El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás

Álvarez Cubero, José

Priego, Córdoba, 1768 - Madrid, 1827

José Álvarez Cubero aprendió el oficio de marmolista con su padre y el trabajo retablístico con su padrino, Francisco Javier Pedrajas, con quien colaboraría en su juventud en el sagrario de la Iglesia de la Asunción de Priego. Fue protegido por el obispo prieguense Antonio Caballero y Góngora, quien le financió su traslado a Granada, Córdoba y Madrid, en esta última ciudad para poder estudiar en la Real Academia de San Fernando. Entre sus primeras obras se encuentra un "León luchando con una serpiente" para la famosa Fuente del Rey de la ciudad de Priego.
Obtuvo el primer premio de primera clase en la Academia de San Fernando en 1799 con el relieve "Martirio de Manasés a Isaías y otros profetas, porque le amenazaban en nombre de Dios", y el rey le concedió una pensión para ampliar estudios en París y Roma; en la Ciudad Eterna el embajador José Nicolás de Azara le puso en contacto con importantes escultores.
En París realizó en 1804 una gran obra, "Ganímedes" (Madrid, Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando), con la que obtuvo una medalla de oro y fue coronado por el mismo Napoleón.
Tras su estancia en la capital francesa, viajó pensionado a Roma, donde viviría el resto de su vida, y tuvo la oportunidad de conocer y disfrutar de la amistad del paradigma del Neoclasicismo, Antonio Canova, convirtiéndose en el llamado "Canova español" por su capacidad expresiva en el más puro estilo neoclásico. Encarcelado en el Castillo de Sant'Angelo junto con toda la promoción de pensionados españoles por no reconocer a José I Bonaparte como rey de España, consiguieron la libertad por intercesión de Canova. El italiano ayudó a Álvarez y logró que le encargaran un friso en bajorrelieve del "Paso de las Termópilas" y tres sueños de la Antigüedad referidos a "Cicerón", "Patroclo" y "Julio César" para el dormitorio del emperador en el Palacio del Quirinal de Roma, obras en escayola hoy conservadas en los Museos Vaticanos.
Ya Canova había sugerido a Carlos IV que encargara esculturas para la decoración de una de las hornacinas de la sala de escultura de la Casa del Labrador en Aranjuez a sus pensionados en Roma. El monarca mandó hacer a Álvarez en 1806 un "Apolo joven inspirado por la música", obra que realizó pero tuvo que vender para sobrevivir durante la Guerra de la Independencia, y de la que esculpió una segunda versión que vendió a Fernando VII y hoy se encuentra en el Museo del Prado (E805). Posteriormente realiza una "Diana cazadora" (E803), un "Amor con sus atributos" que vendió como suyo pero que en realidad era obra de su hijo José Álvarez Bouquel (E814), un "Morfeo o Amor dormido en la edad de la inocencia" (E571), y un "Joven con cisne" (E807) todos ellos de seis palmos romanos de altura -menos el Morfeo-, y comprados por Fernando VII en 1827 y conservados en el Museo del Prado, junto con un "Amorcillo con un cisne", y los bustos de "Fernando VII" y el "Infante don Carlos Isidro y Rossini". Hasta 2011 se creía que en el Palacio de Liria se conservaba otra versión de su mano de Rossini pero las investigaciones de Azcue y García Sánchez han aclarado que no es así. Tuvo encargos importantes, tanto de los monarcas como del XIV duque de Alba. Realizó el retrato de cuerpo entero de las reinas "María Luisa de Parma" (E902) e "Isabel de Braganza" (E00001) y el de la "Marquesa de Ariza" (Fundación Casa de Alba), y una estatua colosal del "Duque de Werwick" que no llegó a fundirse. El Museo de la Real Academia conserva en escayola un busto de "Esteban de Agreda". La bibliografía recoge varias obras más vinculadas a la Academia, así como otras que se conservaban en su estudio romano y encargos privados.
Hizo para el Ayuntamiento de Salamanca los bustos de "Carlos IV" y "María Luisa", en Roma el cenotafio del embajador "Antonio Vargas" para la Iglesia de Montserrat en 1824, y los retratos de "Jerónimo Bonaparte" y su esposa "Catalina de Wurtemberg" para el Ayuntamiento de Ajaccio.
Ostentó numerosos cargos y recibió importantes galardones a lo largo de su vida: fue nombrado académico de la Accademia di San Luca de Roma en 1814, así como de las de Carrara, Nápoles, Amberes y del Instituto de Francia; fue escultor de cámara en 1816 y en noviembre de 1819 ingresó en la Academia de San Fernando; fue designado para el cargo de primer escultor de cámara en 1823 y teniente director a partir de 1826. No volvió inmediatamente a la Corte para concluir el grupo de la "La defensa de Zaragoza" (E789), considerada su obra cumbre, testimonio de la fuerza, dramatismo y el valor del ser humano, y en palabras de Pardo Canalís "la creación más celebrada del neoclasicismo escultórico español", que se trajo a España en 1827, una vez fallecido el artista (Azcue, L. en: El siglo XIX en el Prado, Museo Nacional del Prado, 2007, p. 466).

Su retrato grabado por Cayetano Palmaroli corresponde a la obra G03694 del Museo del Prado.

Obras (10)

Joven con cisne
Mármol de carrara, 1808
Álvarez Cubero, José
Diana
Mármol de carrara, 1809 - 1815
Álvarez Cubero, José
Apolo inspirado por la música
Mármol de carrara, 1814 - 1819
Álvarez Cubero, José
Morfeo o Amor dormido
Mármol de carrara, Hacia 1819
Álvarez Cubero, José
María Luisa de Parma, sedente
Mármol, 1816
Álvarez Cubero, José
La defensa de Zaragoza
Mármol de carrara, 1818 - 1825
Álvarez Cubero, José
El duque de Frías
Mármol, 1819 - 1827
Álvarez Cubero, José
Fernando VII
Mármol de carrara, Hacia 1825
Álvarez Cubero, José
Gioacchino Rossini
Mármol de carrara, 1820 - 1827
Álvarez Cubero, José

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba