El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás
Orestes y Pílades o Grupo de San Ildefonso
Ajello, Eutichio
Cerrar Continuar a ficha de la obra

Ajello, Eutichio

Gala (Messina), 1711 - Gala, 1793

Filósofo y teólogo, fue abad del Monasterio de Gala, donde realizó sus primeros estudios. Impartió Filosofía en París. Fue miembro y maestro de la Academia de Londres. Sería llamado a España por Isabel Farnesio, mujer de Felipe V, quien le nombraría su bibliotecario y anticuario. Retornado a Italia, ...

Fuente: Museo Nacional del Prado

Ver ficha de autor

Orestes y Pílades o Grupo de San Ildefonso

Mediados del siglo XVIII. Lápiz sobre papel, 480 x 337 mm. No expuesto

Grupo de San Ildefonso (E000028), la escultura más admirada y discutida del Museo del Prado. El grupo fue realizado, en la primera mitad del siglo I d. C., dentro de los cánones neoáticos muy despojados que informaron el estilo cortesano imperial desde la época de Augusto hasta la de Claudio. Al parecer, y según parece deducirse de las huellas analizadas durante su última restauración (en 1996), sufrió ya intervenciones y retoques en la Antigüedad, y queda la duda de si ya entonces se colocó sobre la figura de la izquierda o “praxitélica”, la cabeza idealizada de Antínoo, obra que, de cualquier modo, parece haber sido tallada en la época de Adriano para otro cometido.

Fragmentado y perdido durante muchos siglos, el grupo es citado, por vez primera, el 7 de enero de 1623, cuando figuran sus restos en posesión de Paolo Cataneo, a quien los adquieren los Ludovisi por 90 escudos. Poco después, se registra un pago al escultor Ipolito Buzio por labores de restauracion, entre las que pudo hallarse la de este grupo, y la pieza, ya reconstruida e identificada como Cástor y Pólux, aparece en el inventario del Palacio Grande de los Ludovisi en el Pincio. Poco tarda en hacerse famosa: es dibujada por Poussin y recibe el honor de ser incluida, con el título de Los Decios entregándose por la patria, en la colección de grabados de F. Perrier titulada Segmenta nobilium signorum et statuarum (Roma, 1638). Por entonces ofrece el mismo aspecto que en el presente dibujo, con una única salvedad: al personaje de la derecha o “policlético” le falta aún la antorcha de madera que aquí muestra sobre su hombro izquierdo.

Hacia 1669, el grupo es adquirido a Giambattista Ludovisi por el cardenal Camillo Massimi, quien lo instala en su Palazzo alle Quattro Fontane como centro y timbre de orgullo de su colección. Muerte el prelado, son muchos los que se interesan por la pieza, y el pintor Carlo Maratta convence a Cristina de Suecia para que lo compre, queriendo evitar que pase a manos del marqués del Carpio, lo que, en su opinión, supondría la salida de Roma de obra tan emblemática. Es el cardenal Decio Azzolini, en nombre de la Reina, quien paga en 1678 los mil escudos en que se valora por entonces la obra: pronto la hallamos en el sala octava de la galería de esculturas del Palacio Riario, bien identificada por su nombre más popular y repetido: el ya citado de Cástor y Polux. Es entonces cuando estudia y publica Audran la figura “policlética” del grupo, a la que llama La Paz de los griegos, analizando todas sus medidas para determinar sus proporciones. Según parece deducirse de su dibujo, aún no llevaba por entonces la antorcha de madera.

Tras la breve fase en que la colección de Cristina de Suecia pasa a manos de los Azzolini (1689-1692), Livio Odescalchi la traslada a su palacio frente a la iglesia de los Santos Apóstoles. Allí es colocada nuestra escultura en la sala tercera, y su imagen, ya provista de antorcha sobre el hombro de la figura “policlética”, es grabada y publicada en la Raccolta de P.A. Maffei. Cita este autor con respeto la tesis de Filipo del Torre, quien veía en el grupo Dos genios de la naturaleza junto a la Naturaleza misma con rasgos de Isis, pero prefiere la identificación como Vesper y Lucifer (los luceros vespertino y matutino). Muy poco años después, una copia en mármol, infiel en detalles menores y también con antorcha sobre el hombro, es colocada en los jardines de Versalles, sacándose por entonces sin duda un vaciado para la Academia Francesa de Roma. Una vez que la escultura, comprada ya a Baldassare Odescalchi, se embarca hacia España en 1725, abandonamos la amplia bibliografía que, en toda Europa, sigue discutiendo sobre ella y sobre la interpretación de sus personajes, basándose en grabados, copias y vaciados en yeso. Bastará que nos centremos en las peripecias de la estatua propiamente dicha desde que llega al Palacio de La Granja, lugar que le dará su nombre convencional hoy.

Por fortuna, son varias las noticias que tenemos del texto que Ajello escribió sobre el grupo entre ellas que fue un escultor español quien lo restauró en Roma y que él creía que se trata de Cástor y Pólux, que la figurita de mujer tiene en su mano derecha un huevo, con lo que significa el origen de los dos jóvenes, es decir, el ser hijos del cisne (Júpiter) y de Leda; que la acción de apoyar la figura de aquel mismo lado la antorcha sobre el ara significa el acto de encender el fuego en ella, y que el sostener la figura de la izquierda una pátera en la mano significa la proximidad del acto de sacrificar, en acción de gracias a Júpiter, por haberles concedido gozar de la inmortalidad divina a medias, pues uno de ellos murió. En el Palacio de La Granja, el grupo parece colocado en la “pieza tercera”, en compañía de obras tan importantes como Fauno del cabrito o el Sátiro en reposo de Praxíteles y, según podemos contemplar en el presente dibujo su aspecto no difería por entonces del que tiene hoy, al menos por lo que se refiere al aspecto general y a los atributos: las únicas variaciones que ha sufrido durante su presencia en el Museo, es decir, durante los dos últimos siglos, se limitan a aspectos muy concretos: la presencia, durante el siglo XIX, de las convencionales hojas de parra, la reciente retirada de la antorcha de madera y a raíz de la última restauración, la realizada por S. Bertolin en 1996, el restablecimiento de la inclinación que presentaba el héroe “praxitélico” en la Antigüedad.

El dibujo forma parte del conocido como Cuaderno de Ajello formado por un conjunto de cincuenta y nueve hojas sueltas, con dibujos a lápiz, destinadas a servir de modelo para la realización de una serie de grabados, que debían ilustrar un catálogo descriptivo de las esculturas reunidas por Felipe V y su esposa, Isabel Farnesio, en el Palacio Real de La Granja de San Ildefonso.

Museo Nacional del Prado, El Cuaderno de Ajello y las esculturas del Museo del Prado, Madrid, Museo del Prado, 1998, p.142-145

Ficha técnica

Obras relacionadas

Orestes y Pílades o Grupo de San Ildefonso
Mármol blanco de carrara, Hacia 10 a.C.
Número de catálogo
D003874
Autor
Ajello, Eutichio
Título
Orestes y Pílades o Grupo de San Ildefonso
Fecha
Mediados del siglo XVIII
Técnica
Lápiz
Soporte
Papel
Dimensión
Alto: 480 mm.; Ancho: 337 mm.
Serie
Cuaderno de Ajello, Dibujo 45
Procedencia
Colección Real

Bibliografía +

Museo Nacional del Prado, El Cuaderno de Ajello y las esculturas del Museo del Prado, Museo del Prado, Madrid, 1998, pp. 142-145.

Schröder, S. y Elvira Barba, M.A., ''Eutichio Ajello (1711-1793) y su descripción de la célebre Real Galería de San Idelfonso'', Boletín del Museo del Prado, XXIV, 2006, pp. 40-88.

Simal, M., Isabel de Farnesio y la colección real española de escultura. Distintas noticias sobre compras, regalos, restauraciones y el encargo del cuaderno de Ajello, Reales Sitios, LXXIX, 2006, pp. 267-268.

Corona y arqueología en el Siglo de las Luces, Patrimonio Nacional, 2010, pp. 104-105.

Herrero Sanz, Mª J., El grupo de S. Ildefonso o la ofrenda de Orestes y Pílades: de Roma a Madrid, Reales Sitios, XLVII, 2010, pp. 30-41.

Azcue Brea, Leticia, El origen de las colecciones de escultura del Museo del Prado. El Real Museo de Pintura y Escultura, El taller europeo. Intercambios, influjos y préstamos en escultura moderna europea. I Encuentro europeo de museos con colecciones de escultura, 2012, pp. 73-108.

Otros inventarios +

Inv. General, Sección 3ª. Dibujos, grabados, acuarelas y miniaturas, 1879. Núm. 209.
"209. Sesenta y seis dibujos sueltos al lapiz que representan las Estatuas antiguas de San Yldefonso en cincuenta y nueve hojas de las que siete contienen dos dibujos cada una- A. Desconocido. Alto de la cartera 0,31 ancho 0,53. Forada [sic.] de percalina verde- Corresponden estos dibujos al testo del mismo asunto que figura en la biblioteca con el nº..."

Exposiciones +

Carlos III y la Historia de la Arqueología Española: España, Italia y América
Madrid
15.04.2010 - 11.07.2010

Bernini, Velázquez, Luca Giordano. Le Corti del Barocco - Cortes del Barroco
Roma
12.02.2004 - 02.05.2004

El Real Sitio de La Granja de San Ildefonso. retrato y escena del rey
La Granja
15.06.2000 - 15.10.2000

El cuaderno de Ajello y las esculturas del Museo del Prado
Madrid
19.10.1998 - 03.01.1999

Fecha de actualización: 27-11-2019 | Registro creado el 14-07-2018

Más obras de Ajello, Eutichio

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba