El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás
Ofrenda a Flora
Hamen y León, Juan van der
Cerrar Continuar a ficha de la obra

Hamen y León, Juan van der

Madrid, 1596 - Madrid, 1631

A pesar de la brevedad de su vida, son muchas las noticias documentales que de él han llegado hasta hoy. Se sabe que era hijo de flamencos y que al igual que su padre pertenecía a la Guardia de Arqueros, institución constituida por gentes procedentes de los Países Bajos que tenían como misión proteg ...

Ver ficha de autor

Ofrenda a Flora

1627. Óleo sobre lienzo, 216 x 140 cm.

Este cuadro hacía pareja con el del mismo autor Pomona y Vertumo, firmado y fechado en 1626 (229 x 149 cm; Madrid, Banco de España), en la colección del conde de Solre. Este noble flamenco era capitán de la Guardia Real de Arqueros, a la que también pertenecía el pintor, y era asimismo el propietario de la pareja de bodegones con flores y perros (P6413 y P4158). A la muerte de Solre, acaecida en 1638, estos cuadros fueron inventariados en la Galería Mayor de pinturas de su palacio de Madrid con la lacónica descripción de dos quadros de dos diosas una de flores, y otro de fructas que tienen de cayda tres varas poco mas o menos y de ancho dos Varas menos sesma poco mas o menos [...]. El hecho de que estos cuadros, que se encuentran entre las pinturas de figuras más bellas de Van der Hamen, fueran propiedad de Solre da fe del sofisticado gusto de este importante mecenas del artista.

A pesar de que Van der Hamen realizó estas obras en distintos años, ambas son complementarias en cuanto a su tema alegórico y a su composición, en la que figuras y acción son reflejo una de la otra. Representan a las deidades clásicas de la naturaleza Flora -diosa romana de las flores y de la primavera- y Pomona -diosa de los árboles frutales-, ante unas cornucopias de las que manan, respectivamente, flores y frutas y verduras, dones de la naturaleza relacionados con la primavera y el otoño. Es posible que Van der Hamen apelara al gusto de Solre por la pintura flamenca para la elección de los temas, conocidos también a través de las prestigiosas obras de Rubens y su escuela de la Colección Real española, como las representaciones de la diosa Ceres de Rubens pertenecientes al Museo del Prado (P1664 y P1672) o la de Flora, realizada por miembros de su taller (P1675). Sin embargo, las diosas de Van der Hamen, ataviadas con bonitos trajes de corte, contrastan fuertemente con las diosas flamencas semidesnudas, reflejando la preocupación por el decoro en la representación de figuras femeninas que prevalecía en los círculos artísticos de Madrid.

Además de ser alegorías de los dones de la naturaleza, los cuadros de Van der Hamen se relacionan también por el tema del amor. Según la historia de la antigüedad, Vertumo, el dios de los cambios de estación, se enamoró de Pomona y, disfrazado de jardinero, entró a trabajar para ella. Más tarde, haciéndose pasar por una anciana, le contó una parábola sobre el matrimonio basada en la interdependencia de la viña y del olmo -que están representados al fondo del cuadro de Van der Hamen- y cuando se reveló ante ella en la belleza de su juventud, Pomona se enamoró y consintió en casarse con él compartiendo sus jardines. En el primero de los cuadros de Van der Hamen, Vertumo, bajo la apariencia de un maduro jardinero, ofrece a Pomona un cesto de fruta y la diosa premia su devoción metiendo en él un melocotón sacado de su cornucopia.

Flora era una cortesana noble que únicamente dispensaba sus favores a pretendientes de alta cuna. En la Ofrenda a Flora, Van der Hamen alude probablemente a este hecho con la fuente de mármol del fondo, que representa a un emperador romano desnudo y coronado de laurel. Al contrario que la figura de Pomona del cuadro anterior, que es una creación idealizada de la imaginación del artista, Flora es evidentemente el retrato de una bella modelo, tocada con una guirnalda de flores, adornada con perlas y vestida con un precioso traje de seda. Este toque naturalista confiere a la diosa un irresistible atractivo y el traje de corte pseudomoderno de las figuras de ambos cuadros debía también incrementar la sensación naturalista entre sus contemporáneos. En la Ofrenda a Flora, un paje arrodillado rinde homenaje a la diosa y le ofrece un cesto de rosas, símbolo de amor y de devoción. Como respuesta al emisario, Flora devuelve la mirada al espectador y con la mano derecha se señala el corazón, mientras que con la izquierda parece ofrecer a cambio flores de su cornucopia. De esta manera, es posible que Van der Hamen pretendiera implicar en la obra al propio conde de Solre, bajo la apariencia de uno de los nobles seguidores de la diosa.

Los decorados naturales de los cuadros hacen referencia a la tradición cortesana del jardín del amor. Pomona está sentada en el claro de un bosque, mientras que Flora aparece en el cenador de un moderno jardín dividido por setos recortados artísticamente y por senderos cubiertos. En una zona abierta se puede ver una elegante fuente de mármol de estilo italiano formada por una pileta sostenida por unas arpías aladas, en el centro de la cual hay una estatua clásica sobre un elaborado pedestal. Podría tratarse de una alusión al propio jardín de Solre y a su colección de escultura, aunque lo más plausible es que evoque, en términos generales, los jardines reales o aristocráticos de la época, como los famosos del palacio de Aranjuez, donde se encontraba la Fuente de las Arpías, del siglo XVI.

Van der Hamen era amigo de algunas de las más destacadas figuras literarias de su época, y tanto su Ofrenda a Flora como su Pomona y Vertumo son comparables a los temas de la poesía lírica contemporánea. Sin embargo, la presente obra fue también concebida como vehículo de expresión del talento del artista en el terreno de la historia figurativa, el retrato y la pintura de flores. Los pintores de figuras flamencos solían colaborar con los especialistas de bodegones en la representación de tales temas alegóricos -como hacía Rubens con Jan Brueghel y Frans Snyders, por ejemplo- pero los cuadros de Van der Hamen se deben enteramente a su mano. En la Ofrenda a Flora confirió a la pintura de flores una importancia sin precedentes. Un gran montón de flores cae de la cornucopia de Flora sobre la tierra del primer término, donde crecen otras plantas pequeñas. La profusión de variedades representadas es una alusión a la prodigiosa generosidad de la naturaleza y resulta esencial para el significado de esta bella imagen (Texto extractado de Cherry, P.: Flores españolas del Siglo de Oro. La pintura de flores en la España del siglo XVII, Museo Nacional del Prado, 2002, pp. 109-110).

Ficha técnica

Número de catálogo
P02877
Autor
Hamen y León, Juan van der
Título
Ofrenda a Flora
Fecha
1627
Técnica
Óleo
Soporte
Lienzo
Dimensión
Alto: 216 cm.; Ancho: 140 cm.
Procedencia
Legado Valentín Menéndez y San Juan, conde de la Cimera, 1944

Bibliografía +

Cavestany, Julio, Floreros y bodegones en la pintura española: catalogo ilustr, Sociedad Española de Amigos del Arte, Madrid, 1940, pp. 156/ lám.19.

Ars hispaniae: historia universal del arte hispánico, Plus Ultra, Madrid, 1971, pp. 29.

Torres Martin, Ramon, La naturaleza muerta en la pintura española, Seix Barral, Barcelona, 1971, pp. 117/ lám.17.

Museo Nacional del Prado, Museo del Prado: catálogo de las pinturas, Museo del Prado, Madrid, 1972.

Caravaggio y el naturalismo español, Comisaría General de Exposiciones de la Dirección, Madrid, 1973.

Bermejo de la Rica, A., La Mitologia en el Museo del Prado, Editora Nacional, Madrid, 1974.

López Torrijos, Rosa, La mitología en la pintura española del siglo XVII, Editorial de la Universidad Complutense, Madrid, 1982, pp. 1217.

Veca, Alberto, Paradeisos. Dall'Universo del Fiore, Galleria Lorenzelli, Bergamo, 1982, pp. 121/ lám.142.

Haraszti-Takacs, Marianne, Spanish genre painting in the seventeenth century, Akadémiai Kiadó, Budapest, 1983, pp. 171/ lám.2.

López Torrijos, Rosa, La mitología en la pintura española del Siglo de Oro, Cátedra, Madrid, 1985, pp. 368.

Museo Nacional del Prado, Museo del Prado: catálogo de las pinturas, Museo del Prado, Madrid, 1985, pp. 325-326.

Jordan, W.B., Spanish still life in the Golden Age: 1600-1650, Kimbell Art Museum, Fort Worth, 1985, pp. 144/ lám.22.

Veliz, Zahira, Artists'Techniques in Golden Age Spain. Six Treatises in Translation, Cambridge University Press, Cambridge. Londres, 1986, pp. 93.

Monstruos, enanos y bufones en la Corte de los Austrias: (a propósito del ''Retrato de enano'' de Juan Van der Hamen) / [comisario de la exposición, Manuela B. Mena Marqués], Amigos del Museo del Prado, Madrid, 1986, pp. 36.

Pérez Sánchez, Alfonso E., La nature morte espagnole du XVII sièecle a Goya, Office du Livre ; Vilo, Fribourg, 1987, pp. 56/ lám.42.

Nordström, Folke, Goya, Saturno y melancolía: estudios sobre el arte de Goya, Visor, Madrid, 1989, pp. 50/ lám.9.

Pérez Sánchez, Alfonso E., Pintura Española de Bodegones y Floreros, The National Museum of Western Art, Tokio, 1992.

Pérez Sánchez, Alfonso E., De pintura y pintores: la configuración de los modelos visuales, Alianza, Madrid, 1993, pp. lám.66.

Orso, Steven, Velázquez, los Borrachos and Painting at the Court of Philip, University Press, Cambridge, 1993, pp. 85/ lám.43.

Museo Nacional del Prado, Museo del Prado: inventario general de pinturas, Museo del Prado, Espasa Calpe, Madrid, 1996.

Felipe II el Rey Intimo. Jardin y Naturaleza en el Siglo XVI, Sociedad Estatal Commemorativa, Madrid, 1998.

Cherry, Peter, Arte y naturaleza: el bodegón español en el siglo de oro, Ediciones Doce Calles, Aranjuez(Madrid), 1999, pp. 169/ lám.114.

Arte y saber: la cultura en tiempos de Felipe III y Felipe I, Ministerio de Educación y Cultura, Madrid, 1999, pp. 321.

Museo Nacional del Prado, El Greco y la pintura española del Renacimiento: guía, Museo del PradoAldeasa, Madrid, 2001, pp. 226.

Flores españolas del Siglo de Oro: la pintura de flores en la España del siglo XVII, Fundación Amigos del Museo del Prado, Madrid, 2002, pp. 109.

Pérez Preciado, J.J., Aarschot and Solre. The Collections, Patronage and Influence in Spain of two Flemish Noblemen ; in Sponsors of the Past. Flemish Art and Patronage 1550-1700, Brepols, Brussels, 2005, pp. 17-36.

Jordan, William B., Juan Van Der Hamen y Leon y la Corte de Madrid, Patrimonio Nacional, Madrid, 2005, pp. 179.

Luna, Juan J., El bodegón español en el Prado : de Van der Hamen a Goya, Museo Nacional del Prado, 2008, pp. 26.

In the presence of things: four centuries of European still-life painting, Calouste Gulbenkian Foundation, Lisbon, 2010, pp. 13-43.

Maurer, G, 'Las cuatro Estaciones. Primavera' En:, Mena Marques,Manuela B. Goya en Madrid : cartones para tapices 1775-1794, Museo Nacional del Prado, Madrid, 2014, pp. 252-261 [252 f.7.13].

Ripollés, Carmen, Fictions of abundance in early modern Madrid: Hospitality, consumption and artistic identity in the work of Juan van der Hamen y León, Renaissance quarterly., LXIX n.1 spring, 2016, pp. 155-199 [163 185-191 f.6].

Otros inventarios +

Inv. Nuevas Adquisiciones (iniciado en 1856). Núm. 1744.
Autor, Juan van der Hamen / 1744. Asunto. Ofrenda a Flora / lienzo 216 x 140 cms. / nº catálogo. 2877 / del mismo legado que el anterior'' (''legado del conde de la Cimera año 1944

Exposiciones +

Goya en Madrid
Madrid
28.11.2014 - 03.05.2015

Ubicación +

Sala 008A (Expuesto)

Expuesto

Objetos presentados +

Fuente / pozo

Jardín

Cornucopia

Fecha de actualización: 15-09-2017 | Registro creado el 28-04-2015

Más obras de Hamen y León, Juan van der

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba