500
El Bosco
La extracción de la piedra de la locura
Óleo sobre tabla de madera de roble, 1501 - 1505
El Bosco
Un ángel conduce a un alma por las regiones infernales
Óleo sobre tabla, Siglo XVI
El Bosco (Estilo de)
Las tentaciones de San Antonio Abad
Óleo sobre tabla de madera de roble, Siglo XVI
El Bosco (Copia)
Mesa de los Pecados Capitales
Óleo sobre tabla de madera de chopo, 1505 - 1510
El Bosco

Multimedia

Tienda Prado

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba