El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás
Tragala perro
Goya y Lucientes, Francisco de
Cerrar Continuar a ficha de la obra

Goya y Lucientes, Francisco de

Fuendetodos, Zaragoza, 1746 - Burdeos, Francia, 1828

Miniatura autor

Goya nació accidentalmente en Fuendetodos, pueblo de su familia materna. Braulio José Goya, dorador, de ascendencia vizcaína, y Gracia Lucientes, de familia campesina acomodada, residían en Zaragoza, donde contrajeron matrimonio en 1736. Francisco fue el cuarto de seis hermanos: Rita (1737); Tomás ( ...

Ver ficha de autor

Tragala perro

1797 - 1799. Aguafuerte, Punta seca, Aguatinta bruñida sobre papel verjurado, ahuesado, 306 x 201 mm.

En esta estampa Goya toma como punto de partida un hecho real y concreto ocurrido durante su estancia en Andalucía en la década de 1790. A partir de las Décimas de la geringa, Glendinning (1961:115-120) explica esta estampa como la representación de una historia entre una mujer casada, un fraile y un militar. El militar podría identificarse con Manuel María de Negrete, oficial de Infantería de regular conducta, quien era el amante de doña Mencía. Creyendo ésta que un fraile mercedario le había hecho insinuaciones mientras paseaba, convenció a su amante para tenderle una trampa. El ardid consistía en invitarle a su casa y allí propinarle como castigo una lavativa con agua fría. El fraile, ante la insistencia de la señora, acudió a la cita, y cuando le sorprendió el militar y le instó a bajarse los pantalones para que una criada le pusiera la lavativa, el clérigo sacó de sus calzones dos pistolas. Cambiaron los papeles y la criada, obligada por el mercedario, colocó a al militar una triple lavativa. Las variaciones introducidas por Goya en la trasposición de este tema a la estampa, criticando no sólo la actitud del militar castigado sino también la del fraile, son interpretadas por Glendinning como la alteración consciente de una fuente popular o literaria. Es decir, usando Goya como punto de partida un hecho concreto lo modifica para desarrollar sus propias ideas sobre la universalidad del vicio y el estado del clero regular como estamento. (Comentarios citados en la bibliografía https://www.museodelprado.es/goya-en-el-prado/obras/ficha/goya/tragala-perro/)

El año de 1799 es uno de los momentos clave en la vida y la obra de Francisco de Goya. Además de ser nombrado primer pintor de cámara, gozar de un creciente prestigio como retratista y de inaugurarse la ermita de San Antonio de la Florida que él había decorado, el 6 de febrero se publicó en el Diario de Madrid el anuncio de la puesta a la venta de las ochenta estampas que forman la serie de los Caprichos.

Ésta marca la culminación de un intenso periodo en la vida del pintor, que se había iniciado en 1792, cuando a consecuencia de una enfermedad convaleció en la residencia gaditana de Sebastián Martínez, donde pudo contemplar estampas satíricas inglesas que influirían posteriormente en su obra. A su regreso a Madrid cultivó la amistad de Leandro Fernández de Moratín, con quien hubo de intercambiar ideas que estarían después presentes en los Caprichos.

En 1797 se fecha el primer dibujo de un conjunto que hoy conocemos como los Sueños, que constituyen la base visual y conceptual de los Caprichos; en ellos se encuentran las formas y también las ideas, los grandes temas, de la serie. Durante estos años, Goya empezó a dibujar en álbumes, en los que captaba imágenes de la vida cotidiana y elaboraba composiciones de invención en las que abordaba de forma satírica aspectos de su tiempo. Fruto de esta actividad son los denominados Álbum de Sanlúcar y Álbum de Madrid, en los que ya se encuentra la fuente de algunas de las estampas de los Caprichos.

Como menciona el anuncio de la venta, los Caprichos son ante todo una sátira concebida como medio para combatir los vicios de los hombres y los absurdos de la conducta humana. Simplificando la serie, podemos agrupar las estampas en torno a cuatro grandes temas, todos ellos de indudable tono crítico. En el primero de ellos aborda el engaño en las relaciones entre el hombre y la mujer: el cortejo como práctica habitual según la cual el hombre moderno, ocupado en sus variados negocios, dejaba que su esposa fuese acompañada en sus salidas por un galán; la prostitución que denigraba y explotaba la condición de ambos sexos; y los matrimonios desiguales o de conveniencia, práctica habitual de su tiempo y criticada por los ilustrados. La sátira de la mala educación y la ignorancia, fruto de la preocupación ilustrada por esta cuestión, tiene su reflejo en los Caprichos que muestran las consecuencias de unas enseñanzas equivocadas en los niños; las falsas creencias y las supersticiones producto de la ignorancia; y la brujería como manifestación suprema de la falta de instrucción y de la superstición. La condena de los vicios arraigados en la sociedad, y particularmente en el clero, tienen también cabida: la vanidad, la gula, la pereza, la lujuria o la avaricia se nos muestran de forma cáustica en otro grupo de estampas. Finalmente otros Caprichos dejan ver su protesta contra los abusos del poder: la Inquisición, la prepotencia de las clases dirigentes, la explotación del pueblo y las injusticias de la ley.

Desde el primer momento fue muy común interpretar los Caprichos como una crítica mordaz a la sociedad de la época, unas veces general, pero en ocasiones dirigida contra instituciones o personas concretas, como Godoy y los reyes. Producto de estas interpretaciones contemporáneas son los comentarios manuscritos en las estampas, entre los que debemos destacar los del ejemplar conservado en el Museo del Prado, el más próximo al pensamiento del artista, ya que perteneció a su amigo Juan Agustín Ceán Bermúdez.

A partir de entonces y hasta nuestros días, los Caprichos han sido objeto de las más variadas interpretaciones, prueba del interés que ha suscitado y sigue suscitando una obra que, al cumplir doscientos años, sigue estando de plena actualidad, y en la que todavía podemos ver reflejadas algunas de las "extravagancias y desaciertos" del género humano. (J.M. Matilla, "Caprichos", en Goya en tiempos de guerra, Madrid: Museo del Prado, 2008, p. 170-171, n. 21.)

Multimedia

Ficha técnica

Obras relacionadas

Tragala perro. Capricho 58
Aguada sobre papel verjurado, Mediados del siglo XIX
Número de catálogo
G02146
Autor
Goya y Lucientes, Francisco de
Título
Tragala perro
Fecha
1797 - 1799
Técnica
Aguafuerte; Punta seca; Aguatinta bruñida
Soporte
Papel verjurado, ahuesado
Dimensión
Alto: 306 mm.; Ancho: 201 mm.; Alto huella de la plancha: 214 mm.; Ancho huella de la plancha: 151 mm.
Serie
Caprichos [estampa]
Procedencia
Colección Plácido Arango Arias; donación Plácido Arango Arias, 1991.

Bibliografía +

Brunet, M.G., Étude sur Francisco Goya. Sa vie et ses travaux. Notice biographique et artistique accompagnée de photographies d’aprés les compositions de ce maitre, Aubry, libraire-éditeur, París, 1865, pp. 41.

Lefort, P., Essai d’un catalogue raisonné de l’oeuvre gravé et lithographié de Francisco de Goya. Première Partie. Pièces publiées en séries. Les Caprices. Nos 1 a 80, Gazette des beaux-arts, IX, 22, 1867, pp. 389.

D'Achiardi, P., Les dessins de D. Francisco Goya y Lucientes au Musée du Prado à Madrid. 1ère livraison (Les Caprices), D.Anderson Editeur, Roma, 1908.

Beruete y Moret, A., Goya grabador, III, Blass y Cía, Madrid, 1918, pp. 53.

Boix, F., La primera edición de los Caprichos, Arte Español, X, 1, Madrid, 1929, pp. 425.

Klingender, F.D., Goya in the Democratic Tradition, Sidgwick and Jackson Limited, Londres, 1948, pp. 97.

López-Rey, J., Goya’s Caprichos: Beauty, Reason and Caricature, Princeton University Press, Princeton, 1953, pp. 148-149.

Glendinning, N., The Monk and the Soldier in Plate 58 of Goya's Caprichos, Journal of the Warburg and Courtauld Institutes., XXIV, 1-2, 1961, pp. 115-120.

Glendinning, N., Nuevos datos sobre las fuentes del Capricho nº 58 de Goya, Papeles de Son Armadans, 91, 1963, pp. 13-29.

Harris, T., ''Catalogue Raisonné'', en Goya: Engravings and Lithographs, II, Bruno Cassirer, Oxford, 1964, pp. 133-134, n. 93.

Delteil, Loys, Goya. Facs. 1922, Collectors EditionsDa Capo Press, 1969, pp. n. 95.

Gassier, P. & Wilson-Bareau, J, Vie et oeuvre de Francisco de Goya: l' oeuvre complet illustré: peintures, dessins, gravures, Office du Livre, Friburgo, 1970.

Gassier, P., Dibujos de Goya. Estudios para grabados y pinturas, Noguer, Barcelona, 1975, pp. n.115.

Lafuente Ferrari, Enrique, Los Caprichos de Goya, Gustavo Gili, Barcelona, 1978, pp. 152.

Lafuente Ferrari, Enrique, El mundo de Goya en sus dibujos, Urbión, Madrid, 1979, pp. 99-100.

Hofmann, W., Goya. Das Zeitalter der Revolutionen.1789-1830, Prestel Verlag; Hamburger Kunsthalle, München, 1980, pp. 92, n. 38.

López Vázquez, J. M. B., Los Caprichos de Goya y su interpretación, Universidad de Santiago de Compostela, Santiago De Compostela, 1982, pp. 229-230.

Helman, E., Trasmundo de Goya, Alianza Editorial, Madrid, 1983, pp. 90-91.

Alcalá Flecha, Roberto, Literatura e ideología en el arte de Goya, Diputación General de Aragón, Zaragoza, 1988, pp. 52-55.

Cela, C.J., Los Caprichos de Francisco de Goya, Sílex, Madrid, 1989, pp. 128-129.

Wolf, R., Goya and the Satirical Print, in England and on the Continent, 1730 to 1850., Boston College Museum of Art, Boston, 1991, pp. 63-67.

Wilson-Bareau, J., Goya: la década de los Caprichos. Dibujos y aguafuertes, Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid, 1992, pp. 182-184.

Serrera, J.M., “Goya, los Caprichos y el teatro de sombras chinescas”, en Caprichos de Francisco de Goya: una aproximación y tres estudios, Calcografía Nacional; Fundació Caixa de Catalunya; Fundación El Monte de Sevilla, Madrid, 1996, pp. 104-108.

Alcalá Flecha, R., Expresión y gesto en la obra de Goya, Goya : revista de arte: publicación bimestral de la Fundación Lázaro Galdiano, 252, 1996, pp. 341-352 [345-346].

Blas, J.; Matilla, J. M.; Medrano, J. M., El Libro de los Caprichos: dos siglos de interpretaciones 1799-1999. Catálogo de los dibujos, pruebas de estado, láminas de cobre y estampas de la primera edición, Museo Nacional de Prado, Madrid, 1999, pp. 302-305.

Blas, J; Andioc, R; Centellas, R., Mirar y leer. Los Caprichos de Goya, Diputacion Provincial de Madrid ; Calcografía Nacional; Pontevedra: Museo de Pontevedra, Zaragoza, 1999, pp. 184-185.

Stoichita, V.I &Coderch, A.M., El último carnaval: un ensayo sobre Goya, Siruela, 2000, pp. 169-207, 209-237, 285-307.

Bozal, V., Francisco Goya: vida y obra, T.F., Madrid, 2005, pp. 191-230.

Schulz, A., Goya's Caprichos : Aesthetics, Perception, and the Body, Cambridge University Press, Cambridge, 2005.

Cirlot, L., “Comentarios a los Caprichos”, en Caprichos: Francisco de Goya. Estudios, Planeta; Universidad de Zaragoza, Barcelona, 2006, pp. 334-337.

Prada Pareja, J., Goya y las pinturas negras desde la Psicología de Jung, Editores Asociados para la Divulgación Literaria, Madrid, 2008, pp. 161-162.

Otros inventarios +

Inv. Nuevas Adquisiciones (iniciado en 1856). Núm. 2297.

Catálogo Goya, Pierre Gassier y Juliet Wilson. Núm. 567.

La obra no tiene exposiciones relacionadas

Ubicación +

Sala B (Exposición Temporal)

Exposición Temporal
Fecha de actualización: 03-12-2016 | Registro creado el 24-08-2015

Más obras de Goya y Lucientes, Francisco de

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba