El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Actualidad <Atrás

Holandeses en el Prado

03.12.2009 - 11.04.2010

La exposición Holandeses en el Prado se ha organizado con motivo de la publicación del primer catálogo de la colección de pintura holandesa del siglo XVII del Museo del Prado. Reúne un amplio conjunto de las obras de esta colección prácticamente desconocida, ya que desde mediados de la década de 1940 apenas está representada en las salas del Museo.Por pintura holandesa se entiende la producida en las llamadas Provincias Unidas del Norte desde que, tras la firma de la Unión de Utrecht en 1579, se constituyeran en nación independiente, mientras que las Provincias Unidas del Sur (Flandes) permanecieron bajo dominio español. Eran siete provincias de las que Holanda era la mayor y su capital, Amsterdam, el motor económico de esta nueva nación que a lo largo del siglo XVII llegó a convertirse en una de las principales potencias europeas. La poderosa burguesía comerciante promovió un intenso desarrollo cultural y se sirvió de la pintura como el mejor vehículo de afi rmación de la nueva identidad nacional.Coincidiendo con la celebración de esta exposición y como complemento a la misma, el Museo expondrá en una sala anexa La compañía del capitán Reijnier Reael y el teniente Cornelis Michielsz Blaeuw, de Franz Hals y Pieter Codde, procedente del Rijksmuseum de Amsterdam. Esta pintura, que se exhibe en el Prado como parte del programa 'La obra invitada', permanecerá expuesta en el Museo hasta el 28 de febrero.

La exposición se ha organizado en torno a tres secciones: cuadros holandeses procedentes de las colecciones de Felipe IV y de Carlos II; cuadros holandeses de la colección de los Borbones; y nuevas adquisiciones: legados, donaciones, daciones y compras. Muchas de las obras expuestas han sido restauradas con motivo de la elaboración del catálogo. Gracias a estas restauraciones ahora se pueden apreciar las sutiles gradaciones cromáticas, los bellos efectos lumínicos o la precisión del dibujo de buen número de obras, cuyo estado de conservación impedía su justa apreciación.

Comisaria:
Teresa Posada. Conservadora de Pintura Flamenca y Escuelas del Norte. Museo Nacional del Prado

Acceso

Sala C. Edificio Villanueva

Horario

De martes a domingo de 9 a 20h

Multimedia

Exposición

Pinturas Holandesas en la colección de Felipe IV y Carlos II

Pinturas Holandesas en la colección de Felipe IV y Carlos II
Paisaje invernal con patinadores. Joost Cornelisz Droochsloot. Óleo sobre lienzo, 75 x 111 cm. 1629. Madrid, Museo Nacional del Prado.

La escasa presencia de pintura holandesa en los inventarios de las colecciones de los últimos Austrias, Felipe IV y Carlos II, se debió al contexto histórico y político, y además respondió a una cuestión de gusto y de desinterés artístico. Los pintores holandeses trabajaban en un ambiente protestante y, en su afán por liberarse de la influencia del Sur católico, habían optado por vincularse a la tradición pictórica nórdica, que era la defendida por la Iglesia reformada de línea calvinista imperante en Holanda. Se trataba, además, de un pueblo que había luchado por dejar de ser súbdito de la corona española y era enemigo de la Iglesia de Roma.

Como consecuencia, y a pesar de su extraordinaria e innegable calidad pictórica, Felipe IV y Carlos II –igual que otros coleccionistas italianos y franceses del siglo XVII– no podían encontrar deleite en unas obras vinculadas a esa tradición, que se apartaba del idealismo clasicista derivado del humanismo renacentista en favor de una pintura descriptiva y doméstica basada en el objeto y en la representación del entorno y el quehacer cotidiano.

Pinturas Holandesas en la colección de los Borbones

Pinturas Holandesas en la colección de los Borbones
Gallo muerto. Gabriël Metsu. Óleo sobre tabla, 57 x 40 cm. ca. 1659-1660. Madrid, Museo Nacional del Prado.

La llegada de la nueva dinastía de los Borbones coincidió con el cambio de siglo y con un giro en el gusto artístico. Felipe V e Isabel de Farnesio, ambos pasionados coleccionistas, trajeron consigo el interés por los cuadros de gabinete flamencos y holandeses que entonces imperaba en las diferentes cortes europeas. Como consecuencia ingresó en las Colecciones Reales un elevado número de cuadros fl amencos y, aunque en menor grado, holandeses, que sus sucesores no hicieron sino incrementar.

En la exposición se muestra una selección de los cuadros holandeses reunidas por los sucesivos monarcas de la Casa de Borbón. Abarca todos los géneros propios de la escuela: marinas, paisaje invernal, escenas de género, bodegones, cacerías, batallas y pinturas de historia.

A éste último género pertenece el cuadro de Rembrandt Judit en el banquete de Holofernes (antes conocido como “Artemisa”), que fue adquirido por Carlos III. Es una de las obras maestras del Museo del Prado y la única pintura del gran maestro holandés, hoy aceptada por todos los especialistas, que se conserva en nuestro país.

Nuevas adquisiciones: legados, donaciones, daciones y compras

Nuevas adquisiciones: legados, donaciones, daciones y compras
Retrato de una señora de la familia van Beijeren van Schagen (¿Theodora van Duvenvoord?). Michiel Jansz van Mierevelt. Óleo sobre tabla, 63 x 51 cm. 1620. Madrid, Museo Nacional del Prado.

Esta sección incluye las obras holandesas que ingresaron en el Museo del Prado en el siglo XIX a través de legados y donaciones, y las que ya en el siglo XX lo hicieron además a través de daciones y de compra directa, lo que ha permitido cubrir algunas de las lagunas de la colección, como el bodegón y, sobre todo, el retrato. Es todavía amplia la tarea por realizar en este sentido, pero estos nuevos ingresos demuestran que la holandesa es una colección viva y en continuo crecimiento.

Obras

Actividades

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba