El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás
El príncipe Baltasar Carlos, a caballo
Jollivet, Pierre-Jules -Litógrafo- (Autor de la obra original Velázquez, Diego Rodríguez de Silva y); Madrazo y Agudo, José de -Director-; Real Establecimiento Litográfico de Madrid -Impresor-
Cerrar Continuar a ficha de la obra
Jollivet, Pierre-Jules -Litógrafo- (Autor de la obra original Velázquez, Diego Rodríguez de Silva y)
Madrazo y Agudo, José de
Santander, 1781 - Madrid, 1859
Real Establecimiento Litográfico de Madrid
Madrid, 1825 - Madrid, 1837

El príncipe Baltasar Carlos, a caballo

1825. Aguatinta litográfica, Litografía a lápiz, Estampación sobre papel china, Raspador sobre papel avitelado, 595 x 440 mm. No expuesto

La estampa está encuadernada en un álbum sobre obras de Velázquez del coleccionista Pennant. Es una litografía de Pierre-Jules Jollivet que reproduce el lienzo del mismo título de Velázquez conservado en el Museo Nacional del Prado (P01180). Esta estampa se entregaba con el cuadernillo I e iba acompañada de un texto explicativo de Juan Agustín Ceán Bermúdez. Pertenece al tomo I de la serie editada por el Real Establecimiento Litográfico, dirigida por José de Madrazo, Colección litográfica de cuadros del rey de España el señor don Fernando VII, Madrid, 1829-1832.

El lienzo estaba destinado a ser colocado entre los retratos ecuestres de sus padres, encima de una puerta en uno de los lados menores del Salón de Reinos. Dentro de ese contexto, la obra hace referencia a la continuidad dinástica garantizada por el príncipe heredero. El niño, se representa de una manera muy similar a la de su padre y su abuelo; es decir, montando un caballo en corveta y ostentando varias insignias militares, como la banda, la bengala y una pequeña espada. El atuendo subraya así la idea de continuidad, haciendo referencia a las futuras responsabilidades militares del príncipe. Baltasar Carlos se sitúa en algún paraje del extremo septentrional de los montes del Pardo, y los accidentes geográficos del fondo son fácilmente identificables. A la izquierda aparece la sierra del Hoyo, y a la derecha, tras el cerro que protege Manzanares el Real por el sur, un fragmento de la sierra del Guadarrama, con la Maliciosa y Cabeza de Hierro como puntos más destacados (Portús, J. en: El Palacio del Rey Planeta. Felipe IV y el Buen Retiro, Museo Nacional del Prado, 2005, p. 120).

Uno de los grandes objetivos de la España ilustrada durante la segunda mitad del siglo XVIII, fue la reproducción, a través de estampas, de las pinturas de las colecciones reales. Los primeros proyectos estuvieron protagonizados por Francisco de Goya, quien reprodujo algunas pinturas de Velázquez en 1778, o por Juan Barcelón y Nicolás Barsanti, que reprodujeron Los trabajos de Hércules pintados al fresco por Luca Giordano entre 1777 y 1785.

El 16 de noviembre de 1789, Carlos IV autorizó la creación de la Compañía para el grabado de los cuadros de los Reales Palacios con el objetivo de dar a conocer la riqueza de las colecciones reales y equiparase a otros países europeos. Esta empresa privada contó con la protección real y estaba formada por diversos socios procedentes de la nobleza madrileña, como el duque de Osuna y José Nicolás de Azara, quienes contactaron con grabadores franceses e italianos para llevar a cabo esta labor. En estos primeros momentos, la dirección artística estuvo a cargo de Manuel Salvador Carmona y de Francisco Bayeu, para el grabado y el dibujo, respectivamente. Según el Plan de la subscripcion á la coleccion..., las estampas se publicaron por entregas de seis ejemplares, a partir de febrero de 1794. El precio a los suscriptores fue de 288 reales cada entrega, y a los no suscriptores, de 360 reales. Además, de cada lámina se tiraron "100 estampas sin letra", cuyo precio fue el doble del de las otras (Continuación del Memorial Literario, instructivo y curioso de la Corte de Madrid. Tomo I, [agosto], Imprenta Real, 1793, pp. 257-63).

Las escasas ventas y el aumento de los gastos hizo que la situación económica de la Compañía fuese empeorando, siendo necesario un incremento de la ayuda privada. La mala calidad de los dibujos y la temática religiosa que predominaba en la colección, tal y como argumentó Azara, así como las carencias en el aspecto formal -la ausencia de orden, clasificación, o los tamaños dispares-, dificultaron que las estampas pudieran encuadernarse o que fueran empleadas en la decoración de gabinetes, lo cual llevó a la ruina a este proyecto, que duró escasos diez años. En 1800 se le propuso al rey que la Real Calcografía sufragara los gastos, y en 1812 se depositaron en la Imprenta Real las láminas y enseres varios. Finalmente, en 1818, las láminas ingresaron en dicha institución (Vega, J., Museo del Prado. Catálogo de estampas, Museo del Prado, 1992, pp. 222-223).

De un total de 95 dibujos preparatorios encargados para la colección se grabaron 74 láminas de cobre. De estas, 50 ingresaron en Calcografía: las 24 que ya había publicado la Compañía, y 26 más. Las 24 restantes, que habían sido grabadas, no fueron entregadas por los grabadores a la Compañía (Carrete, J., El grabado calcográfico en la España Ilustrada, 1978, pp. 28-31).

Multimedia

Ficha técnica

Obras relacionadas

El príncipe Baltasar Carlos, a caballo
Óleo sobre lienzo, 1634 - 1635
Número de catálogo
G002293
Autor
Jollivet, Pierre-Jules -Litógrafo- (Autor de la obra original Velázquez, Diego Rodríguez de Silva y); Madrazo y Agudo, José de -Director-; Real Establecimiento Litográfico de Madrid -Impresor-
Título
El príncipe Baltasar Carlos, a caballo
Fecha
1825
Técnica
Aguatinta litográfica; Litografía a lápiz; Estampación sobre papel china; Raspador
Soporte
Papel avitelado
Dimensión
Alto: 595 mm.; Ancho: 440 mm.; Alto segundo soporte: 750 mm.; Ancho segundo soporte: 540 mm.; Alto de la mancha: 400 mm.; Ancho de la mancha: 324 mm.
Serie
“Colección litográfica de cuadros del rey de España el señor don Fernando VII”, Madrid, Real Establecimiento litográfico, 1829-1832, t. I.
Procedencia
Colección Edward Gordon Douglas-Pennant, I barón Penrhyn de Llandegai (1800-1886), Reino Unido; herederos de Edward Gordon Douglas-Pennant, Reino Unido; Eduardo Moreda; Artemis Fine Arts Limited, Londres; adquisición 2000.

Bibliografía +

Biblioteca Nacional (España) Sección de Estampas, Iconografía hispana: catálogo de los retratos de personajes españolas de la Biblioteca Nacional, Biblioteca Nacional, Madrid, 1966, pp. , 720-18.

Biblioteca Nacional de España, Repertorio de grabados españoles en la Biblioteca Nacional, Ministerio de Cultura, Secretaría General Técnica..., 1981, pp. 57, n. 1197-1.

Origen de la litografía en España: el Real Establecimiento Litográfico, Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, Madrid, 1990, pp. 367, n. 106.

Museo Nacional del Prado, Museo del Prado: catálogo de estampas, Museo del Prado, Madrid, 1992, pp. 245, n. 1212.

Velázquez en blanco y negro, Museo del Prado, Madrid, 2000, pp. 94-104 y p. 211.

Obras adscritas al Museo Nacional del Prado en el año 2000, Boletín del Museo del Prado, XIX, 2001, pp. 204.

Museo Nacional del Prado, El Palacio del Rey Planeta, Museo Nacional del Prado, Madrid, 2005, pp. 210.

Otros inventarios +

Inv. Nuevas Adquisiciones (iniciado en 1856). Núm. 2563.

La obra no tiene exposiciones relacionadas

Objetos presentados +

Espada

Bengala de Capitán general

Fecha de actualización: 01-08-2019 | Registro creado el 14-07-2016

Más obras de Jollivet, Pierre-Jules; Madrazo y Agudo, José de; Real Establecimiento Litográfico de Madrid

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba