El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás
El vivac
Teniers, David
Cerrar Continuar a ficha de la obra

Teniers, David

Amberes, 1610 - Bruselas, 1690

Miniatura autor

Pintor flamenco. Hijo de David Teniers I, fue bautizado el 15 de diciembre de 1610 en la iglesia de San Jacobo de Amberes. En su juventud siguió el estilo de su padre y el de Adam Elsheimer, pero pronto se especializó en la pintura de género, en línea con la tradición de los Países Bajos en donde el ...

Ver ficha de autor

El vivac

1640 - 1650. Óleo sobre tabla, 63 x 89 cm.

De los varios artistas que abordaron temas bélicos durante el siglo XVII, ninguno mostró idéntico interés que David Teniers II en la plasmación de lo que se puede denominar la trastienda de la guerra. Con su acostumbrado rigor táctil describió en sus pinturas infinidad de objetos castrenses colocados en primer plano sin orden aparente, con la casual incorporación de alguna figura, como aquí los personajes que cuelgan las corazas o ayudan a descalzarse a sus compañeros. A la vez, en los segundos planos, en estancias alejadas según uno de sus recursos compositivos más habituales, incluía a los protagonistas de la guerra, los soldados, quienes, jugando, fumando, bebiendo o charlando, aparecen distraídos de la habitual actividad bélica. En estas obras reutilizaba diversos motivos repetidos infatigablemente, caso de la coraza rayada, la armadura sobre la percha y la caja o tambor cuya tersa piel ejerce casi de contrapunto lumínico o espejo que reaviva la luz que baña la composición procedente de la izquierda. La típica luz de bodega propia de sus afamados ambientes de interior es la que consigue dotar a la escena de una tonalidad uniforme, rota únicamente por los toques de color o los múltiples reflejos que ejerce sobre las superficies metálicas. De hecho, son tales armas metálicas las protagonistas visuales de esta obra, constituyendo en sí mismas un magnífico ejemplo de naturaleza muerta. Se evidencia en su representación la habilidad de Teniers, quien, además, podía estudiarlas minuciosamente en la armería de la corte bruselense de la que fue pintor de cámara. Tales elementos no carecen del sentido de vánitas que va siempre ligado a la naturaleza muerta, al aludir indirectamente a la fugacidad de la vida en relación con la batalla, la violencia y la muerte. El arma en sí misma se relaciona con la fuerza y el poder y, por tanto, como los cetros y las coronas, es susceptible de ser interpretada por su valor caduco y efímero. No es insólito que la pintura llegara a España a mediados del siglo XVII dada la actualidad del tema militar y el creciente interés por las escenas de gabinete que popularizara Teniers. Se tiene constancia de su colocación, ya en 1666, en la Galería del Cierzo, una de las salas más representativas del Alcázar de Madrid. Allí permanecía junto a obras tan contundentes como Los borrachos de Velázquez (P1170), ejemplo de idéntico sentido naturalista y mundano de la existencia humana, pero también junto a otras tan sofisticadas estéticamente como Venus, Adonis y Cupido de Annibale Carracci (P2631) o Hipómenes y Atalanta de Guido Reni (P3090), en ese momento las principales novedades de la Colección Real. Juntas constituían un locuaz ejemplo del valor específico que aún se concedía tanto a la creación pictórica como al ejercicio de las armas (Texto extractado de Pérez Preciado, J. J. en: El arte del poder. La Real Armería y el retrato de corte, Museo Nacional del Prado, 2010, p. 128).

Multimedia

Ficha técnica

Número de catálogo
P01811
Autor
Teniers, David
Título
El vivac
Fecha
1640 - 1650
Técnica
Óleo
Soporte
Tabla
Dimensión
Alto: 63 cm.; Ancho: 89 cm.
Procedencia
Colección Real (Palacio del Buen Retiro, Madrid, pinturas recogidas de las Casas Arzobispales, 1747, nº 768).

Bibliografía +

Museo Nacional del Prado, Museo del Prado: catálogo de las pinturas, Museo del Prado, Madrid, 1972.

Díaz Padrón, Matías, Museo del Prado: catálogo de pinturas. Escuela flamenca, Museo del Prado; Patrimonio Nacional de Museos, Madrid, 1975, pp. 404.

Díaz Padrón, Matías, La Escuela Flamenca del Siglo XVII, Ediciones Alfiz, Madrid, 1983, pp. 87.

Museo Nacional del Prado, Museo del Prado: catálogo de las pinturas, Museo del Prado, Madrid, 1985, pp. 672.

Díaz Padrón, Matías, El siglo de Rubens en el Museo del Prado: catálogo razonado, Prensa Ibérica, Barcelona, 1996, pp. 1398.

Museo Nacional del Prado, Los cinco sentidos y el arte, Museo del Prado, Madrid, 1997, pp. 150.

El arte del poder : la Real Armería y el retrato de corte, Museo Nacional del Prado: Socied, 2010, pp. 128-129.

Otros inventarios +

Inv. Felipe V, Buen Retiro, 1747. Núm. 768.
PINTURAS ENTREGADAS en dichas Casas Arzobispales a don Santiago de Bonavia [...] {11309} 768 / Vna tabla de vara de ancho y tres quartas de alto de vna armeria y varias figuras original de David Theniers en quatro mil reales

Inv. Real Museo, 1857. Núm. 1349.
D. Teniers. / 1349. Un vivac. / Un soldado acomoda en un palo una armadura, otro alarga la pierna a un joven para que le quite las botas, otros juegan a los naipes. Se ven por allí muchas armas amontonadas, una silla de montar, un tambor y un estandarte. (Tabla) / Alto 2 Pies, 3 Pulg; Ancho 3 Pies 2 Pulg.

Catálogo Museo del Prado, 1873-1907. Núm. 1744.
1744.-(1349-M.)-El vivac.- Un soldado acomoda una armadura en una pértiga, otro se hace quitar las botas, otros se entretienen jugando. Por todas partes armas y objetos militares. / Col. de Cárlos II, R. Alc. y Pal. de Madrid (?). / Alto 0,63; ancho 0,89.-T.

Exposiciones +

El arte del poder. La Real Armería y el retrato de corte
Madrid
09.03.2010 - 23.05.2010

Objetos presentados +

Armadura

Tambor: Tambor característico del uso militar situado en el centro de la composición en primer término. Estos grandes tambores se representan en la pintura flamenca siempre desde esta perspectiva, permitiendo ver con detalle la membrana superior y los remaches que la sujetan (Proyecto Iconografía Musical, U.C.M.).

Farol de techo: Farol colgado en el techo mediante una polea y sujeto a la pared con una cuerda gruesa. El vidrio encontró una de sus más valiosas aplicaciones en el campo de la iluminación, cuya importancia fue creciendo desde su empleo en los faroles más sencillos hasta los sistemas tecnológicamente más avanzados de nuestros días. Esta aplicación está basada en dos de las principales características de este material: su transparencia y su elevada resistencia térmica, que le permiten dejar pasar la luz al mismo tiempo que proteger el foco calorífico que la genera (Fernández Navarro, J. M.; Capel del Águila, F.: El vidrio en la pintura del Museo Nacional del Prado, 2012).

Naipes

Espada

Armas de fuego

Trompeta natural: Trompeta semioculta por un estandarte, situada en el centro de la composición en primer término. Se trata de un aerófono de metal con embocadura de boquilla y tubo enrollado sobre sí mismo, de sección cilíndrica hasta el pabellón que se ensancha progresivamente en forma de campana. La trompeta natural, también llamada “barroca” tenía una sonoridad penetrante y brillante perfectamente adaptada para el aire libre. Llamada también “trompeta de caballería”, produce y modifica la serie de armónicos naturales a través de la vibración de los labios del tañedor en la boquilla a partir del flujo de aire emitido (Proyecto Iconografía Musical, U.C.M.).
Es un instrumento heráldico que en la obra alude a la vida militar y sirve para emitir órdenes.

Fecha de actualización: 27-09-2016 | Registro creado el 28-04-2015

Más obras de Teniers, David

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba