El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás
Autorretrato (?)
Paret y Alcázar, Luis
Cerrar Continuar a ficha de la obra

Paret y Alcázar, Luis

Madrid, 1746 - Madrid, 1799

Miniatura autor

Luis Paret y Alcázar (Madrid 1746-1799)Al igual que Luis Meléndez, Paret es otro gran artista que vivió casi fuera de los encargos oficiales, alejado de la Corte gran parte de su vida creativa por causa de distintos motivos y desaprovechado por completo para colaborar en la vivificación de un gran a ...

Ver ficha de autor

Autorretrato (?)

Hacia 1770.

El Autorretrato en miniatura de Luis Paret y Alcázar tiene un gran interés por tratarse de una obra de una técnica específica, como es la de la miniatura sobre marfil, a témpera y gouache, de la que hasta ahora no se conocían ejemplos de su mano. El resto de las obras de Paret, sus retratos y otras composiciones de gabinete de pequeño formato, dejaban adivinar que pudo haber sido un excelente pintor de miniaturas, pero no se había localizado ninguna que pudiera atribuírsele con una cierta seguridad. El marco de plata dorada, al que la lámina de marfil no se ajusta con la exactitud exigida por las miniaturas, pudo haber sido cambiado en fecha posterior, aunque realza por su sencillez y diseño la belleza exquisita y dieciochesca de este retrato de tan pequeñas dimensiones. La fina placa de marfil fue pegada, posiblemente en origen, a un grueso papel que denota su fabricación en el siglo XVIII y que ha servido para mantener la integridad de la pieza, que no ha sufrido con el tiempo roturas o faltas.

Aunque la miniatura esté ejecutada con la técnica propia de ese género, determinados detalles están hechos de modo similar a su pintura al óleo o a las aguadas y toques del pincel de sus dibujos, que Paret emplea para los efectos de los brillos de las telas, especialmente en el lazo de seda negra al cuello o en la capa azulada, en donde consigue ondulaciones que matizan el colorido y la difusión de la luz. Un detalle especialmente significativo es el reborde dorado de la capa, para el que el artista ha usado puntos amarillos, de distinta intensidad luminosa y gran soltura, que recrean un bordado con hilos de oro, que se encuentra realizado de similar manera y consiguiendo los mismos efectos en su obra pintada. En el rostro y el cabello, sin embargo, se ha adecuado con mayor fidelidad a la técnica específica de la miniatura, con finas líneas y rayas cortas y paralelas, o puntos de mayor o menor intensidad, con los que ha conseguido el modelado del rostro, así como la exactitud de los elementos fisionómicos, como la forma de los pómulos o de la barbilla, la nariz, los ojos y la curvatura de la frente. El fondo de aguada grisácea mezclada con el gouache ha producido, por ejemplo, la sugerencia de la barba cerrada, de tonalidad ligeramente azulada, del caballero representado. Por otra parte, sólo un artista con un gran dominio del pincel puede conseguir la ductilidad y variedad de los trazos que se aprecian aquí, que se alejan de la monotonía y cierta sequedad que presentan a veces las miniaturas cuando no son resultado de una mano maestra.

Determinados rasgos del personaje inclinan, desde luego, a pensar que se trate efectivamente de Paret y en un período aún temprano de su vida, posiblemente anterior al destierro en Puerto Rico, que comenzó en 1775 y concluyó en 1778. El tono azulado de la barba, pero asimismo la forma especial de las arqueadas cejas, negras y pobladas, la barbilla redondeada y la boca pequeña de labio inferior carnoso, así como la nariz larga con un ligero caballete, y los ojos grandes, de párpados ligeramente abultados son similares, aunque el personaje sea algo más joven, al del Autorretrato en el estudio del Museo del Prado (P07701), del período de Paret en Puerto Rico, o al de colección privada, que se ha conocido como Retrato de marino -aunque sea evidentemente autorretrato del artista y ya aceptado así en la bibliografía-, del último tiempo del pintor en el destierro. La moda y forma de la peluca del caballero de la miniatura, responde asimismo a un período en torno a 1770, muy cerca aún de las pelucas que lucen los distintos personajes masculinos del gran lienzo de Paret de Las parejas reales del Museo del Prado (P01044), de 1770. Los rasgos juveniles del pintor podrían corresponder al período de su éxito al servicio del infante don Luis, cercano al año de su casamiento, que fue en contra de lo que se cree generalizadamente, anterior a su destierro. Aunque no puede asegurarse con toda certeza que el caballero será Paret y Alcázar, la semejanza de los rasgos expresada más arriba permite, sin embargo, aceptar esa identificación. La miniatura expresa en cualquier caso el delicado y vibrante estilo del rococó y deriva de los mejores ejemplos franceses, que hicieron de Paret y Alcázar un artista singular y único en el panorama artístico español de la segunda mitad del siglo XVIII (Texto extractado de Mena, M. en: Memoria de Actividades 2014, Museo Nacional del Prado, 2015, pp. 44-46).

Multimedia

Ficha técnica

Número de catálogo
O03385
Autor
Paret y Alcázar, Luis
Título
Autorretrato (?)
Fecha
Hacia 1770
Técnica
Aguada de pigmentos opacos [gouache, témpera]
Dimensión
Alto: 38,8 mm.
Procedencia
Adquirido por el Estado, con destino al Museo del Prado, en ABM Subastas, Madrid, 2014

Bibliografía +

Mena, M, 'Luis Paret y Alcázar. Autorretrato' En: Memoria de actividades 2014, Museo Nacional del Prado, Madrid, 2015, pp. 44-46.

Otros inventarios +

Inv. Nuevas Adquisiciones (iniciado en 1856). Núm. 2896.

La obra no tiene exposiciones relacionadas

Ubicación +

Sala 093 (Expuesto)

Expuesto
Fecha de actualización: 03-12-2016 | Registro creado el 01-09-2015

Más obras de Paret y Alcázar, Luis

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba