El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás
La extracción de la piedra de la locura
El Bosco
Cerrar Continuar a ficha de la obra

El Bosco

S'Hertogenbosch (Holanda), 1450 - S'Hertogenbosch (Holanda), 1516

Hieronymus van Aeken Bosch. Hijo de Antonio van Aken y nieto de Jan van Aken, ambos pintores. Debió de aprender el oficio en el taller de su padre, aunque no lo hereda al tener un hermano mayor con la misma dedicación. Aparece por vez primera vinculado a su padre cuando la cofradía de Nuestra Señora ...

Ver ficha de autor

La extracción de la piedra de la locura

1501 - 1505. Óleo sobre tabla de madera de roble, 48,5 x 34,5 cm.

En el centro de una superficie rectangular el Bosco trazó un círculo en cuyo interior representó la escena de la Extracción de la piedra de la locura. El pintor creó un espejo en el que se pudiera ver la necedad y la locura humana y lo situó en el mundo rural, opuesto al de la nobleza y la vida urbana; de ahí que ambiente la escena en el campo, en medio de un paisaje. Como se hacía en las miniaturas, dispuso alrededor del círculo una decoración de lazos dorados sobre fondo negro y una inscripción en letras góticas, también doradas, en la parte superior: Meester snijt die keye ras (Maestro, quítame pronto esta piedra); y en la parte inferior: Myne name is lubbert das (Mi nombre es Lubbert Das).

La tradición popular asociaba la locura a una piedra alojada en el cerebro. Tomando la metáfora en sentido estricto, los más ingenuos trataban de librarse de esa supuesta piedra haciendo que se la extirparan. El Bosco representa la escena al aire libre, sobre un pequeño promontorio que se alza sobre una llanura con dos ciudades en la lejanía. Muestra al paciente, un campesino, viejo, gordo y desprovisto de sus zuecos, atado a un sillón. El charlatán o falso cirujano que hace la operación lleva un embudo invertido en la cabeza. Es el símbolo del engaño, que pone al descubierto que no es un sabio, sino un estafador. En lugar de bolso, lleva colgado del cinturón una jarra, del tipo de las de gres vidriado de Aachen o Raeren que tantas veces representó el Bosco en sus obras. Lo que extrae de la cabeza del paciente no es una piedra sino un tulipán de lago, una especie de nenúfar como el que está depositado en la mesa, resto de una operación anterior. Aunque generalmente se juzga como un símbolo del dinero que va a obtener el charlatán del incauto, al tratarse de una flor algunos lo han interpretado en clave sexual, como hizo Arias Bonel. En ese caso, lo que haría el cirujano, más que curarle la locura al paciente, es castrarle, anular su deseo sexual -la lujuria- y, por tanto, devolverle a los cauces de la sociedad y de la moral cristiana. Contribuye también a reforzar esta idea el nombre del paciente, Lubbert Das, que algunos traducen como tejón castrado. El tejón (das) se considera perezoso, al ser una criatura nocturna que duerme de día. Lubbert es un nombre masculino que se usa también como apodo para una persona gorda, perezosa y estúpida, mientras que el verbo lubben significa castrar. Además, también el bolso que cuelga de la silla, atravesado por una daga, tiene un significado erótico, sexual.

Con esta obra el Bosco obtiene un nuevo logro al transformar un dicho popular en una imagen. Además, al disponer en torno a ella el texto caligráfico y los elementos decorativos que lo enlazan -y que algunos denominan lazos de amor-, la convierte en un juego visual y verbal. Ese juego de palabras e imágenes -que se complementan mutuamente- se hace más complejo al constatar que lo que se extrae del paciente es una flor, con su consiguiente alusión a la lujuria. La novedad de la concepción de esta obra, con ese juego de palabras e imágenes, y la forma de materializarla, con elementos formales inspirados en la miniatura y en los escudos de armas ceremoniales, no dejan lugar a duda de que fue ideada por el Bosco.

El comitente de este ejemplar del Prado fue Felipe de Borgoña (1464-1524), hijo ilegítimo del duque Felipe el Bueno, que fundó la orden del Toisón de Oro, a la que el bastardo de Borgoña perteneció desde el capítulo decimosexto celebrado en Bruselas en 1501. Todo apunta a que debió ser él quien mandó hacer al Bosco una obra en la que se evocaran los escudos de armas de la orden de la que no solo era miembro, sino el hijo del fundador. Más aún, es más que probable que diera al Bosco algunas especificaciones, distintas a las habituales, respecto a cómo debía hacer la pintura y que justificarían el modo en que el artista la llevó a cabo, como que la superficie fuera lisa, sin textura pictórica ni empastes, como la de los escudos.

Por lo que afecta a su datación, la información que proporciona la dendrocronología confirma que la tabla pudo hacerse a partir de 1488. No obstante, a juzgar por su estilo, y teniendo en cuenta que Felipe de Borgoña ingresó en la orden del Toisón de Oro en 1501, lo más probable es que el Bosco la realizara entre ese año y 1505. El Bosco utilizó para el soporte madera de roble del Báltico, y sobre él dispuso el aparejo de creta habitual tanto en la pintura flamenca como en el resto de sus obras. El dibujo subyacente se hizo en una primera fase con un material seco ligeramente graso, con la pretensión de que no trepara a la superficie, como sucedía cuando se utilizaba un medio líquido. Todo parece apuntar a que el Bosco actuó así porque su objetivo era que no se percibiera a través de ella el dibujo subyacente, como sucede con los escudos de armas de la orden del Toisón de Oro que estaba evocando. En una segunda fase del dibujo subyacente el artista utilizó un medio líquido para reforzar contornos, plegados y trazos de modelado. Sin embargo, en lugar de valerse del negro grisáceo habitual, empleó en cada caso el color que iba a aplicar en las capas pictóricas. Al no llevar negro, estos trazos no se pueden ver en el dibujo subyacente y tampoco deberían apreciarse en superficie si no fuera por el desgaste de la capa pictórica.

En conclusión, podemos afirmar que existen continuos ajustes en la composición realizados en el dibujo subyacente en dos fases, una primera en seco y otra posterior con un medio líquido. Tampoco faltan divergencias entre la fase de dibujo y la de color, aunque sean menores que en otras obras. Es evidente que la superficie es más lisa de lo habitual, pero, respecto al paisaje, no se producen variaciones. El modo de hacer las lejanías coincide con el de otras obras del Bosco, como se puede apreciar en el fondo de la tabla central del tríptico del Carro de heno (P02052). Estas variaciones responden a la forma con la que el pintor hizo frente al reto que se le planteaba. Para ello no dudó en emplear un material seco para el primer dibujo y luego uno líquido y con el color de la capa pictórica para el segundo, a fin de lograr que no trepara a la superficie, que en origen fue más esmaltada de lo que se muestra en la actualidad a causa de los desgastes (Texto extractado de Silva, P.: El Bosco. La Exposición del V Centenario, Museo Nacional del Prado, 2016, pp. 356-363).

Multimedia

Ficha técnica

Número de catálogo
P02056
Autor
El Bosco
Título
La extracción de la piedra de la locura
Fecha
1501 - 1505
Técnica
Óleo
Soporte
Tabla de madera de roble
Dimensión
Alto: 48,5 cm.; Ancho: 34,5 cm.
Procedencia
Felipe de Borgoña, obispo de Utrecht, en el castillo de Duurstede (Utrecht) antes de 1524; vendido en Utrecht en julio de 1527; Colección Real española, testamentaría de Felipe V, en la Quinta del Duque de Arco, propiedad de la Corona, desde antes de 1745; Colección Real, testamentaría de Carlos III, en la Quinta del Duque de Arco, propiedad de la Corona, en 1794; en el Museo del Prado desde 1839.

Bibliografía +

Justi, Carl, Miscellaneen aus drei Jahrhunderten spanischen Kunstlebens, G.Grote, Berlin, 1908, pp. 75.

Lafond, Paul, Hieronymus Bosch. Son Art, Son Influence, Ses Disciples, G.Van Oest, Bruselas. Paris, 1914, pp. 55.

Friedländer, Max J., Die altniederlandische malerei, Paul Cassirer, Berlin, 1927, pp. lám.99.

Fierens-Gevaert, Hippolyte, Histoire de la Peinture Flamande des Origines a la Fin du XV, G.Van Oest, Paris.Bruselas, 1929, pp. lám.74.

Brans, J.V.L., Hieronymus Bosch (El Bosco) en el Prado y en el Escorial, Omega, Barcelona, 1948, pp. 43.

Delevoy, Robert L., Bosch, Skira, Ginebra, 1960, pp. 22.

Dohmann, Albrecht, Die Altniederlandische Malerei des Funfzehnten Jahrhunderts, E.A.Seemann BuchUnd Kunstverlag, Leipzig, 1964, pp. 260.

Mateo Gómez, Isabel, El Bosco en España, Instituto Diego Velázquez, del C.S.I.C., Madrid, 1965, pp. 11 láms.1-12.

Tolnay, Charles de, Hieronymus Bosch, Eyre Methuen, Londres, 1966, pp. 54.

Buzzati, Dino, L'Opera Completa Di Bosch, Rizzoli Editore, Milan, 1966.

Boon, K.G., Jheronimus Bosch, Hieronymus Bosch Exhibition Foundat, 's-Hertongenbosch, 1967, pp. 116.

Friedländer, Max J., Tout L'Oeuvre Peint de Jerome Bosch, Flammarion, Paris, 1967.

Reutersward, Patrik, Hieronymus Bosch, Rudolf Zeidter, Upsala, 1970, pp. 194.

Boczkowska, Anna, Hieronim Bosch, Arkady.Henschelverlag, Varsovia.Berlin, 1974, pp. 16.

Schuder, Rosemarie, Hieronymus Bosch, Union Verlag, Berlin, 1975, pp. lám.4.

Goertz, Heinrich, Hieronymus Bosch in Selbtzeugenissen Und Bilddokumenten, Rowohlt, Hamburgo, 1977, pp. 28.

Chailley, Jacques, Jérôme Bosch et ses symboles: essai de décryptage, Académie Royale de Belgique, Bruselas, 1978, pp. 75-77.

Bax, Dirk, Hieronymus Bosch. His Picture-Writing Deciphered, A.A.Balkema, Rotterdam, 1979, pp. 271.

Brown, Jonathan, A Palace For a King. The Buen Retiro and the Court of Philip, Yale University Press, New Haven--Londres, 1980, pp. lám.72.

Bango Torviso, Isidro, Bosch: realidad, símbolo y fantasía, Silex, Vitoria, 1982, pp. 147.

Joiner, Dorothy Marie, Hieronymus Bosch and the Esoteric Tradition. Tesis Doctoral, University Microfilms International, Ann Arbor, 1982, pp. lám.5.

Vallese, Gloria, Il tema della follia nell' arte di Bosch: Iconografia e stile, Paragone, 405, 1983, pp. 3-49 il.1,2.

Vallese, Gloria, Il tema della follia nell'arte di Bosch: iconografia e stile, Paragone, 34, 1983.

Courthion, Pierre, La Peinture Hollandaise et Flamande, Fernand Nathan, 1983, pp. 56.

Wiams, A., Bosch Prado. Photos en Couleurs, Grandeur Nature de la Colle, Europalia 85, Loterie Nationale, Bruselas, 1984, pp. 50.

Marijnissen, Roger H., Hieronymus Bosch. The Complete Works, Tabard Press, Amberes, 1987, pp. 440.

Matilla Tascón, Antonio, Felipe II adquiere pinturas del Bosco y Patinir, Goya, 1988, pp. 260.

Hollander, Hans, Hieronimus Bosch. Weiltbilder Und Traumwerk, Dumont Buchverlag, Colonia, 1988, pp. 16 lám.1.

Linfert, Carl, Hieronymus Bosch, Harry N.AbramsInc., Nueva York, 1988, pp. 46.

Bosing, W., Jerome Bosch Environ 1450-1516. Entre Le Ciel et L'Enfer, Benedikt Taschen Verlag, Colonia, 1990, pp. 26.

Museo Nacional del Prado, Museo del Prado: inventario general de pinturas, I, Museo del Prado, Espasa Calpe, Madrid, 1990, pp. nº981.

Darriulat, Jacques, Jerome Bosch et la Fable Populaire, Editions de la Lagune, París, 1994, pp. 14.

Molina Figueras, Joan, Un manuscrito catalán de 'Chinurgia Magna' ilustrado en la Corte Vaticana a finales del quattrocento, Anuario del departemento de Historia y teoria de arte, 6, 1994, pp. 35 lám.12.

Marijnissen, Roger H., Bosch, Electa, Milano, 1995, pp. 128.

Schwartz, Gary, Hieronymus Bosch, Harry N.Abrams, New York, 1997, pp. 62.

Peñalver Alhambra, Luis, La extracción de la piedra de la locura del Bosco o la cura de la melancolia, REALES SITIOS: REVISTA DEL PATRIMONIO NACIONAL, 1997, pp. 44.

Un príncipe del renacimiento: Felipe II, un monarca y su época, Sociedad Estatal para la Conmemoración de los centenarios de Felipe II y Carlos V, Madrid, 1998, pp. 583.

Garrido Pérez, Carmen, El Bosco en el Museo del Prado. Estudio Técnico, Museo del Prado, Madrid, 2001, pp. 51.

El Monasterio del Escorial y la pintura, Instituto escurialense de investigaciones históricas. Actas del simposium 1-5 sept. 2001, San Lorenzo Escorial, 2001, pp. 15.

Koldeweij, J. Vandenbroeck, P. Vermet, B., Hieronimus Bosch. The complete paintings and drawings, Abrams, New York, 2001, pp. 33.

Hieronymus Bosch. Das Gesamtwerk, Belser Verlag, 2001.

Museo Nacional del Prado, Pintura flamenca de los siglos XV y XVI: guía, Museo del PradoAldeasa, Madrid, 2001, pp. 148.

The World of Bosch, HIistorisch ABC, Heine Uitgevers, Hertogenbosch, 2001, pp. 136.

Erasmo en España: la recepción del Humanismo en el primer re, Sociedad Estatal para la Acción Cultural Exterior, Madrid, 2002, pp. 260.

Elsig, Frédéric., Jheronimus Bosch. La question de la chronologie, Droz, Genève, 2004, pp. 108-110 fg.59.

Heck, Christian, Collections du Nord-Pas-De Calais : la Peinture de Flandre e, Bij Peeters, Bruselas, 2005, pp. 177.

López Fanjul, M.; Pérez Preciado, J.J., Los números y marcas de colección en los cuadros del Museo del Prado, Boletín del Museo del Prado, XXIII, 2005, pp. 84-110.

Silver, Larry, Bosch, Citadelles & Mazenod, París, 2006, pp. 155-159.

Marijnissen, Roger H., Jérôme Bosch : Tout l' oeuvre peint et dessiné, Mercatorfonds, 2007, pp. 440.

Coelen, Peter van der, Images of Erasmus, Museum Boijmans van Beuningen, 2008, pp. 226.

Fischer, Stefan, Hieronymus Bosch : malerei als vision, lehrbild und kunstwer..., Böhlau, Colonia, 2009, pp. fig. 23.

El Prado en el Hermitage, Museo Estatal del Hermitage, 2011, pp. 68-69.

Gonzalez Hernando, Irene, La piedra de la locura, Revista digital de iconografía medieval, IV n. 8, 2012, pp. https://www.ucm.es/data/cont/docs/621-2013-11-21-PIEDRA%20DE.

González Hernando, Irene, La piedra de la locura, Revista digital de iconografía medieval, IV n.8, 2012, pp. 79-88 [83-84].

De Bruyn, Eric, 'Jheronimus Bosch: his patrons and his public. What we know and would like to know' En:, Jheronimus Bosch, his patrons and his public . International Jheronimus Bosch Conference (3trd) 16-18 september 2012. 's-Hertogenbosch, 2014, pp. 14-17 [24].

Mena Marques, M. Albarrán,V. Azúa, F.de, La belleza cautiva. Pequeños tesoros del Museo del Prado, Museo del Prado - Obra Social ''La Caixa'', Barcelona, 2014, pp. 65.

Diéguez Rodríguez, Ana, 'La extracción de la piedra de la locura' de Jan van Hemessen y el Maestro de Pablo y Barnabás del Museo del Prado: Hans Sachs, Erasmo y la guerra., Boletín del Museo del Prado, XXXII, 2014, pp. 110-121 [115, f.6].

Pérez Preciado, José Juan, ''Restituir la paternidad de algunas tablas muy bellas''. Sobre las atribuciones históricas de la pintura neerlandesa antigua en el Museo del Prado (1819-1912)., Boletín del Museo del Prado, XXXII, 2014, pp. 25.

van de Coelen, P. Lammertse, F, De ontdekking van het dagelijks leven van Bosch tot Bruegel., Museum Boijmans van Beuningen, 2015, pp. 66-69 fg.57.

Prado captive beauty : treasures from the Prado Museum, Mitsubishi Ichigokan Museum, 2015, pp. n.5.

Silva, Pilar, 'El Bosco. La extracción de la piedra de la locura' En:, El Bosco. La exposición del V Centenario, Museo Nacional del Prado, Madrid, 2016, pp. n.51 356-363.

Vázquez Dueñas, E, Felipe de Guevara. Comentario de la pintura y pintores antiguos, Ediciones Akal,, 2016, pp. 67 f.18.

BRCP, Hieronymus Bosch. Painter and draughtsman, technical studies., Mercatorfonds ; Yale University Press,, 2016, pp. n.33 420-429,455.

Bosch Research and Conservation Project, Jérôme Bosch. Peintre et dessinateur. Catalogue raisonné, Actes sud,, 2016, pp. 464-467 n.33.

Ilsink, M Koldeweij, J, 'Werkplaats navolger Jheronimus Bosch, Keisnijding' En:, Jheronimus Bosch : Visioenen van een genie, Mercatorfonds: Noordbrabants Museum te´s-Hertogen..., 2016, pp. 48-51 n.9.

Otros inventarios +

Inv. Felipe V, Quinta duque del Arco, 1745. Núm. [148].
Otro de dos tercias de alto, y media vara de ancho con quatro figuras trapanando la caveza de un viejo, su marco dorado

Inv. Testamentaría Carlos III, Quinta duque del Arco, 1794. Núm. 317.
Media vara de alto y algo mas de quarta de ancho, unas letras godas y unas figuras de un enfermo que le estan curando una herida = 100

Catálogo Museo del Prado, 1854-1858. Núm. 981.

Inv. Real Museo, 1857. Núm. 981.
Escuela holandesa. / 981. El cirujano de aldea. / Un cirujano estrañamente vestido esta sacando a un paisano una piedra de la frente, ayudado de su muger, y presente el cura del lugar. En la orla del cuadro se leen dos versos holandeses. (tabla.) / Alto 1 pie, 9 pulg; ancho 1 pie, 3 pulg.

Catálogo Museo del Prado, 1872-1907. Núm. 1860.

Catálogo Museo del Prado, 1910. Núm. 2056.

Catálogo Museo del Prado, 1942-1996. Núm. 2056.

Exposiciones +

El Bosco. La exposición del V centenario
31.05.2016 - 25.09.2016

Captive Beauty. Treasures from The Prado Museum
Tokio
10.10.2015 - 31.01.2016

La bellesa captiva. Petits tresors del Museo del Prado
Barcelona
16.07.2014 - 05.01.2015

La belleza cautiva. Pequeños tesoros del Museo del Prado
16.07.2014 - 05.01.2015

La belleza encerrada. De Fra Angelico a Fortuny
21.05.2013 - 10.11.2013

The Imaginary Museum
Moscú
27.04.2012 - 29.07.2012

El Prado en el Hermitage
San Petersburgo
25.02.2011 - 29.05.2011

Patinir
03.07.2007 - 07.10.2007

Erasmo en España. La recepción del Humanismo en el primer Renacimiento
Salamanca
04.10.2002 - 06.01.2003

El Bosco
Rotterdam
01.09.2001 - 11.11.2001

Arte y cultura en torno a 1492
Sevilla
18.05.1992 - 12.10.1992

Ubicación +

Sala B (Exposición Temporal)

Exposición Temporal
Fecha de actualización: 19-09-2016 | Registro creado el 28-04-2015

Más obras de El Bosco

Tienda Prado

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba