El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás
La Virgen con el Niño o Virgen del Lucero
Cano, Alonso
Cerrar Continuar a ficha de la obra

Cano, Alonso

Granada, 1601 - Granada, 1667

Miniatura autor

El caso de Alonso Cano es único entre los artistas españoles del siglo XVII porque fue ante todo dibujante y diseñador, y fue igualmente exitoso como arquitecto, escultor y pintor.Probablemente tuvo su primera experiencia con las artes en su propio hogar, ya que su padre diseñaba y tallaba retablos ...

Ver ficha de autor

La Virgen con el Niño o Virgen del Lucero

1645 - 1652. Óleo sobre lienzo, 156 x 100 cm.

Recientes estudios técnicos realizados en el Museo del Prado permiten confirmar la autoría de Alonso Cano en la Virgen del Lucero, -obra perteneciente al Museo del Prado y depositada desde 1958 en el Museo de Bellas Artes de Granada-, que había sido puesta en duda como consecuencia del juicio emitido en 1955 por el que era el máximo estudioso del artista, el hispanista Harold E. Wethey, que en su exhaustiva monografía la consideró una versión de la Virgen con el Niño del Prado (P627), una variante de estudio, una obra de taller en la que se ha reproducido el original de Cano de una manera mecánica. Su calidad estética inferior, su concepción más austera, casi árida, y el mal estado de conservación que presentaba en aquel momento -que se subsanó en gran medida en la restauración realizada en 1991- hacen comprensible aquella visión tan negativa.

En este sentido, la inevitable comparación de la Virgen del Lucero con la versión conservada en el Prado, sin duda una de las obras maestras de Cano, ha impedido que la versión granadina haya podido entenderse como una pieza independiente con valores propios y, por ello, a menudo ha sido considerada como una obra de taller, secundaria en el conjunto de la pintura del artista. Sin embargo la comparación estilística y el estudio técnico de ambas indican que las dos son originales de Cano. El análisis de sus preparaciones hace pensar que se pintaron en Madrid, y el estudio de sus radiografías apunta a que, posiblemente, la Virgen con el Niño (P627) se realizara con posterioridad y basándose en la composición de la Virgen del Lucero. Los dos cuadros muestran una armonía compositiva rafaelesca y una técnica que remite a la de la escuela veneciana, en concreto a Tiziano. Ambas composiciones, y sobre todo la figura de la Virgen, están basadas en una estampa de Alberto Durero fechada en 1520, como ya señaló por primera vez Gómez-Moreno. La rigidez y potencia casi abstracta del grabado -esquematización de las formas orgánicas que trae a la memoria el poliedro de la Melancolía I, llega a decir Panofsky-, se desactiva en la pintura de Alonso Cano, que da a la escena otro aire: al ampliar el paisaje, las figuras parecen relajarse, y la relación entre la Virgen y el Niño se hace más íntima a través del contacto carnal y visual que se establece entre ellos.

La escena de la Virgen sentada ante un paisaje con el Niño en sus brazos se contextualiza en el episodio bíblico de la huida a Egipto. Se explicaría así la presencia de la cesta de mimbre en la versión de Madrid y del elemento rectangular sobre el que descansa María -tanto en la estampa de Durero como en las dos pinturas- que podría ser un baúl o arca de viaje, o bien una piedra. Además de eliminar el cojín de la estampa, Cano introduce otro cambio más importante: pinta al Niño desnudo, mostrándose así escasamente sensible a la indignación que desde Molanus a Pacheco suscitaba el desnudo en las figuras sagradas -aún en las infantiles- entre los teóricos contrarreformistas.

Las diferencias más evidentes entre las dos pinturas se producen en el paisaje, que sin embargo presenta una orografía similar. En la Virgen de Lucero la escena tradicionalmente se ha considerado diurna, con un celaje gris azulado que recuerda a Velázquez en lo abreviado de su técnica. La diferente ambientación lumínica de ambas escenas también redunda en una desigual integración de las figuras en el paisaje; así, mientras que la luz diurna realza el volumen de la Virgen y el Niño del cuadro de Granada, otorgándoles cierto aislamiento escultórico, la penumbra que envuelve a las figuras en la versión conservada en el Prado produce una mayor integración pictórica entre éstas y el fondo. Ambos lienzos comparten, sin embargo, una exquisita construcción de las carnaciones, una pincelada suelta con la que se define apenas la anatomía de las manos o los pies y un tratamiento bastante libre de los cabellos de la Virgen. El artista resuelve los pliegues de las túnicas con una gradación de tonalidades que, del blanco al rojo y alternando el uso de sutiles veladuras para las zonas en sombras y densos empastes para las áreas más iluminadas, les proporciona un acusado volumen. Resultan particularmente reveladores algunos detalles de alta calidad pictórica en la Virgen del Lucero que la relacionan con las mejores obras de Cano.

La radiografía de la Virgen del Lucero muestra que el planteamiento de la composición coincide con la imagen visible, por lo que no se aprecian cambios drásticos aunque sí ciertas modificaciones efectuadas en la superficie tales como la reducción del volumen de la cabeza de la Virgen o de su oreja derecha, semioculta finalmente por los cabellos, o el engrosamiento del brazo izquierdo del Niño Jesús. Por otro lado, el modelaje de los ropajes, definido por el juego de luces contrastadas y de sombras profundas, coincide con el que apreciamos a simple vista. El documento radiográfico, por lo tanto, permite afirmar que el cuadro responde a un trabajo estudiado y definido con anterioridad, que no se modifica sustancialmente durante el proceso creativo.

Tomando como referencia la información obtenida a partir del análisis visual de las obras y de las radiografías y las reflectografías, podemos concluir que entre las dos pinturas de Granada y Madrid existen una serie de coincidencias en el proceso creativo que indican que fueron realizadas por el mismo artista. Teniendo en cuenta la antigua atribución al racionero granadino, las evidentes similitudes estilísticas y que la técnica empleada coincide con la de otras obras indiscutiblemente suyas que se han podido estudiar, este trabajo viene a confirmar la atribución de ambas obras a Alonso Cano. Por otra parte, los cambios subyacentes de composición en la versión de más calidad -la Virgen con el Niño (P627)- indican que la Virgen del Lucero se pudo pintar con anterioridad y ser tomada como modelo, o bien que ambas provengan de un modelo -un dibujo, cartón o pintura- que no se ha conservado. También constatamos algunos elementos que fueron concebidos de forma diferente desde el inicio del proyecto pictórico, como el pelo de la Virgen, la iluminación, las coronas de las cabezas, la postura de algunos dedos, la disposición del paño que envuelve al Niño, el canasto de mimbre que aparece en la versión de Madrid y la diferente concepción general del paisaje. Todo ello, en definitiva, nos habla de composiciones que parten de un mismo modelo, pero cuyas pequeñas modificaciones dan como resultado pinturas con un carácter propio que las hace claramente diferenciables.

Aunque en estos dos lienzos Cano sigue su habitual manera de trabajar, hay un aspecto técnico que los diferencia y que sólo se da en su obra madrileña: la preparación clara. Mientras que la de los lienzos que forman el gran conjunto conservado en la catedral de Granada está compuesta fundamentalmente de tierras con imprimaciones coloreadas, en las dos vírgenes pertenecientes al Prado destaca la presencia de blanco de plomo. Esto permite situar su realización en una de las estancias del artista en la corte, pudiéndose plantear como hipótesis -atendiendo también a las razones estilísticas que han dado los historiadores- que fue durante su segunda estancia en Madrid (1645-52), periodo que como bien dice Wethey fue el más productivo de la vida de Cano (Texto extractado de Rodríguez Simón, L.; León, M. A.; García-Máiquez, J.: "Dos versiones de La Virgen con el Niño de Alonso Cano del Museo del Prado. Comparación y estudio técnico", Boletín del Museo del Prado, XXXI, 49, 2013, pp. 54-63).

Multimedia

Ficha técnica

Número de catálogo
P00630
Autor
Cano, Alonso
Título
La Virgen con el Niño o Virgen del Lucero
Fecha
1645 - 1652
Técnica
Óleo
Soporte
Lienzo
Dimensión
Alto: 156 cm.; Ancho: 100 cm.
Procedencia
Madrid, Monasterio de la Piedad Bernarda, vulgo monjas de Vallecas, de bernardas cistercienses; Museo de la Trinidad.

Bibliografía +

Cruzada Villaamil, Gregorio, Catálogo provisional, historial y razonado del Museo Nacional de Pinturas, Madrid, 1865, pp. 140.

Martinez Chumillas, Manuel, Alonso Cano: estudio monográfico de la obra del insigne que fue de la catedral de Granada, Carlos Jaime, Madrid, 1949, pp. 155.

Camón Aznar, José, Los estilos de Alonso Cano. En:, Centenario de Alonso Cano en Granada, 1970, pp. 9-26 [15, L13].

Espinós, A.; Orihuela, M. y Royo Villanova, M. [et al.], ''El Prado disperso''. Cuadros depositados en Granada. II. Museo de Bellas Artes. Palacio de Carlos V, Boletín del Museo del Prado, IV, 1983, pp. 194.

Urrea, Jesús, La Pittura Madrilena del Secolo XVII, Edizioni Carte Segrete, Roma, 1991, pp. 88.

Esplendor de España 1598-1648. De Cervantes a Velázquez, Waanders Editores, Amsterdam, 1998, pp. 234.

Arte y saber: la cultura en tiempos de Felipe III y Felipe I, Ministerio de Educación y Cultura, Valladolid, 1999, pp. 316.

Alonso Cano: espiritualidad y modernidad artística : [IV Cen, Junta de Andalucía, Consejería de CulturaTf Editor, Granada, 2001, pp. 433-434.

Obras Maestras del Museo del Prado, The Yomiuri Shimbun, Tokyo, 2002, pp. nº 35.

Obras maestras del patrimonio de la universidad de Granada, Universidad de Granada, Granada, 2006, pp. 253-276.

Álvarez Lopera, José, El museo de la Trinidad : historia, obras y documentos, Museo Nacional del Prado, 2009, pp. 87.

Rodriguez Simón, L. León, M.A García-Maíquez, J, Dos versiones de 'La Virgen con el Niño' de Alonso Cano del Museo del Prado. Comparación y estudio técnico, Boletín del Museo del Prado, XXXI, 2013, pp. 54-63 f.1,f.4, f.3a,c,f.6c].

Otros inventarios +

Inv. Museo de la Trinidad, Pintura. Núm. 101.
101. / La Virgen sentada con el Niño en regazo de cuerpo entero y tamaño natural. / Autor Alonso Cano (sin firmar) / Rdo. Alto 1,63; ancho, 109. / Forrada y restaurada moldura dorada antigua de talla. Colgado en la gª pl. / Nº 172 / G.P.

Catálogo Museo de la Trinidad, 1865. Núm. 101.
ESCUELA GRANADINA [...] ALONSO CANO [...] 101. La Vírgen y el Niño. / Lienzo- Al. 1,675. - An. 1,105. - Fig. t. n. / La Santísima Vírgen con el niño en el regazo; sobre su cabeza brilla una estrella. Fondo de país. Repetición, con alguna variante, del cuadro del Museo Real, núm. 307.

Catálogo Museo del Prado, 1873-1907. Núm. 2149A.

Catálogo Museo del Prado, 1910. Núm. 630.

Catálogo Museo del Prado, 1972. Núm. 630.

Exposiciones +

Obras maestras del Museo de Bellas Artes de Granada
Madrid
20.05.2004 - 12.09.2004

Obras maestras del Museo de Bellas Artes de Granada
Sevilla
25.03.2004 - 10.05.2004

Obras maestras del Museo de Bellas Artes de Granada
Granada
20.01.2004 - 15.03.2004

Obras maestras del Museo de Bellas Artes de Granada
Jaén
28.11.2003 - 15.01.2004

Obras Maestras del Museo del Prado - Tokio
Tokio
05.03.2002 - 23.06.2002

La cultura española de Cervantes a Velazquez, 1598-1648
Valladolid
10.03.1999 - 30.07.1999

La cultura española de Cervantes a Velazquez, 1598-1648
Amsterdam
21.11.1998 - 07.03.1999

Pintura madrileña del Siglo XVII
Roma
10.12.1991 - 31.01.1992

Ubicación +

Granada - Museo de Bellas Artes de Granada (Depósito)

Fecha de actualización: 14-10-2016 | Registro creado el 28-04-2015

Más obras de Cano, Alonso

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba