El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Actualidad <Atrás

El bodegón español en el Prado

Fundación CajaMurcia. Murcia 11/03/2010 - 06/06/2010

La exposición El bodegón español en el Prado constituye un acontecimiento cultural de destacado interés, considerando la extraordinaria calidad de las obras que se han reunido, la importancia de los maestros que las realizaron y la amplitud cronológica que abarca, desde comienzos del siglo XVII hasta mediados del XIX. A través de las creaciones de Van der Hamen, Zurbarán, Pereda, Arellano, Meléndez, Paret, Goya y Lucas, entre otros muchos autores, la muestra recorre la evolución de uno de los géneros pictóricos más sugestivos, el del bodegón, al que se suma el de los asuntos en los que predominan las flores, desde la fase inicial del Barroco hasta el Romanticismo.

Tan singular proyecto, compuesto exclusivamente por cuadros del Museo del Prado, ofrece a los visitantes la oportunidad de observar y valorar la rica evolución de la escuela española consagrada a la naturaleza muerta y admirar el genio de sus creadores, puesto que fueron muchos los pintores de primer orden que se dedicaron con sus pinceles a reflejar aspectos del mundo en derredor, con una maestría que hoy permite apreciar numerosos pormenores de la vida cotidiana de diferentes épocas.

La pintura de bodegones contribuye a establecer una de las múltiples facetas de la imagen histórica que se tiene de España, merced al punto de vista que ofrecen sus temas del día a día, en este caso los alimentos, los objetos de cocina y los utensilios caseros habituales, así como ciertas formas de las relaciones sociales, la gastronomía, las cocinas e incluso el ámbito de la decoración; además goza de una especial significación en razón de la carga simbólica que gran parte de sus obras poseen, debido a las alegorías que encarnan y a los mensajes que difunden, que van desde el espíritu religioso hasta la expresión material de la prosperidad.

Comisario:
Juan J. Luna, Jefe del Departamento de Pintura del Siglo XVIII del Museo Nacional del Prado.
Patrocinada por:
Fundación Caja Murcia

Multimedia

Exposición

El Siglo de Oro

El Siglo de Oro
Dos fruteros sobre una mesa
Tomás Hiepes (1598 - 1674)
Óleo sobre lienzo, 67 x 96 cm
1642
Madrid, Museo Nacional del Prado

Desde el final del siglo XVI y la iniciación del XVII la pintura de bodegones y floreros llegó a constituir un género independiente en Europa, por lo que comenzó a ser valorada en sí misma y no sólo como acompañamiento de asuntos religiosos, mitológicos, alegóricos o históricos en general.

Si bien fue en Italia y en Flandes donde empezaron sus pintores a crear piezas distintivas del género, en España también apareció y se estimó desde fecha temprana, a lo largo de los primeros años del Barroco, reinando Felipe III (1598-1621); con el tiempo fue creciendo su importancia y popularidad alcanzando su apogeo en los periodos sucesivos de Felipe IV (1621-1661) y Carlos II (1665-1700).

La pintura de bodegones ofrece un panorama singular de motivos: los alimentos, que van desde las hortalizas a los animales vivos o sacrificados, los embutidos e incluso las frutas, hasta los cacharros, de barro, loza fina o metal, los dulces en sus múltiples manifestaciones, los distintos utensilios, etc... Sus autores han alcanzado gran renombre; en esta exposición figuran cuadros de muchos, aunque no se encuentran todos: Van der Hamen, Felipe Ramírez, Juan Fernández “el Labrador”, Zurbarán, Hiepes, Pereda, Arellano y otros más que dieron categoría y gloria a la escuela española.

El siglo de la Ilustración

El siglo de la Ilustración
Ramillete de flores
Luis Paret y Alcázar
Óleo sobre lienzo, 40.4 x 35.5 cm
1780
Madrid, Museo Nacional del Prado

Habiéndose extinguido la dinastía de los Austrias en 1700, debido a la muerte de Carlos II, fue un nieto de Luis XIV de Francia, Felipe V (1700-1746) quien ocupó el trono español. Inicialmente los principios estéticos del barroquismo continuaron pero la llegada de autores extranjeros, así como la modificación paulatina de la administración y las instituciones del reino determinaron la evolución artística, proceso que se acentuó durante los reinados siguientes: Fernando VI (1746-1759), Carlos III (1759-1788) y Carlos IV (1788-1808).

La pintura de bodegones de la primera parte del siglo XVIII vivió de las ideas del periodo precedente; por el contrario la segunda mitad conoció un evidente desarrollo claramente dominado por la figura de Luis Meléndez, creador de series de bodegones dotados de una perfección, belleza y equilibrio que convierten a sus creaciones en auténticas obras maestras.

Indudablemente aparecieron otros autores bien definidos pero ninguno alcanzó el nivel cualitativo de Meléndez; no obstante, destacan Paret y Castillo entre otros. Por último la colosal figura de Goya, con un innovador lenguaje desagarrado puesto al servicio de un expresionismo muy personal, cierra la centuria, prefigurando ideas que definirán el realismo del siglo XIX.

El siglo XIX

El siglo XIX
Bodegón
Eugenio Lucas Velázquez (1817 – 1870)
Óleo sobre lienzo, 79 x 100 cm
Madrid, Museo Nacional del Prado

El comienzo de la centuria estuvo cargado de crisis de carácter socio-político, debidas al abrupto final del reinado de Carlos IV en 1808, la posterior invasión francesa con la imposición del gobierno intruso de José Bonaparte y la correlativa Guerra de la Independencia (1808-1813). El período concluyó con el regreso del rey legítimo en 1814, Fernando VII cuyo reinado, que se caracterizó por un acentuado absolutismo así como por la pérdida del imperio americano, se extiende hasta su muerte en 1833. Fue sucedido por su hija Isabel II (1833-1868); a lo largo de su época España inició la industrialización, pero también conoció una larga fase de guerras civiles.

Muchos de los pintores de bodegones y floreros de esta etapa se formaron en el siglo XVIII, por lo que su estilo artístico depende en una gran manera de los principios técnicos y estéticos de aquél, con un alto componente decorativo, de resultados tan brillantes como atractivos.

Entre los nombres de los artistas más destacados del período figuran los de Romero, Espinós, Montalvo, Romá, Parra y Lucas, sobresaliendo las alegres e intuitivas creaciones de quienes se formaron en la Escuela de Flores y Ornatos de la Academia de Valencia.

Obras

15

Bodegón de manzanas, ciruelas, uvas y peras

Juan Bautista Espinosa (Doc. 1628 - 1659)

Óleo sobre lienzo, 76 x 59 cm

h. 1630

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba