El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás
La Sagrada Familia con santa Isabel y san Juanito
Giordano, Luca (Copia de Rafael)
Cerrar Continuar a ficha de la obra

Giordano, Luca (Copia de Rafael)

La Sagrada Familia con santa Isabel y san Juanito

Hacia 1697. Óleo sobre tabla, 49 x 38 cm.

María aparece recostada con su mano derecha apoyada suavemente en un sillar de piedra, delante del cual hay una cesta de frutas. Mientras, Jesus niño, completamente desnudo, porta en su mano el libro de las escrituras.

Le señala a san Juan Bautista un pasaje probablemente referido a la vida de este último, razón que justifica la postura de su mano derecha, que apoya en su pecho. San Juan viste con piel de camello y porta en su mano derecha la cruz de caña y, anudada a su cintura, una escudilla. En el primer plano está el cordero que lo identifica como pastor. Tras el aparece su madre, santa Isabel, tocada de turbante. El segundo plano está ocupado por unas ruinas arquitectónicas y, detrás, unos montes de tono azulado que llegan a confundirse con el celaje.

Se trata de una pintura realizada a la manera de Rafael, de las que el Museo del Prado tiene otros dos ejemplos (P168 y P170), aunque, a diferencia de aquellos, en esta ocasión Giordano no la firmó con el anagrama del maestro de Urbino. En esta obra imitó el tono tierno y el protagonismo otorgado a las figuras infantiles del maestro renacentista, adoptando el mismo carácter simbólico de los numerosos elementos que reproduce.

Así, san Juan aparece representado como un joven eremita, tal y como se puso de moda desde el siglo XIV, después de que el dominico Domenico Cavalca en sus Vite de’ Santi Padri embelleciera la biografía del joven precursor con numerosas leyendas, las cuales fueron inmediatamente asociadas a la iconografía del santo (Meyer zur Capellen 2001-8, t. I, p. 214). La compañía de ambos niños era vista como una referencia al Bautismo y a la Pasión que, a veces, como es este el caso, se reforzaba con pequeños detalles ocultos tras sus juegos o su relación con los adultos. En este sentido, quizás no sea casual que santa Isabel tome con su mano derecha la cruz de su hijo. De la misma forma, puede otorgarse un valor simbólico a las flores que aparecen en el primer plano, tal y como habitualmente se hace también en las pinturas del maestro imitado.

La técnica utilizada por el napolitano se encuentra en las antípodas de su sensibilidad artística, tratando de imitar los efectos del artista de Urbino. Así, sus pinceladas son más propias de un miniaturista, cortas y precisas, definiendo contornos y transiciones de forma ajena por completo a su práctica habitual. Este se traiciona en los tipos físicos, ajenos al maestro de Urbino y muy próximos a su fase más clasicista, hasta el punto de que puede afirmarse que, en ellos, Giordano se copia más a sí mismo que a Rafael. Tampoco el paisaje recuerda los modos del maestro, quizás porque Giordano obtuvo sus modelos de estampas o porque no tuvo demasiadas oportunidades de estudiar ejemplos concretos en los que el maestro utilizó este recurso en el último plano de su composición. Todas estas circunstancias explican y justifican las dificultades existentes para ensayar una cronología para esta pintura. Andreina Griseri acertó en 1961 al considerarla obra española y, también al juzgarla contemporánea de los frescos del Casón y de la sacristía de la catedral de Toledo (Griseri 1961, p. 425). Cinco años más tarde, Ferrari y Scavizzi propusieron la fecha de 1696, por la ≪evidente inspiración clasicista≫ y por la relación formal con la serie de pasajes de la vida de la Virgen (Viena, Kunsthistorisches Museum) (Ferrari y Scavizzi 1966, t. II, p. 205), fecha que en 1992 retrasaron hasta hacia 1697 (Ferrari y Scavizzi 1992, t. I, p. 344, n.o A597). Tienen razón ambos investigadores al poner en relación la pintura del Prado con la serie de Viena. El perfil de la Virgen, más que sereno, inexpresivo, con boca pequeña, nariz larga y cuello poderoso, reproduce el habitual aspecto de María en la serie de Viena, tal y como se observa en El taller de Nazaret, versión invertida del aspecto que presenta en el cuadro del Prado, y donde el propio Niño se presenta en posición y aspecto físico muy próximo al ejemplar madrileño (Ibídem, t. I, p. 345, n.o A603h, y t. II, p. 788, fig. 769). Otras pinturas fechadas con toda seguridad en esos mismos años reproducen también el aspecto de la madre y del Niño, como es la Natividad con anuncio a los pastores, donde tanto el rostro de la Virgen, como el del Niño, presentan también un aspecto muy próximo a la obra del Prado (Ibídem, t. I, p. 344, n.o A598, y t. II, p. 784, fig. 758. Nápoles 2001, p. 340, n.o 119, ficha redactada por Tiziana Scarpa). Por estas razones, en esta ficha se mantiene la cronología propuesta por los autores citados, que se considera correcta. Finalmente, es preciso reconocer que no le falta razón a Giuseppe Scavizzi quien, precisamente a propósito de esta obra, afirmaba que las pinturas alla maniera de otro artista (en este caso Rafael) se encardinan con el resto de la producción del momento en el que fueron pintadas como una suerte de variante y que, por ello, no pueden estudiarse como fenómenos aislados y al margen del resto de su producción, sino como una parte integrante de esta (Ferrari y Scavizzi 1992, t. I, p. 138, opinion incluida en el capitulo ≪Gli anni della Spagna≫. Mas recientemente Scavizzi ha cambiado radicalmente su opinion sobre esta pintura y su supuesta pareja, considerando que ≪per noi [habla en su nombre y en el de Giuseppe De Vito] hanno scarsi rapporti con quegli artisti [se refiere a Rafael y Correggio]≫. Como se explica en el capitulo correspondiente a las imitaciones de Giordano, considero que la opinion mas cercana a la realidad historica es la que este investigador emitio en 1992).

Confirma esta cronología el que los modelos más evidentes para la figura del Niño y de santa Isabel estén muy próximos a obras de Rafael presentes en la Colección Real española desde fechas tempranas. Así, el tipo físico del niño Jesús se corresponde con el del mismo personaje en La Virgen del pez (P297), mientras que la Virgen reproduce, invertido, el modelo de La Sagrada Familia del roble (P303). Efectivamente, ambas comparten la visión frontal del pecho, la caída lánguida de la mano que apoya sobre una superficie pétrea y la tierna mirada dirigida a su hijo. Por su parte, santa Isabel se corresponde con el mismo personaje, también invertido, en La Visitación (P300), tanto en el atuendo, ambas con turbante y capa anudada al hombro, como por su actitud y por el paralelismo establecido con la cabeza de la Virgen. Y, finalmente, la idea de ocupar el segundo plano de la composición con una arquitectura en ruinas dominada por gruesos muros y arcos de medio punto se encuentra en La Sagrada Familia (La Perla) (P301). El problema fundamental para aceptar la hipótesis de que los elementos básicos que integran esta pintura proceden de obras que Giordano pudo ver en Madrid, es que la pareja de niños esta evidentemente tomada de la Madonna del Passeggio, pintura de la que se conocen diversas copias, la mejor de las cuales se encuentra en la National Gallery de Edimburgo < (Meyer zur Capellen 2001-8, t. II, pp. 226-27).

Otra, también de notable calidad, se encontraba en 1644 y 1653 en Roma, en la colección Farnese (Óleo sobre tabla, 89 x 63 cm. Actualmente en el Museo di Capodimonte, inv. n.o Q 148).

Efectivamente, Giordano reprodujo fielmente e invertida la figura del Niño, la posición de las piernas de san Juan y el distinto tono de su piel, más tostado en el caso de este último. Sin embargo sabemos que la obra fue grabada en diversas ocasiones (Roma 1985, pp. 203-4, n.o XXXIII), por lo que Giordano bien pudo obtener de una estampa la posición de los niños. Por otra parte, existe una versión en Nápoles que solo la crítica más reciente ha relegado a la condición de copia y que Giordano bien pudo conocer y estudiar antes de su llegada a Madrid.

Sabemos que el ejemplar de Edimburgo perteneció a Felipe IV, quien lo regaló a la reina Cristina de Suecia.

Esta circunstancia podría explicar su temprana fortuna española, donde todavía se encuentran numerosas copias, alguna de las cuales pudo ser usada por el napolitano para la realización de su pintura. La más interesante de ellas se conservaba en la Colección Real y ahora pertenece al catálogo del Museo del Prado (Óleo sobre tabla, 100 x 74 cm, P314. Sobre esta copia y la fortuna del original en España, véase Ruiz Manero 1996, t. II, pp. 83-84. Madrid 1985b, p. 147, n.o 11). Se trata de un ejemplar de notable calidad, pintado probablemente a finales del siglo XVI, que Giordano pudo contemplar detenidamente en Madrid para obtener de ella interesantes conclusiones sobre la técnica rafaelesca y sobre el soporte. Este es de madera de chopo, habitual en la pintura de Rafael. Su estructura reproduce fielmente la que presenta la pintura del napolitano que aquí se estudia, con dos travesaños, también de chopo y tablas unidas por lazos de golondrina. Además, la copia de Rafael presenta pequeñas gotas de lacre rojo a lo largo de todo su perímetro, elemento no habitual en las traseras de pinturas antiguas y que quizás sirvió para fijar un aislante contra la humedad. De forma que no deja de sorprender, la pintura de Giordano presenta cuatro círculos de ese mismo lacre en el centro de sus cuatro lados, cuya justificación práctica, simplemente, se me escapa, más allá de imitar lo que probablemente fue considerado una característica específica de las tablas del maestro. Como en la copia rafaelesca del Prado, Giordano utilizó tablas distintas unidas por poderosos travesaños y colas de golondrina, todas ellas reutilizadas posiblemente de un mueble, tal y como parecen poner de manifiesto los dos rectángulos incisos con agujeros pareados en la trasera del cuadro, quizás huellas de un tirador correspondiente a un uso anterior de la tabla. Con ello, posiblemente Giordano trato de convencer sobre su antigüedad y alejar las sospechas sobre la auténtica paternidad de la pintura. [Úbeda de los Cobos 2017, pp. 185-188]

Multimedia

Ficha técnica

Obras relacionadas

Sagrada Familia
Aguatinta litográfica sobre papel avitelado, 1829 - 1832
Sagrada Familia
Aguatinta litográfica sobre papel avitelado, 1829 - 1832
Sagrada Familia
Aguatinta litográfica sobre papel avitelado, 1829 - 1832
Número de catálogo
P000169
Autor
Giordano, Luca (Copia de Rafael)
Título
La Sagrada Familia con santa Isabel y san Juanito
Fecha
Hacia 1697
Técnica
Óleo
Soporte
Tabla
Dimensión
Alto: 49 cm.; Ancho: 38 cm.
Procedencia
Colección Real (colección Mariana de Neoburgo, Alcázar, Toledo, hasta 1729; Convento de monjas bernardas de N. S. de la Piedad, vulgo Las Vallecas, Madrid, 1729-1741; col. Isabel Farnesio, Palacio de La Granja de San Ildefonso, Segovia, 1746; colección Isabel de Farnesio, La Granja, pieza donde se dice misa, 1746, nº 681; La Granja, pieza cuadrada inmediata al dormitorio, 1766, nº 681; La Granja, pieza cuadrada inmediata al dormitorio, 1774, nº 681; Palacio Real, Madrid, pieza de paso que sigue al oratorio, 1811, nº 774).

Bibliografía +

Museo Nacional del Prado, Museo del Prado: catálogo de las pinturas, Museo del Prado, Madrid, 1972.

Noticias del Prado. Levantamiento de depósitos. Las Palmas de Gran Canaria. Casa Museo Colón, Boletín del Museo del Prado, 8, 1987, pp. 207.

Museo Nacional del Prado, Museo del Prado: inventario general de pinturas, I, Museo del Prado, Espasa Calpe, Madrid, 1990, pp. nº690.

Rodríguez Rico, Carmen, Aportaciones y precisiones sobre obras de Luca Giordano, GOYA: REVISTA DE ARTE, 2001, pp. 346.

Aterido Fernández, Ángel; Martínez Cuesta, Juan; Pérez Preciado, José Juan, Colecciones de pinturas de Felipe V e Isabel Farnesio. Inventarios Reales, II, Fundación de Apoyo de la Historia, Madrid, 2004, pp. 400.

Úbeda de los Cobos, Andrés, Luca Giordano y el Casón del Buen Retiro, Museo Nacional del Prado, Madrid, 2008, pp. 168-173.

Scavizzi, G., Le prime opere. En: Scavizzi, G.; De Vito, G. Luca Giordano giovane, 1650-1664, Arte'm, Napoli, 2012, pp. 28, 29, 39, il. 19.

Otros inventarios +

Inv. Isabel Farnesio, La Granja, 1746. Núm. 681.
681-682 / Otras dos Pinturas origles de Jordan, que reptªn la Sacra Familia, en accion de leèr el Niño, y Sn Juan; ymitando el Autor el estilo de Raphael. Y el otro Sn Juan durmiendo quando el Angel le manifestò el misterio de la encarnacion; ymitando el citado Autor el Estilo de Corecho. Tienen à tres quartas menos un dedo de alto, y media vara y quatro de ancho. Marcos dorados de dos ordenes de Talla...2

Inv. Testamentaría Isabel Farnesio, La Granja, 1766. Núm. 681.
Pieza quadrada inmediata al Dormitorio [...] 681 / Ôtro [quadro] de tres pies escasos de alto, y dos de ancho, marco tallado, y dorado representa la Sacra Familia, de Jordan, vale quatrocientos rrs

Catálogo Museo del Prado, 1821. Núm. 338.

Catálogo Museo del Prado, 1828. Núm. 414.
GIORDANO. LA VIRGEN CON EL NIÑO DIOS; éste da lección de leer al joven san Juan, y santa Isabel le mira con devoción. Imitación de Rafael. Cuadrito muy bonito

Museo Real de Pinturas a la muerte de Fernando VII, 1834. Núm. 414.
La Virgen y el Niño Dios. De Guiordano. / Tª / 3180

Catálogo Museo del Prado, 1854-1858. Núm. 690.

Inv. Real Museo, 1857. Núm. 690.
Giordano (imitando a Rafael) / 690 Sacra familia / Jesús sostenido por nuestra señora da lección de leer a san Juan, mirándolos con devocion santa Isabel. C.L.) (tabla.) / Alto 2 pies, 2 pulg, 7 lin; ancho 1 pie, 8 pulg, 6 lin.

Catálogo Museo del Prado, 1872-1907. Núm. 192.

Catálogo Museo del Prado, 1910. Núm. 169.

Catálogo Museo del Prado, 1972. Núm. 169.

Exposiciones +

Intercambio con Apsley House
Londres
01.04.2012 - 14.01.2013

Luca Giordano en el Casón del Buen Retiro
Madrid
21.02.2008 - 01.06.2008

Objetos presentados +

Cestería: .33.

Fecha de actualización: 03-05-2019 | Registro creado el 02-12-2015

Más obras de Giordano, Luca

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba