El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Aprende <Atrás
Brueghel de Velours, Jan

Paisaje con galeras

Enciclopedia > Voz

Brueghel de Velours, Jan

Mercedes Royo-Villanova

(Bruselas, 1568-Amberes, 1625). Pintor flamenco. Miembro de una familia de grandes artistas, hijo de Pieter Brueghel el Viejo y nieto de Pieter Coecke y de Mayken Verhulst Bessemers, que, según la tradición, fue su primera maestra, ya que su padre murió cuando él era un niño. El tratadista Karel van Mander relata que estudió con Pieter Goetkind. Aunque la obra de su genial progenitor dejó huella en la suya, tuvo siempre claro su camino sin repetir de forma estereo­tipada las creaciones de su padre, como hizo su hermano Pieter. Se le llamó Brueghel de Velours (de Terciopelo), de las Flores o del Paraíso por su técnica pictórica y por algunos de los temas de sus obras. También es conocido como Jan Brueghel el Viejo para distinguirlo de su hijo Jan, hábil discípulo y colaborador suyo. Alcanzó un gran éxito profesional y social durante su vida y tuvo una pléyade de seguidores durante los siglos XVII y XVIII, pero ninguno alcanzó la perfección de su técnica. En 1590 viajó a Nápoles, luego a Roma y Milán, donde vivió en casa del cardenal Federico Borromeo, gran cliente y admirador suyo con quien estuvo en contacto hasta el final de sus ­días. En 1596 volvió a Amberes, donde en 1601 fue decano del Gremio de San Lucas. Después de su estancia en Praga en 1604, entró en contacto con los archiduques Alberto e Isabel Clara Eugenia; fue junto con Rubens uno de sus pintores favoritos, y pintor de la corte desde 1606. Cuando en 1618 visitaron Amberes los archiduques, el municipio decidió regalarles una muestra de los doce mejores pintores de la ciudad que consistió en dos grandes lienzos con el tema de la alegoría de los sentidos, y Jan Brue­ghel fue elegido director del proyecto, en el que colaboraron pintores de la talla de Rubens y Frans Snyders. Réplicas de estos dos lienzos pertenecen al Museo del Prado: La Vista y el Olfato y su pareja de idénticas medidas El Gusto, el Oído y el Tacto. Los originales debieron desa­­parecer en el incendio del palacio de Coudenberg en Bruselas en 1731. Otra serie de cinco tablas, que representan los cinco sentidos, también del Prado, fue realizada en colaboración con Pedro Pablo Rubens. El estilo de Jan Brueghel en sus comienzos sigue la tradición del siglo XVI influido por los grandes pintores del paisaje Joachim Patinir, Henri Met de Bles y Cornelis van Dalem, y su padre Pieter Brueghel el Viejo. Ya en los primeros años del siglo XVII, su espíritu innovador se hace visible y sus paisajes panorámicos, montañosos y de bosques frondosos se van convirtiendo en paisajes menos pintorescos y más realistas, más llanos, menos imaginarios y distantes y las líneas horizontales van dominando las composiciones. En la primera década del siglo XVII ya ha experimentado sus cambios fundamentales y dispone de un repertorio variado que seguirá inspirándole hasta su muerte. Le unió una gran amistad con ­Rubens, Joost de Momper, Hendrick van Balen y Sebastian Vrancx, con los que colaboró realizando obras conjuntas con asiduidad. Cultivó con éxito varios géneros de la pintura, pero es famoso especialmente por sus bellísimos paisajes y naturalezas muertas: bodegones, guirnaldas y floreros. Fue uno de los creadores de la pintura de gabinetes y abordó ­temas religiosos, mitológicos, alegóricos y de género (costumbristas) ­realizando las figuras no solo en sus pinturas, sino en las de otros artistas, como sucedió en su larga y fecunda colaboración con Joost de Momper, en la que éste realizaba los paisajes. De ello citaremos como ejemplo Excursión campestre de Isabel Clara Eugenia o La infanta Isabel Clara Eugenia en el parque de Mariemont. Ambos, recogidos en el inventario del Alcázar de Madrid ya en 1636, y hoy en el Prado, describen escenas de la vida de la infanta con sus damas en su palacio desaparecido de las cercanías de Bruselas. En otras ocasiones Brueghel realizó los paisajes y sus colaboradores las figuras, como sucede en otras obras significativas del Prado: el bello paisaje de hacia 1606 de La Abundancia y los cuatro elementos es obra suya y las figuras alegóricas son del pintor de Bruselas Hendrick de Clerck. La amistad de Brueghel con Rubens, que fue padrino de su hija Anna (futura esposa de David Teniers), fue estrecha, y su colaboración fructífera. De ello hay varios ejemplos en el Prado, aparte de las dos importantísimas series de los sentidos. La pareja de retratos del archiduque Alberto y de Isabel Clara Eugenia son de mano de Rubens de 1617, y los paisajes con los palacios de Tervuren y Mariemont al fondo, se deben a Jan Brueghel y figuran en el inventario del Alcázar de 1636. La visión de san Huberto se debe a ambos pintores como consta en el inventario de 1686 del Álcázar de Madrid «San ­Huberto de mano de Rubens, el país, ciervo y caballo de mano de Brueghel». El Prado conserva ­varios excelentes paisajes realizados exclusivamente por Jan Brue­ghel, entre ellos el paisaje con Recua y gitanos en un bosque de hacia 1614, que figura en el inventario de Feli­pe V en La Granja de 1746 y tiene una composición en diagonal que deja ver al fondo un amplio paisaje. Varias pinturas con flores y frutas del Prado, muestran la habilidad inigualable de Brueghel para representarlas. Destaca La Virgen y el Niño en un cuadro rodeado de flores y frutas, realizada hacia 1618-1621 en colaboración con ­Rubens, maravilloso festón de flores, legumbres, frutas y pequeños animales, que muestra su intenso estudio de la naturaleza, su dibujo preciso y minucioso, sus pinceladas menudas y su brillante colorido.

Obras

Bibliografía

  • Clerici, Fabrizio, Allegorie dei Sensi di Jean Brue­ghel, Florencia, Electa, 1946.
  • Puyvelde, Leo van, «Unknown Works by Jan Brueghel», The Burlington Magazine, xliv, Londres, 1934.
  • Baumgart, Fritz, Blumen-Brueghel, Colonia, DuMont, 1978.
  • Díaz Padrón, Matías, Catálogo de pinturas. Escuela flamenca del siglo XVII, Madrid, Museo del Prado, Patronato Nacional de Museos, 1975.
  • Crivelli, Giovanni, Giovanni Brueghel, pittor fiammingo o sue lettere a quadretto esistente presso l'Ambrosiana, Milán, Ditta Boniardi-Pogliani dei E. Besozzi, 1868.
  • Klauner, Frederike, «Zur Landschaft Jan ­Brueghels d. A.», Nationalmusei Arsbok, 1949-1950, pp. 5 y ss.
  • Winckelmann-Rhein, Gertraude, Blumen Brue­ghel, Colonia, 1968.
  • Winner, Matthias, «Zeichnungen des älteren Jan Brueghel», Jahrbuch der Berliner Museen, III, Berlín, Gebr. Mann, 1961.
  • Speth-Holterhoff, S., Les peintres flamands de cabinets d'amateurs au XVIIe siècle, Bruselas, Elsevier, 1957.
  • Ertz, Klaus, Jean Brueghel d. Ältere (1568-1625). Die Gemälde mit Kritischem Oeuvrekatalog, Colonia, DuMont, 1979.
  • Raczynski, Joseph Alexander Graf von, Die Flämische Lanschaft vor Rubens, Fráncfort del Meno, Prestel-Verlag GmbH, 1937.
  • Zoege von Manteuffel, K., «Eine verschollene Studienfolge Jan Brueghels d. A. und ihre Schicksale», Berliner Museen, xliv, Berlín, 1923.
  • Díaz Padrón, Matías, El siglo de Rubens en el Museo del Prado. Catálogo razonado de pintura flamenca del siglo XVII, Barcelona, Editorial Prensa Ibérica, y Madrid, Museo del Prado, 1995.
  • Denucé, Jean, Brieven en Documenten betreffend Jan Breugel I en II, Amberes, De Sikkel, 1934.
  • David Teniers, Jan Brueghel y los gabinetes de pinturas, cat. exp., Madrid, Museo del Prado, 1992.
  • Winner, Matthias, «Neubenstimmtes un Unbestimmtes im zeichnerischen Werk von J. Brueghel d. A.», Jahrbuch der Berliner Museen, XIV, Berlín, 1972.
Arriba