El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás
Paisaje del Pardo al disiparse la niebla
Muñoz Degrain, Antonio
Cerrar Continuar a ficha de la obra

Muñoz Degrain, Antonio

Valencia, 1840 - Málaga, 1924

Antonio Muñoz Degrain, hijo de un relojero, inició en su juventud, por decisión paterna, los estudios de Arquitectura, que pronto abandonó por la pintura. Alumno de la Academia de Bellas Artes de San Carlos desde los 12 años, fue discípulo del pintor Rafael Montesinos, aunque su formación fue, como ...

Ver ficha de autor

Paisaje del Pardo al disiparse la niebla

1866. Óleo sobre lienzo, 200 x 300 cm.

Muñoz Degrain conseguiría la obra cumbre de su producción paisajística juvenil con este espectacular Paisaje del Pardo al disiparse la niebla, de proporciones más monumentales que los anteriores y mucha mayor ambición plástica, con el que obtendría una segunda medalla en la Exposición Nacional de 1866. El lienzo muestra el remanso de un río, de aguas plácidas y cristalinas, al que se acerca un guarda a caballo para dar de beber a su jumento. Tras ellos se despliega una tupida masa de arboleda, ante la que se yergue un imponente árbol de alta copa, que se recorta limpiamente sobre el fondo de un celaje cubierto con nubes espesas, de luces cambiantes, viéndose en la lejanía del horizonte las encrespadas cimas de la sierra de Guadarrama.

Este espectacular paisaje, pintado por Muñoz Degrain a sus veinticuatro años, anuncia ya la extraordinaria modernidad de este artista frente a sus contemporáneos, planteando algunas de las fórmulas estéticas que definirán su producción madura. En efecto, su personalísima interpretación de la naturaleza, abordada en origen desde planteamientos realistas, se transforma completamente por el tamiz de una desbordante fantasía y una visión exaltada del color, muy característica del estilo de este pintor, junto a la fluidez y riqueza plástica de su técnica, vehemente y arrebatada, y la intensidad expresiva de los valores puramente pictóricos por encima de cualquier intención verista.

Así, la naturaleza sobria de los parajes de monte bajo de la llamada sierra pobre de Madrid, que tanto seducirían después por su simplicidad a los paisajistas de fin de siglo, es absolutamente reinterpretada por la incontenible subjetividad creativa del joven pintor valenciano en un paisaje de una frondosidad exuberante, ante la que queda absolutamente empequeñecida la figura del jinete, desplegando una variadísima gama de entonaciones y matices del boscaje de muy diversas especies arbóreas, cuyas copas se reflejan en la espejada superficie del agua, llegando a evocar la estética del paisaje japonés. Por otro lado, Muñoz Degrain demuestra en esta gran pintura su sentido del espectáculo visual, del que hizo gala en los distintos géneros pictóricos que practicó, interpretando con una intensidad dramática de innegable atractivo la impresión de la luz en los elementos atmosféricos, como las densas masas de nubes que cubren el cielo, blancas y luminosas en la lejanía, plomizas y amenazantes las que bajan cubriendo la arboleda por el extremo derecho, así como su sentido escenográfico de la naturaleza, al estructurar todo el paisaje en torno al gran árbol que centra la panorámica, marcando el eje de su composición. Finalmente, este lienzo juvenil anuncia ya la visión exaltada del color en Muñoz Degrain, propia de su escuela pero que extrema este artista en fragmentos de gran audacia como en el azul intenso de las montañas o en las gamas de verdes de la frondosa vegetación. Con todo, el galardón que obtuvo esta pintura en su primera exposición pública quiso reconocer las conquistas que el artista había alcanzado en el camino hacia una interpretación realista de este género, en el que, sin embargo, Muñoz Degrain se delata ajeno a cualquier ortodoxia, en un lenguaje y unas inquietudes estéticas enteramente personales, y bien distintas a la nueva concepción realista que los paisajistas españoles empezaban a asimilar en torno a la figura de Carlos de Haes (Texto extractado de Díez, J.L.: El siglo XIX en el Prado. Museo Nacional del Prado, 2007, pp. 270-280).

Multimedia

Ficha técnica

Número de catálogo
P04518
Autor
Muñoz Degrain, Antonio
Título
Paisaje del Pardo al disiparse la niebla
Fecha
1866
Técnica
Óleo
Soporte
Lienzo
Dimensión
Alto: 200 cm.; Ancho: 300 cm.
Procedencia
Adquirido al autor, 1867; Museo Nacional de Pintura y Escultura; Museo de Arte Moderno; Museo Español de Arte Contemporáneo, 1968-1971

Bibliografía +

Catalogo Provisional del Museo de Arte Moderno, Imp.Del Colegio de Sordomudos, Madrid, 1899, pp. nº288.

Museo de Arte Moderno, Catálogo provisional del Museo de Arte Moderno, [s.n.], Madrid, 1900, pp. nº485.

Rodriguez Garcia, Santiago, Antonio Muñoz Degrain, Institución Alfonso el Magnánimo, Valencia, 1966, pp. 188.

Museo Nacional del Prado, Catálogo de las pinturas del siglo XIX, Ministerio de Cultura, Madrid, 1985, pp. 183.

Museo Nacional del Prado, Catálogo de las pinturas del siglo XIX, Ministerio de Cultura, Madrid, 1985, pp. nº4518.

Museo Nacional del Prado, Museo del Prado: inventario general de pinturas, III, Museo del Prado, Espasa Calpe, Madrid, 1996, pp. nº229.

Museo Nacional del Prado, Maestros de la pintura valenciana del siglo XIX en el Museo del Prado, Museo Nacional del Prado Autoridad Portuaria, Valencia, 1997.

El ''Prado disperso''. Nuevos depósitos. Roma, Embajada de España, Boletín del Museo del Prado, 17, Madrid, 1999, pp. 170.

El siglo XIX en el Prado, Museo Nacional del Prado, Madrid, 2007, pp. 278 nº56.

Museo Nacional del Prado, Pintura del Siglo XIX en el Museo del Prado: catálogo general, Museo Nacional del Prado, Madrid, 2015, pp. 432.

Otros inventarios +

Inv. Nuevas Adquisiciones (iniciado en 1856). Núm. 229.
Antonio Muñoz Degrain / 229. Lienzo = paisaje del pardo al disiparse la niebla. / Alto 2,00 ancho 3,00 fig.</br>Adquirido por Real Orn. de 3 de mayo de 1867 en la cantidad de 700 escudos [1.500 pesetas]./ Figuro en la exposición nacional de Bellas Artes de 1866 y obtuvo medalla de 2ª clase. / Estuvo en la exposición universal de París de 1867.

Catálogo Museo del Prado, 1889. Núm. 204.

Actas del envío de cuadros del Prado al Museo de Arte Moderno. Núm. 229.

Inv. General del Museo de Arte Moderno, 1899-1902. Núm. 202.

Catálogo Museo de Arte Moderno, 1899. Núm. 288.
SECCIÓN DE PINTURA EN SUS DIVERSAS CLASES, DIBUJOS Y GRABADOS EN LAMINAS. / MUÑOZ DEGRAIN (D. Antonio) [...] 288.- Paisaje del Pardo. / Alto 2'00 metros. Ancho 3'00 metros.

Catálogo Museo de Arte Moderno, 1900. Núm. 485.
SECCIÓN DE PINTURA EN SUS DIVERSAS CLASES, DIBUJOS Y GRABADOS EN LÁMINAS. / Muñoz Degrain (D. Antonio) [...] 485.- Paisaje del Pardo. / Alto 2'00 metros. Ancho 3'00 metros.

Registros-Inventarios MAM (Museo Nacional de Arte Moderno), 1900-1936. Núm. 97M.

Registros-Inventarios MAM (Museo Nacional de Arte Moderno), 1900-1936. Núm. 97-M y 142-M.

Inv. Museo Arte Moderno, 1954. Núm. 409.

Actas traslado de obras MEAC - Prado, 1971-1973. Núm. 506.

Exposiciones +

El Siglo XIX en el Prado
31.10.2007 - 20.04.2008

Ubicación +

Sala 063A (Expuesto)

Expuesto
Fecha de actualización: 03-12-2016 | Registro creado el 28-04-2015

Más obras de Muñoz Degrain, Antonio

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba