El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás
Pedro Romero matando á toro parado
Goya y Lucientes, Francisco de
Cerrar Continuar a ficha de la obra

Goya y Lucientes, Francisco de

Fuendetodos, Zaragoza, 1746 - Burdeos, Francia, 1828

Miniatura autor

Goya nació accidentalmente en Fuendetodos, pueblo de su familia materna. Braulio José Goya, dorador, de ascendencia vizcaína, y Gracia Lucientes, de familia campesina acomodada, residían en Zaragoza, donde contrajeron matrimonio en 1736. Francisco fue el cuarto de seis hermanos: Rita (1737); Tomás ( ...

Ver ficha de autor

Pedro Romero matando á toro parado

1814 - 1816. Aguafuerte, Aguatinta, Buril, Punta seca sobre papel verjurado, blanco, 299 x 409 mm.

La estampa, Tauromaquia, 30, Pedro Romero matando á toro parado, pertenece a la serie grabada por Goya, dominada siempre por el patetismo trágico, entre la primavera de 1814 y el otoño de 1816, siendo telón de fondo el final de la Guerra de la Independencia y la restauración en el trono de Fernando VII en 1814. El tema de los toros, por su aparente inmediatez y por la remisión a una realidad objetivable, enraizada popularmente y no exenta de connotaciones costumbristas, podría llevar a considerar la Tauromaquia de Goya como un conjunto de estampas carentes de la profundidad conceptual del resto de su producción gráfica: Caprichos, Desastres de la guerra y Disparates. El artista, creó unas imágenes desconcertantes mediante un lenguaje de violenta intensidad entre dos seres cuyo único destino posible era la muerte. Asimismo, evocó unas formas anticuadas de practicar el toreo, hacia las que el público no sentía el menor interés, y formalmente no se correspondían con el amaneramiento de otros grabadores contemporáneos, como Antonio Carnicero. La anulación de la distancia, la eliminación de elementos anecdóticos y la valoración dramática de la luz y del vacío, constituyen los pilares de la construcción visual de Goya. Apenas está sugerida la plaza por un fragmento de barrera, y una amalgama de líneas permite intuir la presencia de un público que carece de rasgos individuales. La posible participación de Ceán Bermúdez, en la estructura, orden y redacción de los títulos de la serie pudo influir tanto en la inclusión de la sección histórica como en la individualización de los personajes. Ciertamente, los títulos propuestos por el erudito escritor son muy parecidos, con ligeras variantes, a los atribuidos a Goya, construcciones literarias simples y de carácter más genérico, sin descender en muchos casos a la identificación del lidiador con ninguna figura concreta del toreo. Una lectura lineal, conforme a la progresión temática que ahora poseen las estampas, conduciría a dividir la serie en tres partes: la historia de la tauromaquia en España desde la Antigüedad, la época de dominio musulmán, la Edad Media cristiana y el Renacimiento; las figuras de las dos escuelas principales del toreo durante el siglo XVIII; y por último, los lances de la lidia culminados en desenlaces trágicos.

Por primera vez en la serie, Goya atribuye la acción a un torero concreto, y propone un título con el que Ceán estará conforme y será utilizado en la primera edición de 1816: Pedro Romero matando à toro parado. Pedro Romero (1754-1839) formó junto a Costillares y Pepe-Hillo la terna de toreros más famosa del último cuarto del siglo XVIII. Frente a los anteriores, Romero encarnará la seriedad de la escuela rondeña, alejada de las arriesgadas florituras de los sevillanos, y a años luz de las fantasías y divertimentos de las cuadrillas navarras. Los historiadores de la tauromaquia lo consideran el prototipo del torero clásico, favorito de los entendidos de su tiempo. Moratín reseñó las cualidades del diestro en su Carta histórica sobre el origen y progresos de las fiestas de toros en España (Madrid: Imprenta de Pantaleón Aznar, 1777), y especialmente la suerte de matar que le hiciera famoso: Juan Romero hoy está en Madrid con su hijo Pedro Romero, el cual, con Joaquín Rodríguez, ha puesto en tal perfección este arte, que la imaginación no percibe que sea ya capaz de adelantamiento. Algunos años ha, con tal que un hombre matase a un toro, no se reparaba en que fuese de cuatro a seis estocadas, ni en que éstas fuesen altas o bajas, ni en que le despaldillase o le degollase, etc, pues aun a los marrajos o cimarrones los encojaban con la media luna, cuya memoria ni aun existe. Pero hoy ha llegado a tanto la delicadeza, que parece que se va a hacer una sangría a una dama y no a matar de una estocada una fiera tan espantosa. Y aunque algunos reclaman contra esta función llamándola barbaridad, lo cierto es que los facultativos diestros la tienen por ganancia y diversión; y nuestra difunta reina Amalia al verla sentenció: que no era una barbaridad, como la habían informado, sino diversión donde brilla el valor y la destreza. Goya pudo ver a Pedro Romero torear en sus numerosas actuaciones en el coso madrileño entre 1775 y 1799, año de su retirada. Particularmente activo en la década de los noventa, el pintor le retrató hacia 1795 en un formidable lienzo, muy a la inglesa, hoy conservado en el Kimbell Art Museum (Fort Worth, Texas), en el que se presenta como un maduro triunfador bravo, tranquilo, autocontrolado y muy guapo, en palabras de Leandro Fernández de Moratín. La comparación del lienzo con la estampa pone de manifiesto la clara intención del pintor de hacer un pequeño retrato de Romero de apenas centímetro y medio, en el que, a pesar de su tamaño, están trazados con extraordinaria precisión los rasgos esenciales de su rostro. La precisión de Goya se manifiesta asimismo en el modo de representar la suerte de matar a volapié, aunque algunos historiadores (Bagüés, 1926) censuraron la forma grotesca e irreal en que el torero sostiene la espada para entrar a matar. Sin embargo, cuida mucho la representación de una suerte cuya invención se atribuye a Costillares, en la que el torero, echando la muleta debajo de la cara del toro, vacía la embestida con un pase de pecho con la mano izquierda, a la vez que la derecha clava la espada en el morrillo del animal. El artista presenta al torero vencedor, tomando la iniciativa sobre el astado, al que muestra sometido tras el castigo recibido con anterioridad, sutilmente aludido por las puntas de las banderillas que cuelgan tras su papada. Goya acentúa la tensión dramática de la escena mediante una serie de recursos compositivos muy efectistas. Sitúa al toro y al torero solos en el ruedo, en el límite del sol y la sombra marcado en el albero, recortando sus figuras contra el fondo limpio e iluminado. El enfrentamiento entre ambos queda expresivamente reflejado por la contraposición de la punta de la espada y las astas, como ya hiciera en una estampa anterior en la que se enfrentaban toro y picador (G02437). Y finalmente vuelve a crear inestabilidad desplazando a las figuras del centro del espacio compositivo hacia el plano de visión, alejándolas de un burladero vacío de espectadores en el tendido de sol, mientras que en el de sombra, algunos testigos, de nuevo embozados, asisten al lance. (Texto extractado de: https://www.museodelprado.es/goya-en-el-prado/obras/ficha/goya/pedro-romero-matando-a-toro-parado/?tx_gbgonline_pi1[gocollectionids]=28&tx_gbgonline_pi1[gosort]=d

Multimedia

Ficha técnica

Número de catálogo
G02440
Autor
Goya y Lucientes, Francisco de
Título
Pedro Romero matando á toro parado
Fecha
1814 - 1816
Técnica
Aguafuerte; Aguatinta; Buril; Punta seca
Soporte
Papel verjurado, blanco
Dimensión
Alto: 299 mm.; Ancho: 409 mm.; Alto huella de la plancha: 245 mm.; Ancho huella de la plancha: 354 mm.
Serie
Tauromaquia [estampa], 30
Procedencia
Émile Galichon, París; venta Clément, París, 1864; Helmut H. Rumbler, Frankfurt; Museo del Prado, 2002.

Bibliografía +

Piot, E., Catalogue raisonné de l'oeuvre gravé de Francisco Goya y Lucientes, Cabinet de l'amateur et de l'antiquaire. Revue des tableaux et des estampes anciennes; des objets d'art, d'antiquitè et de Curiosité., I, 1842, pp. 359-360.

Lefort, P., Essai d'un catalogue raisonné de l'oeuvre gravé et lithographié de Francisco Goya. Troisième article. La Tauromachie. Nº 83 a 115, Gazette des Beaux-Arts, X, 1868, pp. 174.

Viñaza, Cipriano Muñoz y Manzano, Conde de la, Goya. Su tiempo, su vida, sus obras, Tip. Manuel G. Hernández, Madrid:, 1887, pp. 415.

Lafond, Paul, Goya. Catalogue de l'oeuvre peint, dessiné, gravé et lithographié, Librairie de l'art ancien et moderne, París:, 1890, pp. 185.

Araujo Sánchez, Ceferino, Goya, La España Moderna, Madrid, 1896, pp. 58.

Loga, Valerian von, Francisco de Goya, Klinkhardt & Biermann, Leipzig:, 1910, pp. 27.

Beruete y Moret, Aureliano de, Goya grabador, III, Blass y Cía, Madrid:, 1918, pp. 136.

Loga, Valerian von, Francisco de Goya, G. Grotesche, Berlin, 1921, pp. 233-234, nº 697.

Mayer, August L., Francisco de Goya, Labor, Barcelona, 1925, pp. 273.

Lafuente Ferrari, Enrique, Precisiones sobre La Tauromaquia, Archivo Español de Arte, 42, 1940, pp. 103, 107.

Lafuente Ferrari, Enrique, Ilustración y elaboración en La Tauromaquia de Goya, Archivo Español de Arte, XVIII, 1946, pp. 204-205.

Luján, Néstor, La Tauromaquia. Colección de las diferentes suertes y actitudes del arte de lidiar toros inventadas y grabadas por Goya y Lucientes, Tartessos-F. Oliver Branchfelt, Barcelona:, 1946.

Lafuente Ferrari, Enrique, ''Los grabados de toros en Goya'', en: Los Toros, tratado técnico e histórico, II, Espasa Calpe, Madrid:, 1947, pp. 810-811, 813-814.

Glendinning, Nigel, A New View of Goya's Tauromaquia, Journal of the Warburg and Courtauld Institutes, 24, 1961, pp. 120-127.

Harris, Tomas, Goya. Engravings and Lithographs, II, Bruno Cassirer, Oxford:, 1964, pp. 346, nº 233.

Delteil, Loys, Goya. Facs. 1922, Collectors editions-Da Capo Press, Nueva York:, 1969, pp. nº 253.

Gassier, Pierre, Vie et oeuvre de Francisco de Goya: l`oeuvre complet illustré: peintures, dessins, gravures, Office du Livre, Fribourg, 1970, pp. nº 1210.

Gómez de la Serna, G., Goya y los toros, La Estafeta Literaria, 484, 1972, pp. 4-16.

Lafuente Ferrari, Enrique, Francisco de Goya. La Tauromaquia, Gustavo Gili, Barcelona, 1974, pp. 17.

Sayre, Eleanor, The Changing Image. Prints by Francisco Goya, Museum of Fine Arts, Boston:, 1974, pp. 236-239 nº 188-191.

Gassier, Pierre, Vida y obra de Francisco de Goya: reproducción de su obra completa: pinturas, dibujos y grabados, Juventud, Barcelona, 1974, pp. nº 1210.

Gassier, Pierre, Dibujos de Goya. Estudios para grabados y pinturas, II, Noguer, Barcelona, 1975, pp. 394-395, nº 272.

Gautier, Théophile, Voyage en Espagne, Garnier-Flammarion, París:, 1981, pp. 173.

Holo, Selma Reuben, ''Goya and the Bullfight'', en: La Tauromaquia: Goya, Picasso and the Bullfight, Milwaukee Art Museum, Milwaukee:, 1986, pp. 20, 26, 27, 32.

Garrido Sánchez, Carmen, Goya. De la pintura al grabado. La técnica goyesca del grabado, Universidad Complutense, Madrid:, 1989, pp. 165-166.

Goya, toros y toreros, Ministerio de Cultura, Madrid:, 1990, pp. 27, 113, nº 46.

Gassier, Pierre, Goya, toros y toreros, Actes Sud, Arlés:, 1990, pp. 16, 96-97.

Martínez-Novillo, Álvaro, ''La Tauromaquia en su contexto histórico'', en: Francisco de Goya, grabador. Instantáneas. Tauromaquia, IV, Caser, Madrid:, 1992, pp. 20-21, 24, 28, 36.

Vega, Jesusa, Museo del Prado: catálogo de estampas, Museo del Prado, Madrid:, 1992, pp. 105, nº 424.

Wilson Bareau, Juliet, ''Escenas de toros'', en: Goya. El capricho y la invención. Cuadros de gabinete, bocetos y miniaturas, Museo del Prado, Madrid:, 1993, pp. 193, il. 140.

Biblioteca Nacional (España), Catálogo de las estampas de Goya en la Biblioteca Nacional, Biblioteca Nacional, Sociedad Estatal Goya 96 y Lunwerg, Madrid:, 1996, pp. 218, nº 355.

Carderera y Solano, Valentín, Estudios sobre Goya (1835-1885). Anotaciones de Burty, P., Institución Fernando el Católico, Zaragoza:, 1996.

Matilla, José Manuel y Medrano, José Miguel, El libro de la Tauromaquia. Francisco de Goya. La fortuna crítica. El proceso de creación gráfica. Dibujos, pruebas de estado, láminas de cobre y estampas de edición, Museo Nacional del Prado, Madrid:, 2001, pp. 91-93, il. 30.

Heckes, F.I., Goya's Tauromaquia. A Criticism of Bullfighting?, Print Quarterly, XVIII, 2001, pp. 41-63; http://printquarterly.com/.

Matilla, José Manuel, Francisco de Goya (1746-1828). Tauromaquia (1816), Museo del Prado. Memoria de actividades / informe de datos estadísticos, 2002, pp. 66.

Matilla, José Manuel y Aguilar, I., ''Catálogo. El sentido de la Tauromaquia: crónica o crítica de la fiesta'', en: Tauromaquia. Francisco de Goya. Visión crítica de una fiesta, Fundación Artes del Grabado a la Estampa Digital, A Coruña:, 2003, pp. 48-49.

Calcografía Nacional (España), Calcografía Nacional. Catálogo general, II, Real Academia de San Fernando, Madrid, 2004, pp. 476, nº 3962.

André-Deconchat, S., Assante di Panzillo, M. y Wilson-Bareau, Juliet, ''Catalogue'', en: Goya graveur, Nicolas Chaudun y Paris musées, París:, 2008, pp. 274, nº 169.

Otros inventarios +

Inv. Nuevas Adquisiciones (iniciado en 1856). Núm. 2625.

La obra no tiene exposiciones relacionadas

Fecha de actualización: 03-12-2016 | Registro creado el 26-11-2015

Más obras de Goya y Lucientes, Francisco de

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba