El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Actualidad <Atrás

Retrato de España. Obras maestras del Prado

The Queensland Art Gallery. Brisbane, Australia 21/07/2012 - 04/11/2012

La exposición Retrato de España. Obras maestras del Prado reflexiona sobre el desarrollo del arte de la pintura en España durante más de tres siglos y sobre los factores internos y externos que influyeron en el mismo.

A través de tres grandes apartados, la exposición muestra el recorrido de la pintura española resaltando sus características políticas, sociales y de desarrollo artístico. El primer capítulo coincide políticamente con el Antiguo Régimen y desde el punto de vista cultural con el llamadoSiglo de Oro español; el segundo periodo abarca el último cuarto del XVIII y la primera mitad del XIX, una épocacrítica, con vaivenes importantes en las mentalidades, en la organización política y en las formas de relación social; y, por último, el tercero, abarca los últimos cincuenta años del siglo XIX, en los que se asiste al nacimiento de la España moderna.

Comisario:
Javier Portús, jefe de conservación de Pintura Española hasta 1700 del Museo
Coorganizada por:
Museo Nacional del Prado
Art Exhibition Australia
Queensland Art Gallery
Queensland Government
Con la colaboración especial de:
Acciona

Multimedia

Exposición

1550-1770. La pintura en un estado absolutista

1550-1770. La pintura en un estado absolutista
Felipe IV en traje de cazador
Diego Velázquez
Óleo sobre lienzo, 189 x 124 cm, h. 1633
Madrid, Museo Nacional del Prado

Excepcionales retratos, escenas mitológicas, pintura religiosa y bodegones de artistas como El Greco, Velázquez y Zurbarán muestran el esplendor del Siglo de Oro en España cuando el imperio estaba en pleno auge.

Esta sección pone en contacto al espectador con los artistas más destacados que trabajaron en el país a través de tres temas: el arte cortesano, que se ve representado por los retratos de Isabel Clara Eugenia y Magdalena Ruiz de Sánchez Coello y Felipe IV en traje de cazador de Velázquez, entre otros; la pintura religiosa a través de La Inmaculada Concepción de Aranjuez de Murillo o Cristo muerto sostenido por un ángel de Alonso Cano; y el bodegón, que se ve ampliamente retratado por obras de Juan van der Hamen y León, Luis Meléndez o Juan de Arellano.

1770-1850. Un mundo que cambia

1770-1850. Un mundo que cambia
María Antonia Gonzaga, marquesa de Villafranca
Francisco de Goya
Óleo sobre lienzo, 87 x 72 cm, h. 1795
Madrid, Museo Nacional del Prado

Con el tumultuoso fondo de la revolución francesa, las guerras napoleónicas y la invasión de los franceses en España, así como el inicio de una serie de devastadoras guerras civiles, los artistas españoles de finales del siglo XVII y principios del XIX se convirtieron en los cronistas de los distintos estamentos de la sociedad española.

Destaca en esta época la obra de Goya, pintor de las cortes de Carlos IV y Carlos V, que representó en sus obras los desastres de la guerra y la locura. Se incluyen en la exposición algunos de sus retratos neoclásicos como los de Manuel Silvela y la marquesa de Villafranca y una importante selección de estampas de las tres extraordinarias series del artista: Los Caprichos (1799) Los Desastres de la Guerra (1810-1815) y Los Disparates(1815-1823).

1850-1900. Los umbrales de la España moderna

1850-1900. Los umbrales de la España moderna
Viejo desnudo al sol
Mariano Fortuny
óleo sobre lienzo, 76cm x 60cm, hacia 1871
Madrid, Museo Nacional del Prado

Después de las guerras civiles, la emergencia en ciernes de una identidad nacional española a mediados del siglo XIX condujo a un periodo de relativa prosperidad económica. Una transición hacia el Romanticismo conllevó que se reflejaran más los gustos de la clase media, incluyendo paisajes, retratos, escenas históricas y religiosas y desnudos. En esta sección destacan las obras de Federico de Madrazo, conocido por su pintura de historia y sus retratos; de Eduardo Rosales que se inspiró en la figura de Velázquez en busca de un nuevo realismo dentro de la pintura española; de Mariano Fortuny, cuya fascinación por el orientalismo quedó patente en sus viajes exóticos y su carrera internacional; de Aureliano de Beruete, uno de los primeros pintores españoles en identificarse con el impresionismo y, por último, de Joaquín Sorolla, cuyas obras realistas representando la vida de los pescadores y los granjeros además del estudio de los efectos de la luz del sol y las sombras empujaron al arte español al umbral de la modernidad.

Obras

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba